El cardenal Giuseppe Versaldi, investido Doctor Honoris Causa por la Universidad Pontificia de Salamanca

9

El cardenal Giuseppe Versaldi, prefecto de la Congregación para la Educación Católica, ha sido investido hoy Doctor Honoris Causa por la Universidad Pontificia de Salamanca, cuya Facultad de Derecho Canónico propuso su nombramiento al Claustro Universitario.

La ceremonia académica ha estado presidida por el Gran Canciller y presidente de la Conferencia Episcopal Española, el cardenal Ricardo Blázquez Pérez, y la rectora de la UPSA, Mirian de las Mercedes Cortés Diéguez.

En su Discurso de Gracias, Giuseppe Versaldi ha analizado el Derecho Canónico como instrumento para encarnar en la Iglesia el mensaje de salvación y se ha centrado en la necesidad de una visión antropológica integral y de un conocimiento del mutable contexto histórico. “El Derecho Canónico debe ofrecer su aporte instrumental a la misión salvífica de la Iglesia tomando en cuenta la naturaleza humana y de las culturas que la humanidad ha desarrollado en el tiempo y en el espacio (…). Debe tener una correcta e integral visión antropológica y un conocimiento actualizado del contexto histórico en el cual vive la humanidad”.

En este contexto, el prefecto ha focalizado su discurso en “la naturaleza instrumental del Derecho Canónico y de las leyes eclesiásticas, las cuales comportan dos consecuencias destacables: por una parte, la necesidad de una continua referencia al mensaje evangélico que defina la misión salvífica de la Iglesia y, por otra parte, una idéntica referencia a la situación histórica mutable en la cual vive la Iglesia en el tiempo y el espacio. La ciencia canónica debe tener como fundamento la naturaleza misma de la misión de la Iglesia que Cristo le ha confiado: la salvación de todos los hombres”.

En lo que se refiere a la parte relativa a la Antropología Integral, el cardenal Giuseppe Versaldi ha señalado que “para encarnar el mensaje de salvación a favor de todos los hombres, el Derecho Canónico debe tener un conocimiento real y pleno de la naturaleza humana aunque este conocimiento no sea el objeto específico de la ciencia jurídica”.  En esta línea, ha indicado que “si es cierto que el canonista debe referirse a la imagen de la naturaleza humana como se obtiene de la Revelación, es igualmente cierto que, para lograr la finalidad del Derecho Canónico, debe confrontarse también con las contribuciones de las otras ciencias que estudian el hombre debiendo decidir en lo concreto las diversas situaciones y en confrontación con las diversas personas”. En este sentido, “gracias a la psicología moderna, de hecho, se puede entender mejor la influencia que las motivaciones del actuar humano tienen sobre la respuesta que el hombre da a la gracia que le viene de la redención”.

Por otra parte, el Contexto Cultural e Histórico fue el segundo bloque de análisis sobre el que versó el discurso del cardenal Versaldi. Para el prefecto, fue el Concilio Vaticano II el que recordó a toda la Iglesia la tarea de encarnar el mensaje evangélico en la cambiante realidad histórica, reclamando la necesidad del discernimiento para comprender la realidad del mundo al cual se predica el Evangelio, de ahí que “la Iglesia no se coloque fuera, y tanto menos contra el mundo por evangelizar, sino más bien comparte su destino”. En esta línea destaca que “es necesario conocer el contexto histórico que continuamente cambia en razón del tiempo y de los lugares en los cuales viven los hombres. En el último siglo, los cambios han tenido una rapidez y una globalidad tal que se afirma, especialmente en las sociedades avanzadas, la vivencia de una revolución antropológica de la cual se requiere tomar en cuenta, no para adecuarse, sino para comprender el efecto y dar respuestas adecuadas”.

Por último, el cardenal Giuseppe Versaldi ha concluido su discurso señalando que “las leyes eclesiásticas y el Derecho Canónico, para desarrollar su propia tarea de instrumento que encarna el mensaje de salvación, deben cumplir un doble servicio: el de indicar en lo concreto de la vida de la Iglesia aquellos bienes objetivos que colaboran en llevar el justo mensaje salvífico con los medios más apropiados para alcanzar la salvación; y aquel de corregir y curar a aquellos que por cualquier motivo han abandonado la vía del bien y se hacen mal a sí mismos y a la comunidad de los creyentes”.

La rectora de la UPSA, Mirian de las Mercedes Cortés Diéguez, en su Gratulatoria, ha manifestado “el más vivo agradecimiento por aceptar esta distinción, que tanto honra y enriquece a nuestra institución”. Cortés Diéguez ha insistido en el mérito académico del cardenal, así como en su largo servicio eclesial y su entrega a la causa de la educación. “En su persona queremos reconocer, además, el papel de la Iglesia en la preservación y el cultivo del conocimiento generado a través de los siglos, así como el compromiso de los Papas con Salamanca desde sus mismos orígenes universitarios”, añadió.

La rectora ha realizado un respaso de la historia de la Universidad en Salamanca, desde sus orígenes hasta hoy en día “sin duda, la condición pontificia ha determinado la secular tradición universitaria en esta ciudad”.UPS

Cortés Diéguez ha destacado también la pertenencia de la Universidad a la Conferencia Episcopal Española “es mucho más que un mero estatuto jurídico. De los obispos españoles hemos sentido siempre su cercanía efectiva y afectiva y especialmente de sus presidentes”, indicó. Con la misión de garantizar de forma institucional la presencia cristiana en el mundo universitario la rectora ha insistido en “poner al servicio de este gran proyecto todas nuestras actividades, de manera más directa las asignaturas Hecho religioso y fe cristiana y Visión cristiana del hombre y de la sociedad, junto con la actividad de la capellanía, de la pastoral univeristaria y las acciones de vountariado”.

“Nuestra Universidad no puede ni quiere ser ajena a la invitación del Papa Francisco a ir a las periferias, sean geográficas o existenciales. Esta invitación ha de animar a la universidad católica a encontrar una nueva hermeneútica en la docencia, en la investigación y aun en la gestión. Se evitará que el pensamiento que se genera en la Universidad viva en una burbuja, cuando en realidad ha de estar la preocupación por una comprensión integral de la persona humana y la pasión por una sociedad fraterna”, concluyó.

Por su parte, José San José Prisco, rector del Pontificio Colegio Español de San José de Roma, catedrático en excedencia de la Facultad de Derecho Canónico de la UPSA y padrino durante este acto de investidura, ha señalado en la Laudatio los méritos del cardenal Giuseppe Versaldi, entre los que ha destacado su colaboración con la Santa Sede, su contribución a  la ciencia canónica contemporánea -entre los que destaca su aportación a la clarificación del concepto de inmadurez afectiva y su influencia en el consentimiento y, en su faceta como pastor ante la importancia de una adecuada preparación al matrimonio-.

Fuente: Noticias UPSA

Leave a Comment