Personal Shopper, no sólo basta con tener buen gusto

portada_ps

Cristina González Corberá, directora del Instituto Nacional de Diseño, nos cuenta en esta  entrevista qué talentos y actitudes necesita tener un Personal Shopper, nos entrega algunos consejos para desarrollarse en este campo y resalta la  importancia de tener un plan para poder crecer y tener éxito en esta profesión.

“Está muy extendida la idea de que para trabajar en este sector es suficiente con tener buen gusto”

“Es importante tener claro que es una carrera de fondo, que no hay que impacientarse,  hay que empezar desde abajo,  trazar unas  metas e ir cumpliéndolas paso a paso”

“Un Personal Shopper acaba conociendo  todo lo que se puede sugerir, comunicar y conseguir a través de la moda”

personal_shopper Consejos para alguien que quiera iniciarse como personal shopper:

 1. Explorar el mundo de la moda, no solamente en cuanto a tendencias se refiere, sino a los distintos  profesionales que participan de ella.

 2. Conocer cuál es el papel de cada uno, las funciones que cumplen, como se interrelacionan entre sí. -Ver  cómo encajamos nosotros dentro de todo esto, atendiendo a nuestras propias cualidades e intereses, a lo que  perseguimos y queremos conseguir.

 3. Formarse adecuadamente, adquirir todos los conocimientos, las destrezas, las estrategias, entender las  claves que nos va a permitir una inserción exitosa en el mercado laboral.

 4. No perder las ganas, la ilusión, el tesón.

 5. Tener claro que es una carrera de fondo, que no hay que impacientarse, que hay que empezar  desde abajo, que se debe trazar un plan y unas metas e ir cumpliéndolas paso a paso. Esa es una buena vía  para alcanzar el éxito.

¿Qué cualidades debe tener una buena personal shopper?

  • Sentir pasión por la moda, demostrar una curiosidad insaciable, ganas de ensanchar la visión que se tenga al respecto, de aumentar los cocimientos, de no cerrarse en ideas preestablecidas, de no darlo todo por sabido, de aceptar que hay mucho por aprender.
  • Para ser un  gran profesional no vale con tener buen gusto, con estar al día en cuestión de tendencias o de poder diferenciar algunos estilos.
  • Se trata de entender que es necesario un conocimiento profundo sobre el sector, que se ha adquirido la capacidad suficiente para expresar adecuadamente la intencionalidad, la finalidad y la estrategia, a la hora de asesorar a los clientes.
  • No se debe olvidar que es un sector cada vez más maduro, solo los más cualificados, los que cuenten con la mejor formación tendrán posibilidades reales de poder desarrollar una carrera profesional.

¿Qué debe aprende un buen personal shopper?

  • Se aprende lo que es en esencia la moda: el estilo, la estética, la armonía, el equilibrio, la irreverencia y la provocación. Se aprende a encontrar los conceptos que entroncan con el lenguaje no verbal que una persona quiere utilizar para comunicarse a través de su aspecto.
  • Un personal shopper acaba conociendo  todo lo que se puede sugerir, comunicar y conseguir a través de la moda. Define estrategias, logra finalidades y es  por tanto alguien imprescindible para clientes que necesitan construir o potenciar su imagen en su espacio de trabajo o en su vida privada.

“La necesidad de perfeccionarse es crucial”

  • El mundo de la moda es por definición un mundo eminentemente dinámico, absolutamente cambiante, un mundo que exige someter a revisión continuamente los conocimientos adquiridos, para poder detectar las nuevas líneas de avance que se plantean.
  • Exige en definitiva contar con criterio para desestimar los procesos irrelevantes frente a los trascendentales. Todo esto se consigue con una buena formación de base. El conocimiento aporta criterio y respalda la comprensión de los fenómenos que se van produciendo, de tal modo que se pueda seguir aumentando adecuadamente los conocimientos para mantenerse siempre dentro del sector como alguien de referencia.

“La experiencia previa y la formación que esté relacionada con la moda siempre son útiles”

  • Todo suma, ayuda a construir y a enriquecernos. Solo hay que saber acompasar adecuadamente esta formación con los nuevos conocimientos. Así no cometeremos el error de dar cosas por sabidas, de establecer principios inmutables, de cerrarnos a lo nuevo e impedir admitir otros puntos de aproximación.
  • Hay que evitar el riesgo de ser dogmáticos, de abrazarse a ideas preestablecidas que nos limiten como profesionales.
  • Debemos  aprovechar lo que sabemos y entender que la formación interdisciplinar siempre es un buen camino para aumentar nuestro conocimiento.

fashion

 

¿Está de moda ser profesional de la moda?

  • Claramente. Es mucha la gente que muestra interés por desarrollarse profesionalmente dentro de este campo. Pero sorprendentemente en la mayoría de los casos se parte de una concepción completamente errónea del modo en que se tiene que realizar la inserción laboral.
  • Está muy extendida la idea de que para trabajar en este sector es suficiente con tener buen gusto, ciertas dotes de creatividad y un conocimiento acerca de la moda, que en muchos casos se reduce a reconocer firmas de prestigio y algunos que otros estilos. ¡Es un error!
  • Creer que se puede avanzar siendo autodidacta crea muchas frustraciones en quién se anima a intentarlo, ignorando que se trata de un sector altamente competitivo en el que solo los que cuenten con una buena formación van a tener posibilidades de trabajar de una forma continuada y sostenida en el tiempo.

“Son varias las posibilidades de desarrollo laboral en este campo”

  • Se puede ejercer como estilista de moda, asesor de imagen, personal shopper y editor de moda en los diferentes medios de comunicación, así como desarrollar una firma propia siendo capaces de crear una imagen corporativa a través del diseño de prendas. Es por tanto necesario tener una visión global del sector que nos permita advertir todas las posibilidades existentes.

“Un plan formativo de calidad y un profesorado de referencia son las claves”

  • Si fallan estos dos pilares, fallará todo lo demás. Ambas son cuestiones determinantes, aunque por supuesto existen una serie de condicionantes que también juegan un papel muy importante.
  • Debe existir un buen clima de aprendizaje, que la gente se sienta bien, con sensación de que aprende cada día, que se divierte, que disfruta con lo que hace, que sienta merece  la pena. Que ha acertado con la decisión.
  • Y por supuesto se debe ofrecer una formación con un precio adecuado. Es importante que el importe de la matrícula esté en relación con la calidad y la duración ofrecida.

Leave a Comment