12.213 cursos gratis
8.308.407 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Análisis de textos literarios

Autor: Sara González
Curso:
|1234 alumnos|Fecha publicación: 11/01/2011
Envía un mensaje al autor

Capítulo 8:

 Ejercitación. Leemos y analizamos El precursor de Cervantes de Marco Denevi

Análisis extratextual

Hemos elegido un texto breve, para poder más fácilmente focalizar cada punto de análisis.

“El precursor de Cervantes”

de Marco Denevi

“Vivía en El Toboso una moza llamada Aldonza Lorenzo, hija de Lorenzo Corchelo, sastre, y de su mujer Francisca Nogales. Como hubiese leído numerosísimas novelas de estas de caballería, acabó perdiendo la razón. Se hacía llamar doña Dulcinea del Toboso, mandaba que en su presencia las gentes se arrodillasen, la tratasen de Su Grandeza y le besasen la mano. Se creía joven y hermosa, aunque tenía no menos de treinta años y las señales de la viruela en la cara. También inventó un galán, al que dio el nombre de don Quijote de la Mancha. Decía que don Quijote había partido hacia lejanos reinos en busca de aventuras, lances y peligros, al modo de Amadís de Gaula y Tirante el Blanco. Se pasaba todo el día asomada a la ventana de su casa, esperando la vuelta de su enamorado. Un hidalgüelo de los alrededores, que la amaba, pensó hacerse pasar por don Quijote. Vistió una vieja armadura, montó en un rocín y salió a los caminos a repetir las hazañas del imaginario caballero. Cuando, seguro del éxito de su ardid, volvió al Toboso, Aldonza Lorenzo había muerto de tercianas.

·        Análisis extratextual:

 

Biografía del autor:

   Marco Denevi nació en Buenos Aires, Argentina, en 1922. Su primera y siempre recordada novela, Rosaura a las diez, obtuvo el Premio Kraft en 1955, iniciándolo en el camino de la literatura. Posteriormente recibió el Primer Premio de la revista Life en castellano en 1960 por la nouvelle Ceremonia secreta, y el Premio Argentores en 1962 por El cuarto de la noche. A partir de allí, conquistó un justo prestigio internacional basado en una obra profunda y deslumbrante. También quiso ser dramaturgo. Los Expedientes, obra estrenada en el teatro Cervantes, recibió el Premio Nacional de Teatro. Siguieron después otras obras -El emperador de la China, Cuando el perro del ángel no ladra-, pero Denevi dijo haberse dado cuenta de que no tenía otras condiciones para el teatro que las propias del espectador de obras ajenas, y no volvió a insistir. Desde 1980 practicó el periodismo político, actividad que, según él, le ha proporcionado las mayores felicidades en su oficio de escritor. Murió en la Ciudad de Buenos Aires el 12 de diciembre de 1998.

En la biografía no parece haber nada que aporte especialmente al análisis de este cuento en particular, tampoco parecen relevantes la época histórica, social y política. Sin embargo, podríamos ver una metáfora de la inversión social en el papel de la mujer en la historia del siglo XX, que pasó de ser objeto ideal a ser protagonista de la historia y de los procesos sociales y políticos (notar que este cuento fue escrito poco después de la muerte de Eva Perón).

Elementos de la narración.

En primer lugar, diremos que el tipo textual es un cuento relista.

Narrador: Narra en tercera persona. Su punto de vista es objetivo, no es parte del mundo de la narración. Aunque parece conocer todos los hechos, en todo caso es un narrador bien informado, pero no necesariamente omnisciente.

Tiempo: no hay marcas específicas de época, pero podemos deducir que se trata del tiempo posterior al de los caballeros andantes, porque hay un joven que sale a los caminos a realizar hazañas.

El orden cronológico es el lineal normal.

No conocemos cuánto tiempo pasa exactamente, pero debe ser el suficiente para que ella desarrolle su locura y su pretendiente salga en pos de aventuras y regrese.

Espacio: El lugar geográfico está explicitado: El Toboso, ciudad de España.

El lugar no está descripto en absoluto. Sólo sabemos que ella está en una casa con una ventana, pero su lugar es el afuera, hacia dond  mira: no es un ámbito cerrado. Se dice que su pretendiente salió a buscar aventuras, pero la narración no sigue ese espacio, sólo lo menciona.

Personajes: La protagonista es Aldonza Lorenzo, porque es la que genera la acción. Su enamorado es su co-protagonista y sus padres, sólo mencionados, no intervienen como personajes.

Sabemos de Aldonza que era una gran lectora (particular rasgo en una mujer de esa época)), que  perdió la razón e inventó un mundo de fantasía. Está apenas descripta, hay muy pocos adjetivos. El narrador dice explícitamente que ella está demente, pero también nos muestra su demencia a través de las cosas que hacía. La describe físicamente diciendo que tenía unos treinta años (edad que no representaba juventud es aquel tiempo) y marcada de viruela

No hay relaciones directas ni intercambio entre los personajes, se relacionan idealmente, no realmente. Ella espera a su caballero Don Quijote, y el muchacho que la ama quiere ganar su voluntad haciéndose pasar por aquél. Sin embargo, no llegan a encontrarse porque cuando él volvió, ella había muerto. Es una relación irreal, de fantasía. Ella espera a alguien que no existe, y el joven que la ama trata de hacerse pasar por ese alguien. No hay verdad en la relación.

Con respecto al joven enamorado, podemos concluir que no es mucho más lúcido que Aldonza, ya que –estando ella demente- podría haber tratado de seducirla sin necesidad de disfrazarse y salir a buscar aventuras. Esto muestra su espíritu simple e irracional de enamorado.

Argumento, estilo.

Argumento, acciones:

Las acciones principales son

  1. Perdida de la razón de la protagonista;
  2. Invención de un galán;
  3. Espera de dicho galán;
  4. Ardid de un enamorado para conquistarla;
  5. Vuelta del enamorado;
  6. Frustración por la previa muerte de Aldonza

Algunas de las acciones secundarias son,:

“…mandaba que en su presencia las gentes se arrodillasen, la tratasen de Su Grandeza y le besasen la mano.”

“Se pasaba todo el día asomada a la ventana de su casa…”

No hay indicios, todo está explicitado.

Argumento, estructura:

Introducción: “Vivía en El Toboso una moza (…)  y de su mujer Francisca Nogales”

Desarrollo: “Como hubiese leído numerosísimas novelas de estas de caballería (…)  esperando la vuelta de su enamorado”

Nudo: “Un hidalgüelo de los alrededores, que la amaba (…)a repetir las hazañas del imaginario caballero”.

Desenlace: “Cuando, seguro del éxito de su ardid, volvió al Toboso, Aldonza Lorenzo había muerto de tercianas.”

Análisis lingüístico

El lenguaje es concreto, casi telegráfico, no hay adornos ni largas explicaciones. Las oraciones son cortas. No hay muchos adjetivos, pero sí muchos verbos en oraciones simples, casi sin subordinación.

Los personajes no hablan, no podemos caracterizar su lenguaje. En el del narrador hay arcaísmos que nos pueden situar en un tiempo y contexto específicos (post novelas de caballerías).

Algunos arcaísmos: hidalgüelo, tercianas

Términos vinculados a las aventuras de caballerías: aventuras, lances y peligros,; armadura, rocín, hazañas, caballero.

Técnica narrativa: no hay diálogos, y hay poquísima descripción. Predomina marcadamente la narración.

Estilo: Las oraciones son cortas y concretas, con predominio de la coordinación. Abundan los verbos (como consecuencia del predominio de acciones), que van marcando las secuencias narrativas. Pocos adjetivos (dado que hay poca descripción). Predomina el campo semántico de la época quijotesca y de las novelas de caballerías.

Se menciona a otros protagonistas de novelas de caballerías: Tirante el Blanco, Amadís de Gaula, que son los mismos que se nombra en El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha, dell maestro Miguel de Cervantes Saavedra.

Hay una referencia metaliteraria evidente a El Quijote: Aldonza Lorenzo, la locura de Aldonza a causa de leer libros de caballerías, su cambio de nombre por el de Dulcinea del Toboso, toda la estructura argumental son de carácter metaliterario.

Análisis extratextual integrador. Conclusión.

Análisis extratextual integrador a posteriori

La intención del autor parece ser la de ironizar dando vuelta una historia harto conocida: aquí es Aldonza la que lee, enloquece, inventa su caballero y, al final, muere.

Podemos relevar varios temas, en diferentes niveles de lectura: el amor idealizado, los cambios sociales, la locura.

La finalidad del texto podría parecer lúdica a simple vista. Sin embargo podríamos conjeturar que Denevi está proyectando en su cuento algo de los cambios sociales con respecto al papel de la mujer en el siglo XX, y especialmente a partir de los ‘60. Aun así, no es Aldonza la que sale a buscar aventuras, sino su enamorado. Es un camino que todavía no ha sido completado, que está a medio camino.

No hay un mensaje explícito e intencionado.

Conclusión: Podemos concluir que Denevi logró una narración que produce un fuerte impacto con una economía de medios muy grande: frases cortas, simples, poca “ornamentación”, sin descripciones. Estilo despojado, en el que las palabras reconcentran su poder evocador. Nos transporta a unos momentos históricos y a una referencia metaliteraria precisos a través de la mención de unos pocos nombres y algunos términos caballerescos y arcaícos. Ahí termina lo convencional: Denevi toma un personaje preciso del Don Quijote y da vuelta la historia, sorprendiéndonos con una trasfondo de ironía sobre el verdadero protagonismo de las historias de caballería y el verdadero móvil de las mismas.  En definitiva: otro punto de vista sobre el Quijote.

Aquí dejamos otro cuento del mismo autor, para ejercitar el análisis:

Esquina peligrosa

Marco Denevi

El señor Epidídimus, el magnate de las finanzas, uno de los hombres más ricos del mundo, sintió un día el vehemente deseo de visitar el barrio donde había vivido cuando era niño y trabajaba como dependiente de almacén.

Le ordenó a su chofer que lo condujese hasta aquel barrio humilde y remoto. Pero el barrio estaba tan cambiado que el señor Epidídimus no lo reconoció. En lugar de calles de tierra había bulevares asfaltados, y las míseras casitas de antaño habían sido reemplazadas por torres de departamentos.

Al doblar una esquina vio el almacén, el mismo viejo y sombrío almacén donde él había trabajado como dependiente cuando tenía doce años.

-Deténgase aquí. -le dijo al chofer. Descendió del automóvil y entró en el almacén. Todo se conservaba igual que en la época de su infancia: las estanterías, la anticuada caja registradora, la balanza de pesas y, alrededor, el mudo asedio de la mercadería.

El señor Epidídimus percibió el mismo olor de sesenta años atrás: un olor picante y agridulce a jabón amarillo, a aserrín húmedo, a vinagre, a aceitunas, a acaroína. El recuerdo de su niñez lo puso nostálgico. Se le humedecieron los ojos. Le pareció que retrocedía en el tiempo.

Desde la penumbra del fondo le llegó la voz ruda del patrón:

-¿Estas son horas de venir? Te quedaste dormido, como siempre.

El señor Epidídimus tomó la canasta de mimbre, fue llenándola con paquetes de azúcar, de yerba y de fideos, con frascos de mermelada y botellas de lavandina, y salió a hacer el reparto

.

La noche anterior había llovido y las calles de tierra estaban convertidas en un lodazal.

Capítulo siguiente - Poesía

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:

Al presionar "Recibir" estás dándote de alta y aceptas las condiciones legales de mailxmail

Cursos similares a Análisis de textos literarios


  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Análisis de textos literarios. Taller de literatura
En este curso de literatura y lenguaje, vamos a dar algunas pautas de análisis de... [05/05/11]
467  
2. Géneros literarios. Formas de escritura
Los géneros literarios o formas de escritura nos ayudan a saber componer textos... [14/09/09]
14.546  
3. Textos literarios. Corrientes, géneros y formas de expresión
Textos literarios . Corrientes , géneros y formas de expresión , la... [29/01/10]
5.497  

El blog de mailxmail|¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail


¿Quieres recibir más cursos de Literatura? ¡Son gratis!