12.213 cursos gratis
8.308.407 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Confiabilidad operacional

Autor: Luis Amendola
Curso:
|1309 alumnos|Fecha publicación: 29/03/2011
Envía un mensaje al autor

Capítulo 1:

 Análisis de criticidad. Introducción

El objetivo de un análisis de criticidad es establecer un método que sirva de instrumento de ayuda en la determinación de la jerarquía de los procesos, de los sistemas y de los equipos de una planta compleja, permitiendo subdividir los elementos en secciones que puedan ser manejadas de manera controlada y auditable.

Desde el punto de vista matemático la criticidad se puede expresar como:

Criticidad = Frecuencia x Consecuencia

Donde la frecuencia está asociada al número de eventos o fallas que presenta el sistema o proceso evaluado y la consecuencia está referida con: el impacto y flexibilidad operacional, los costes de reparación y los impactos en seguridad y ambiente. En función de lo antes expuesto, se establecen como criterios fundamentales para realizar un análisis de criticidad los siguientes:

  • Seguridad
  • Ambiente
  • Producción
  • Costes (operacionales y de mantenimiento)
  • Tiempo promedio para reparar
  • Frecuencia de falla

Un modelo básico de análisis de criticidad, es equivalente al mostrado en la figura 1. El establecimiento de criterios se basa en los seis (6) criterios fundamentales nombrados en el párrafo anterior. Para la selección del método de evaluación se toman criterios de ingeniería, factores de ponderación y cuantificación. Para la aplicación de un procedimiento definido se trata del cumplimiento de la guía de aplicación que se haya diseñado. Por último, la lista jerarquizada es el producto que se obtiene del análisis.

criticidad

Figura 1. Modelo básico de criticidad

Emprender un análisis de criticidad tiene su máxima aplicabilidad cuando se han identificado al menos una de las siguientes necesidades:

  • Fijar prioridades en sistemas complejos.
  • Administrar recursos escasos.
  • Crear valor.
  • Determinar impacto en el negocio.
  • Aplicar metodologías de confiabilidad operacional.

El análisis de criticidad aplica en cualquier conjunto de procesos, plantas, siste­mas, equipos y/o componentes que requieran ser jerarquizados en función de su im­pacto en el proceso o negocio donde formen parte. Sus áreas comunes de aplica­ción se orientan a establecer programas de implantación y prioridades en los siguien­tes campos:

  • Mantenimiento
  • Inspección
  • Materiales
  • Disponibilidad de planta
  • Personal

En el ámbito de mantenimiento

Al tener plenamente establecido cuales sistemas son más críticos, se podrá establecer de una manera más eficiente la prioritización de los programas y planes de mantenimiento de tipo: predictivo, preventivo, correctivo, detectivo e inclusive posi­bles rediseños a nivel de procedimientos y modificaciones menores. También permi­tirá establecer la prioridad para la programación y ejecución de órdenes de trabajo.

En el ámbito de inspección

El estudio de criticidad facilita y centraliza la implantación de un programa de inspección, dado que la lista jerarquizada indica dónde vale la pena realizar inspecciones y ayuda en los criterios de selección de los intervalos y tipos de inspección re­queridos para sistemas de protección y control (presión, temperatura, nivel, veloci­dad, espesores, flujo, etc.), así como para equipos dinámicos, estáticos y estructurales.

En el ámbito de materiales

La criticidad de los sistemas ayuda a tomar decisiones más acertadas sobre el nivel de equipos y piezas de repuesto que deben existir en el almacén central, así como los requerimientos de partes, materiales y herramientas que deben estar dis­ponibles en los almacenes de planta, es decir, podemos sincerar el stock de mate­riales y repuestos de cada sistema y/o equipos logrando un coste óptimo de inventa­rio.

En el ámbito de disponibilidad de planta

Los datos de criticidad permiten una orientación certera en la ejecución de proyectos, dado que es el mejor punto de partida para realizar estudios de inversión de capital y renovaciones en los procesos, sistemas o equipos de una instalación, basados en el área de mayor impacto total, que será aquella con el mayor nivel de criticidad.

A nivel del personal

Un buen estudio de criticidad permite potenciar el adiestramiento y desarrollo de habilidades en el personal, dado que se puede diseñar un plan de formación técnica, artesanal y de crecimiento personal, basado en las necesidades reales de la instalación, tomando en cuenta primero las áreas más críticas, donde se concentran las mejores oportunidades iniciales de mejora y de agregar el máximo valor.

Información requerida en análisis de criticidad

La condición ideal sería disponer de datos estadísticos de los sistemas a evaluar que sean bien precisos, lo cuál permitiría cálculos “exactos y absolutos”. Sin embar­go, desde el punto de vista práctico, dado que pocas veces se dispone de una data histórica de excelente calidad, el análisis de criticidad permite trabajar en rangos, es decir, establecer cuál sería la condición más favorable, así como la condición menos favorable de cada uno de los criterios a evaluar. La información requerida para el análisis siempre estará referida con la frecuencia de fallas y sus consecuencias.

Para obtener la información requerida, el paso inicial es formar un equipo natural de trabajo integrado por un facilitador (experto en análisis de criticidad y quién será el encargado de conducir la actividad) y el personal de las organizaciones involucra­das en el estudio como lo son operaciones, mantenimiento y especialistas, quienes serán los entes focales para identificar, seleccionar y conducir al personal conocedor de la realidad operativa de los sistemas objetos del análisis. Este personal debe co­nocer el sistema, y formar parte de las áreas de: operaciones, mecánica, electrici­dad, instrumentación, estructura, programación, especialistas en proceso, diseñado­res, etc.; adicionalmente deben formar parte de todos los estratos de la organiza­ción, es decir, personal gerencial, supervisorio, capataces y obreros, dado que cada uno de ellos tiene un nivel particular de conocimiento así como diferente visión del negocio.

Mientras mayor sea el número de personas involucradas en el análisis, se tendrán mayores puntos de vista evitando resultados parcializados, además el personal que participa nivela conocimientos y acepta con mayor facilidad los resultados, dado que su opinión fue tomada en cuenta.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:

Al presionar "Recibir" estás dándote de alta y aceptas las condiciones legales de mailxmail

Cursos similares a Confiabilidad operacional


  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Confiabilidad en la Fase de Diseño
Si tradicionalmente la palabra proyecto ha sido asociada al departamento de... [29/03/11]
191  
2. El camino del liderazgo
Hoy en día se tiende a identificar gestor con líder. Sin embargo, y aunque ambos... [22/11/01]
52.549  
3. La gestión de la actitud
Cree un clima de confianza en su equipo de trabajo y consiga una gestión más... [15/03/02]
52.058  

El blog de mailxmail|¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail


¿Te gustaría visitar más cursos gratis de Dirección y Liderazgo?