12.213 cursos gratis
8.309.301 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Cuerpo, alma y espíritu

Autor: Oscar Merino
Curso:
8,67/10 (6 opiniones) |2611 alumnos|Fecha publicación: 23/05/2006
Envía un mensaje al autor

Capítulo 7:

 1° Tesalonicenses 5:23

"Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo".

Ahora sí podemos apreciar la trinidad humana: Cuerpo, alma y espíritu. Por supuesto, espíritu con minúscula porque se refiere a nuestro espíritu. Cuando la Biblia nombra por separado y hace una diferencia entre el alma y el espíritu, es cuando nos damos cuenta que no son la misma cosa. La Palabra no dice exactamente de dónde provino el alma, pero realmente no interesa. Podemos decir, sin temor a equivocarnos, que sale de la unión del espíritu con el cuerpo.

El alma es lo único que nos pertenece, como podemos concluir después de haber analizado en versículo de 1° de Corintios, porque allí dice que el cuerpo y el espíritu le pertenecen a Dios porque Él lo dio, pero el alma no, el alma nos pertenece a nosotros, de lo contrario la nombrarían.

                                              1° Tesalonicenses 5:23

En el alma están todas nuestras decisiones, sentimiento, juicios, pensamientos, emociones, etc.; es nuestra. A Dios le agradó que tuviéramos algo nosotros, que tuviéramos un libre albedrío. El Señor se agrada de que por nuestra propia cuenta lo busquemos para adorarle, tal y como se espera de una pareja de enamorados. Cuando nosotros fuimos novios de alguien nos gustaba que nuestra pareja nos buscara con amor por su propia cuenta, los que estamos casados de igual modo; sería molesto tener que obligar a una persona a querernos, menos a amarnos. Lo mismo pasa con Dios, Él quiere, anhela que lo busquemos para amarle, pero es una decisión nuestra el buscarlo.

Entonces, como nosotros somos trinos, cuerpo, alma y espíritu, podemos decir que Dios creó al hombre de la siguiente manera, como se muestra en la figura N° 1.

Esa es la trinidad humana, y es la situación en la que se encontraba Adán antes de pecar. Podemos decir entonces que es la figura adánica. Este era parte del Plan de Dios para con la humanidad: Poder comunicarse con nosotros a través de nuestro espíritu. Pero, ¿por qué no sentimos a Dios cerca de nosotros? ¿Por qué cuando levantamos una plegaria, rezamos u oramos a Dios sentimos como si estuviéramos solos, y muchas veces nuestras oraciones quedan en el más profundo de los silencios sin ser respondida? Veamos el siguiente versículo.

Capítulo siguiente - Génesis 2:16 - 17
Capítulo anterior - 1° Corintios 6:20

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:

Al presionar "Recibir" estás dándote de alta y aceptas las condiciones legales de mailxmail

Cursos similares a Cuerpo, alma y espíritu


  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Religión. Espíritu, alma y cuerpo
La palabra espíritu , se refiere solo a la parte inmaterial del hombre, el... [28/02/11]
320  
2. La integridad del espíritu. Comportamiento humano
En la época de los marineros del HMS Bounty , la razón para la insubordinación... [24/08/11]
24  
3. Cuerpo saludable
Quisieras aprender a como estar en forma y a tener una alimentacion sana? En este... [15/01/07]
3.416  

El blog de mailxmail|¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail


¿Recibir novedades de Religión? ¡No te costará nada!