12.213 cursos gratis
8.308.105 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Desarrollo cognitivo del niño

Autor: Editorial McGraw-Hill
Curso:
9,50/10 (2 opiniones) |3670 alumnos|Fecha publicación: 20/08/2010

Capítulo 5:

 Desarrollo cognitivo. Sistema auditivo

Este sistema es el más importante para el desarrollo normal del lenguaje. Si el niño no oye, no aprende a hablar con normalidad.

El sentido del oído hace posible la percepción de los sonidos y permite conocer sus características. Consta de:

• Oído externo: pabellón de la oreja y conducto auditivo externo.

• Oído medio: cadena de huesecillos, trompa de Eustaquio y celdas mastoideas.

• Oído interno:

- Laberinto óseo: vestíbulo, conductos semicirculares óseos y caracol óseo. Están llenos de perilinfa.

- Laberinto membranoso: utrículo, sáculo, conductos semicirculares membranosos y caracol membranoso.

Todos están llenos de endolinfa.

La parte más importante del oído interno es el caracol.

En él se encuentran las células con pestañas del órgano de Corti, que es donde las ondas sonoras originan el impulso nervioso, para desde ahí trasmitirlo, a través del nervio auditivo, a la corteza cerebral.

El sistema auditivo

Figura 2.2. El sistema auditivo.

La audición se realiza de la siguiente manera: el pabellón de la oreja recoge las ondas sonoras, que son transmitidas a través del conducto auditivo externo hasta el tímpano, el cual vibra. Las vibraciones van por la cadena de huesecillos hasta la ventana oval (paso del oído medio al interno). De ahí, las vibraciones pasan a la perilinfa y, luego, a la endolinfa, que mueve la membrana de Corti y, al contactar ésta con las pestañas de las células del órgano de Corti, se origina el impulso nervioso, que es transmitido por el nervio acústico hasta el lóbulo temporal de la corteza cerebral, que es donde se origina la audición. Así pues, no tenemos sensación auditiva hasta que el impulso no llega al cerebro.

Para hacer referencia a las alteraciones en el sistema auditivo se habla de deficiencia auditiva, sordera e hipoacusia.

Un niño es deficiente auditivo cuando su agudeza es insuficiente para aprender a hablar o para seguir una escolarización normal, o cuando presenta dificultades para participar en actividades propias de los niños de su edad.

En el ámbito educativo se clasifica a los niños con déficit auditivo en hipoacúsicos y sordos profundos.

• Hipoacúsicos: su audición es deficiente, sin embargo, con prótesis o sin ella, pueden adquirir el lenguaje oral por vía auditiva, aunque presenten alteraciones en la articulación y en la estructuración lingüística, dependiendo del grado de su hipoacusia.

• Sordos profundos: su audición les impide adquirir el lenguaje por vía auditiva, por lo que necesitan servirse de la visual para conseguirlo.

Los tipos de sordera dependen de la localización de la lesión. Si la alteración está en el oído externo o en el medio, tenemos la sordera o hipoacusia de conducción.

Si está en el oído interno, hay sordera o hipoacusia neurosensorial.

Hay cuatro grados de sordera: ligera (de 20 a 40 decibelios de pérdida), media (de 40 a 70), severa (de 70 a 90) y profunda (de más de 90 decibelios de pérdida auditiva).

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:

Al presionar "Recibir" estás dándote de alta y aceptas las condiciones legales de mailxmail

Cursos similares a Desarrollo cognitivo del niño


  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Desarrollo del lenguaje del niño
En este curso aprenderemos las diferentes etapas del desarrollo del lenguaje del... [26/08/10]
911  
2. Modelo cognitivo conductual. Teoría del aprendizaje
La conducta humana se aprende o se adquiere, con este curso estarás capacitado... [11/08/10]
1.137  
3. Enfermedades terminales. El niño y su familia
Cómo comunicarse con un hijo que va a morir . Esta complicada tarea se explica en... [04/05/09]
3.083  

El blog de mailxmail|¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail


¿Te interesa? ¡Te enviamos gratis las novedades de Psicología!