12.213 cursos gratis
8.309.302 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Capítulo 5:

 La electricidad en la República Dominicana

1º.     Sus inicios.

Cuales serían los pensamientos y perspectivas de los habitantes de la nación dominicana y en particular los de Santo Domingo sobre el desarrollo dominicano, cuando vieron que a penas 14 y un años después,  de los sucedido en New York y en la cataratas del Niágara respectivamente, que también para esa época fue fundada la primera empresa eléctrica española, la Sociedad Española de Electricidad, en Barcelona por Francisco Dalmau y Faura y su hijo, Tomás José Dalmau García, ¿tendríamos  instalaciones con los mismos propósitos de aquellas,  entrando por tanto a la era de la modernización..?

Fig. No. 24. Tren Sánchez - La Vega

Electricidad

Ciertamente el 16 de enero del 1896, se inaugura en la margen oriental del río Ozama la primera central eléctrica del país, con la finalidad principal del alumbrado público de calles y parque de la Ciudad de Santo Domingo. Nacimiento del Sistema Eléctrico Dominicano.

•            El Listín Diario del 6 de octubre del 1897, de forma breve  informa:

“COMENZARON LOS APAGONES EN ESTA CIUDAD”. Anoche estuvo a oscuras, y según parece, se debe a que están limpiando las calderas de la Planta Eléctrica. ….”

•            El Ayuntamiento de Santo Domingo, propone dar “luz pública gratis.”

•            Estos y otros eventos se desarrollaron en ese periodo del naciente Sistema Eléctrico Nacional.

Fig. No. 25.  Turbina hidráulica,

San Juan de La Maguana.

(1926).

Electricidad

Siguiendo los pasos, y conociendo las ventajas de constar con sistemas eléctricos, aún de manera aislada, varios Ayuntamientos y personas privadas, a nivel nacional, pusieron en marcha las instalaciones necesarias, principalmente en ciudades principales, para el uso de la electricidad de manera comercial, siendo en el año 1925 se instala la primera empresa comercializadora de energía eléctrica de mayor proporción,  “Compañía Eléctrica de Santo Domingo”,

Fig. No. 26.  Lector contadores empresa

Electricidad

pertenecía a Stone and Webster, firma privada de capital norteamericano,  la cual suministraba electricidad a la ciudad Capital y luego extendió las líneas de transmisión a otras ciudades del interior.

Fig. No. 27. Hidroeléctica Inoa, 250 kW, San José de las Matas.

(1942)

Electricidad

 
 Electricidad

2º.     Corporación Dominicana de Electricidad (CDE).

El suministro de este bien hasta los finales del año 1954 estaba a cargo del sector privado y en algunos lugares de los Ayuntamientos. Es en esa fecha cuando el Congreso Nacional aprueba mediante la Ley No. 4018, (30/Dic./1954), la adquisición por el Estado de las empresas de servicios públicos, destinadas a la producción, transmisión, distribución y comercialización de la energía eléctrica, creando para estos  fines, el 16 de enero de 1955, la Corporación Dominicanade Electricidad

Fig. No. 28. Sistema eléctrico año 1956.

Electricidad

Leyenda:

──── Líneas eléctricas de 69 kV existentes.

─ ─ ─ Líneas eléctricas de 69 kV a construir.

·       Unidades de generación particulares.

En  vista de la situación del recién adquirido sistema, se ordena la realización del primer Plan de Expansión, para el periodo 1955-1965, denominado: “Plan Trujillo de Electrificación Total de la República”, consistiendo en:

·           La instalación de unos 110 MW, con seis (6) nuevas centrales y el sistema de redes eléctricas asociado.

·            El costo estimado del plan era de unos 47.72 millones de pesos dominicanos distribuidos en:

o    17.80 millones de pesos para centrales.

o      9.92 millones de pesos para redes eléctricas.

o    20.00millones para las necesidades normales durante la construcción.

Fig. No. 29. Sistema eléctrico interconectado – Proyecciones, años:

      1960 y 1966

Electricidad  Electricidad

Leyenda:

──── Líneas eléctricas de 69 kV existentes.

─ ─ ─ Líneas eléctricas de 69 kV a construir.

·     Unidades de generación particulares

Cabe destacar  que de la capacidad total a instalarse, sólo alcanzó unos 80.30 MW, entre centrales a vapor y diesel y Puerto Plata 1 en construcción con entrada en 1966, es decir un cumplimiento del 80% del plan. (Se recuerdo que Trujillo fue ajusticiado en Mayo del 1961).  

Grafico No. 3.  Demanda estimas y Expansión del sistema

Electricidad

       Tasa crecimiento promedio anual 14.45%.

       Cargas máximas anuales. 35 MW (1955), 135 MW (1965).

De manera de tener una idea de lo que hubiese representado este Plan de electrificación, tomando en cuenta su Tasa Promedio de Crecimiento Anual (14.45%) como resultado de los valores de la CargaMáxima estimada para el periodo 1955-1966, con un Factor de Carga del periodo 1966-1998, la necesidades de potencia y de electricidad hasta el 2008, se muestra en el cuadro siguiente:

Cuadro No.1. Estimación Potencia y Energía

Electricidad

Más adelante veremos algunos cuadros similares con resultados, también interesantes, tomando como base valores de sus mismas fuentes y que como éste nos harán entender cosas  importantes.

3º.     La Corporación 1961 – 1998.

Luego de la desaparición de Trujillo, nuestro país, estuvo en un periodo sumamente crítico debido a la  efervescencia política y pobre planificación en general, normal luego de una tiranía de treinta años y como consecuencia de esta situación,  se puede afirmar, hubo  un estancamiento en el desarrollo económico en muchos sectores de la v ida nacional, incluyendo el sub-sector eléctrico.

Muy a pasar de que el nacimiento del Sistema Eléctrico Dominicano  tuvo lugar a finales del siglo XIX, 1896, es decir uno catorce (14) años después que Edison inaugurará el primer sistema eléctrico en New York, hoy en día esa diferencia expresado en desarrollo, es sumamente apreciable por no darle otro significado.

El incumplimiento de todos los Planes de Expansión realizado con el propósito de satisfacer la demanda de energía, ha traído como consecuencia el estado de suma precariedad en el suministro y calidad de electricidad que actualmente se encuentra el país.

Pero, en adicción a lo anterior, en su momento ya de habían identificado diferentes problemas los cuales contribuyan a la problemática eléctrica, tales como:

·           Falta de mantenimiento preventivo regular, consecuencia merma de la capacidad disponible de las unidades.

·           Regímenes térmicos (Heat Rates) muy elevados.

·           Aumento de las tasas de salidas forzadas.

·           Flotaciones de voltaje y frecuencia.

·           Falta de recursos, especialmente en moneda extranjera, para el mantenimiento de las planta.

·           Aumento de las pérdidas totales (técnicas más las. no técnicas).

·           Vulnerabilidad financiera manifestada en bajos índices de liquidez, ingresos netos negativos durante prolongado período y en consecuencia insuficiente generación interna de fondos.

·           Etc.

En efecto, estas situaciones y en virtud a la correlación que existe entre el crecimiento del Producto Bruto Interno (PBI) y la generación de electricidad, las interrupciones del suministro del servicio eléctrico, de acuerdo a estudio realizado, en el período 1984-1988, representaron pérdidas económicas por un valor de unos RD$300.00 millones anuales (En pesos dominicanos de 1980).

Cabe señalar que para principio de la década del 80, el costo de la energía no servida tenía un costo económico de unos US$1.14/kWh, este valor se redujo a unos US$0.60/kWh para los inicios de la década del 90, debido básicamente a la adquisición de unidades propias de generación de electricidad por parte de un gran sector de la vida económica nacional, pero el impacto económica al país de esas sustituciones por capacidad propia no ha podido ser  cuantificado (Costo de la unidades, operación y mantenimiento, etc.).

Por otra parte, de acuerdo a estimaciones de la Comisión Nacional de Política Energética, para mediado de la década del 1980, en el país había una capacidad instalada en centrales propias que sobrepasaba los 500 MW, en pequeñas, mediadas y grandes unidades de generación.

4º.     Previsiones de la potencia y energía eléctrica.

Es bien sabido que el suministro de energía eléctrica es esencial para el funcionamiento de nuestra sociedad, y por ello se hace necesario y de alta prioridad de garantizar no sólo el suministro en sí, sino también que éste se realice con calidad.

Como habíamos expresando en capítulo anterior en una de planificación indicativa, se incluyen previsiones sobre el comportamiento futuro de la demanda, los recursos necesarios para satisfacerla, la evolución de las condiciones del mercado para garantizar el suministro, los criterios de protección ambiental y otro conjunto de previsiones que se convierten en instrumento esencial al servicio de instancias administrativas y de operadores económico, facilitando tanto la toma de decisiones de inversión por parte de los agentes involucrados, como las decisiones de política energética en general.

Ahora bien, partiendo de las primicias y la necesidad de la planificación indicativa, la obligatoria se refiere a las ejecuciones de las infraestructuras eléctricas identificadas las cuales atiendan o resuelvan problemas de evacuación de electricidad en régimen ordinario y en régimen especial, apoyo al mercado y a nuevos consumidores, a problemas específicos de cada Comunidad y al reforzamiento de los grandes ejes entre Comunidades, es decir, su importante y necesaria contribución al desarrollo económico sostenido, así como a elevar la calidad de vida de las personas.

En ese sentido, unas series de estudios para los requerimientos de equipamientos eléctricos para satisfacer las necesidades futuras de potencia y energía  eléctrica se realizaron durante el periodo 1955 al 1998, siendo el primero para el periodo 1955-1966, enunciado más arriba, a partir del 1996, en el cuadro No. 2 se muestran los  estudios sobre los requerimiento de electricidad, así como las ofertas reales de potencia y energía del sistema eléctrico interconectado.

En este cuadro podemos observar las diferentes Tasa Promedio de Crecimiento Anual, tanto para la potencia como para la energía eléctrica, así como, para las mismas magnitudes, la de la oferta del sistema para el periodo 1966 a 1998. 7.97% para la potencia y 8,60% para energía.

Para ese mismo periodo, los estudios realizados muestran tasas que van desde un 12.48% a 4.86% para potencia y 12.48% a 4.66% para la energía, también podemos observar en este cuadro,  la existencia de dos previsiones de electricidad cuyas tasa de crecimiento promedio son menores a las de la oferta real obtenida en un periodo de 32 años anteriores a esos estudios.

Por otra lado, hay que tener en cuenta que mientras mayor sean las tasas promedios de crecimiento, mayores serán los requerimientos de energía eléctrica del sistema, por ende, mayores serán las necesidades de los requerimientos de nuevos equipamientos lo que significa mayores inversiones para satisfacer la demanda de electricidad.

La obtención de los financiamientos para poder llevar a cabo la ejecución de los planes de expansión ha sido unos de grandes problemas para lograr el desarrollo sostenido, adecuado y en el momento oportuno del sector, de ahí, que muchas veces organismos internacionales de financiamiento han “sugerido”, emplear tasas de crecimiento relativamente baja para los estudios en relación a la realidad nacional.

Decimos esto, ya que ninguno de los estudios realizados, han tenido en cuenta, por un lado, el consumo insatisfecho existente (Estimado: sobre los 325 MW) debido a la no adecuada calidad del servicio y por otro sobre todo los últimos, la cantidad de consumidores que poseen unidades propias de generación, las cuales deben de sumar, hoy en día sobre los 1,000 MW, de modo conservador, tenemos que recodar que:

DEMANDA = CONSUMO + PERDIDAS TOTALES.

Por desgracias nuestro sistema eléctrico desconoce la demanda real de electricidad a nivel nacional,  siendo los valores conocidos de potencia y energía lo relativo a las ofertas máxima que ha podido brindar el sistema de acuerdo a sus disponibilidades operacionales de las unidades de generación en servicio.

Cuadro No. 2.  Estudios realizado de los requerimientos de electricidad

Electricidad

Como ya habíamos mencionado, la Corporación Dominicana de Electricidad ha sido la empresa más estudiada de todos los sectores productivos dominicanos, esto se observa de manera sencilla en el cuadro precedente, donde independientemente de la metodología utilizada y de los niveles de informaciones existente en cada uno de esos momentos para la realización de esos estudios, cada uno de ellos muestra los niveles esperado de las necesites de electricidad, en los periodos correspondientes.

Pero, ya mencionamos que los niveles de incumplimiento de todos los Planes de Expansión realizado con el propósito de satisfacer la demanda de energía, ha traído como consecuencia el estado de precariedad en el suministro continuo  y de calidad de la energía eléctrica que actualmente se encuentra el país, optándose, contrario a lo estipulado en los Planes de expansiones mencionados, por soluciones de emergencia y alto costo de producción de electricidad para minimizar los efectos negativos de estos incumplimientos por parte del sistema y por otro lado a la adquisición de unidades particulares para su generación particular.

Fig. No. 30. Plan de Expansión de la Transmisión 1998-2000

Electricidad

Muy a pesar de todos sus problemas, el sector eléctrico obtuvo importantes financiamiento para dar cumplimiento a las necesidades de equipamientos requeridos y mejoramiento institucional, provenientes de organismos internacionales como el Banco Mundial, BID, así como de Alemania, Francia, Venezuela, Japón y otros país, pero con todo y contar  con sus financiamientos correspondientes, varios de esos proyectos sufrieron serios atrasos para su entrada en operación en el tiempo previsto, por ejemplo, por mencionar algunos, Río Blanco (hidroeléctrica), Barahona I (Termoeléctrica, con sobre nombre de Termo-nunca, por el tiempo en construirla), proyecto 13 subestaciones, otros como Manabao-Bejucal-Tavera y Centro de Control, luego de ser adjudicado y listo para dar inicio a su ejecución fue desestimado por el gobierno entrante y sustituido por otro, Jiguey-Aguacate (Construidas en  tiempo record, pero con alto costo).

Sin embargo, otros como el de Rehabilitación de los sistemas de distribución eléctrica de Santo Domingo, Santiago y 19 ciudades (1988-1994), con fondo del Banco Mundial y del BID, se pude decir que sus retrasos no fue tan significativo (A pesar de acortar su alcance). Gracias a este proyecto se pudo entrar en operación con cierta rapidez, las redes eléctricas, sobre todo los circuitos de distribución, afectados por el huracán Georges en las ciudades por las cuales hizo sus efectos, debido al hecho que luego del ciclón David los parámetros de diseños para las redes eléctricas fueron variados por la CDE,  para que puedan soportar estos tipos de fenómenos naturales. Este simple pero significativo hecho nos indica las ventajas económica, tangible y social, que representa dar los cumplimientos a la realización de los proyectos contemplados en los Planes de Expansión.

Como se ha podido observar, el sector eléctrico dominicano ha venido operando en condiciones de insuficiencia técnico-financiera durante buena parte de su creación. Tal situación deficitaria se atribuía, además de al  elevado nivel de pérdidas no técnicas, que era y sigue siendo una realidad incontrastable, a la incapacidad de la empresa monopólico estatal, la antigua Corporación Dominicana de Electricidad (CDE), para realizar las inversiones requeridas en el tiempo oportuno, por las deficiencias en la gestión administrativa.

Los aspectos mostrados en párrafos anteriores, nos confirman el nivel de análisis en el cual ha sido sometido el sector eléctrico dominicano, con el objetivo de que el mismo cumpla con su rol principal dentro del desarrollo económico nacional de manera continuo, racional y sostenido.

De acuerdo a los últimos estudios realizados para la CDE y de acuerdo a sus resultados, podemos estimar los valores de Potencia y Energía Eléctrica para los años los próximos 10 años a partir de la reforma del sector, 1998 al 2008.

Cuadro No. 3.  Estimación de la Potencia y Energía Eléctrica del Sistema. 1998-2008-

Electricidad

Nota. Calculado sobre la base de la Tasa Promedio de Crecimiento Anual de cada uno de ellos.

Tomando en cuenta esa serie de problemas inherentes a su funcionamiento y como respuesta a la globalización económica a nivel mundial de esos años, en diciembre del 1992, el Gobierno Dominicano sometió para su conocimiento y aprobación al Congreso Nacional el “Proyecto de Ley General de Electricidad”, la cual fue promulgada (con modificaciones) nueve (9) años después con el No.125-01.  El borrador de este proyecto de Ley fue elaborado por una Comisión y su equipo técnico nombrados por decreto para esos fines, con la asesoría de especialista chilenos y la colaboración del BID, Banco Mundial y el Gobierno de USA en un periodo de casi un año de trabajo.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:

Al presionar "Recibir" estás dándote de alta y aceptas las condiciones legales de mailxmail

Cursos similares a Electricidad y sistemas eléctricos. República Dominicana


  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Violencia intrafamiliar. República Dominicana
La violencia intrafamiliar es aquella violencia que tiene lugar dentro de la... [10/05/10]
777  
2. Seguridad Social en la República Dominicana
República Dominicana lleva dos décadas centrada en la conformación, aprobación e... [03/06/10]
918  
3. Electricidad. Instalación en media y baja tensión
Instalaciones eléctricas en media y baja tensión aplicadas al edificio de un... [06/08/09]
21.044  

El blog de mailxmail|¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail


Ponte al día de Industrial con nuestros cursos gratis