12.213 cursos gratis
8.308.239 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Estrés, ansiedad y depresión

Autor: Norberto Aldo Muzzupappa
Curso:
9,53/10 (61 opiniones) |65146 alumnos|Fecha publicación: 02/03/2007
Envía un mensaje al autor

Capítulo 20:

 Casos clínicos

Paciente de sexo masculino, cuenta  a la fecha de consulta con 59 años de edad.

Profesión: comerciante. Posee un comercio de lotería y quiniela.

Nivel educativo: estudios primarios completos.

Familia compuesta por: esposa, dos hijos varones y una mujer. Su hija se encuentra casada y con una hija. El hijo menor, se halla conviviendo con su pareja desde hace pocos meses. El mayor soltero, vive con sus padres encontrándose en tratamiento por padecer un trastorno de ansiedad (pánico) con probable fobia social, según refiere la familia.

Entrevista con la esposa:

La esposa, informa que Juan desde hace un año está deprimido, durante ese período no ha concurrido a atender su negocio en forma regular, que se queda acostado todo el día negándose a tomar alimentos, que para que coma algo, se le debe insistir y casi forzar a ello.

Preguntada la Sra. esposa acerca de la evolución de la enfermedad, hace referencia a que "en realidad hace varios años que Juan está deprimido", pero que desde hace un año su situación se ha agravado, "antes, Juan se deprimía, pero salía en pocos días y seguía trabajando, hasta que pasados a veces entre dos y tres meses, volvía a tener otra crisis, de la que volvía a salir" y así sucesivamente. Esto sucede desde hace varios años, encontrándose bajo tratamiento psicofarmacológico, prescripto por distintos profesionales (Psiquiatras), a lo largo del tiempo.

Primera entrevista con el paciente y su esposa: (Paciente atendido en domicilio)

Siendo las 16 hs. Juan se encuentra acostado, no se levantó durante el día, se negó a ingerir alimentos, dice no tener apetito. Su aspecto es desalineado y un poco desaseado. Se observa enlentecimiento psicomotor,

En el diálogo con Juan, se observa desde el ámbito cognitivo: baja autoestima "me siento un inútil, no puedo hacer nada". Dificultad en la concentración " se detiene a pensar que es lo que estaba diciendo". Desesperanza "esta vez, me agarró muy fuerte, no puedo salir, no tengo fuerzas".

Aspecto afectivo: Timia displacentera, fatiga y pérdida de energía. Nivel somático: Hipersomnia, "duermo un montón y cuando no duermo, igual no me quiero levantar..." Pérdida de apetito "no tengo ganas de comer nada..." Inhibición psicomotriz: Juan se mueve muy lento, arrastrando los pies.

Refiere ideas de muerte, incluso llega a decir que en una ocasión  pensó en cometer suicidio, habiéndolo planificado, "pensé de donde me iba a colgar..." Sentimiento de culpa por estar así "deprimido" y no poder sobreponerse, "preferiría  morir, así no soy más un problema para los demás, ni soy un estorbo".

Al momento de la primera entrevista, Juan, se halla medicado con:

Litio 300: 3 dosis diarias.

Rivotril: 3 mg. diarios, en dos tomas 1 mg. con el desayuno y 2 mg. con la cena.

Fluoxetina 10/100: ½ con el desayuno.

Juan refiere estar esperanzado con la idea de que al día siguiente, verá a un nuevo psiquiatra, "tal vez acierte con el tratamiento". Está esperanzado en la medicación. Nunca tuvo tratamiento psicoterapéutico en conjunción con el tratamiento psicofarmacológico.

La esposa refiere estar cansada con la enfermedad de Juan, "él no se ayuda, no colabora en nada", "con las que pasé yo, y todavía sigo" (ella padeció leucemia, llegando a recibir un trasplante de médula). Le resulta incomprensible que una persona (Juan) no pueda salir de la depresión, "es porque no quiere...". El hijo mayor, tampoco manifiesta una actitud colaborativa con la enfermedad del padre, suele manifestar enojo e incomprensión con él.

Preguntado Juan, acerca de si está dispuesto a iniciar un tratamiento psicoterapéutico, responde afirmativamente "y, tal vez todo sirva para sacarme de esto". Se acuerda una sesión semanal con atención domiciliaria. Se explica la importancia de elaborar algún proyecto personal y de evitar la permanencia en la cama, así como de ingerir alimentos a los efectos de comenzar a reponer esas fuerzas que él mismo sentía no tener.

Segunda a decimocuarta sesión

El paciente no ha variado su actitud, persiste su  esperanza en la atención psiquiátrica; el profesional psiquiatra, le ha solicitado estudios de laboratorio, para evaluar la condición del paciente.

Se interroga al paciente acerca de su historia vital, refiriendo que en su historia personal han sucedido eventos que le provocaron períodos de depresión, ellos son: el año en que fallecieron sus suegros; el año (1975) en que la hermana fundió una empresa familiar (se desmembró la familia); diciembre del 2001 y sus consecuencias, situación a la que refiere su actual estado, "desde ahí las cosas empezaron a cambiar, la gente no tenía más plata, cada día venía menos gente al negocio, los comerciantes de la cuadra, nos juntábamos en las veredas a charlar, y todas eran pálidas (ideas negativas referidas a la situación actual y al futuro). Algunos fueron cerrando sus negocios, otros se murieron... Yo ya no quería salir a la calle, no quería conversar con los demás, comencé a no querer ir, llegaba tarde al negocio o directamente no iba, no se vendía nada, los gastos superaban a las entradas, llegaban las cuentas y no las podía pagar, hasta que hace meses que ni voy".

Juan se muestra tembloroso, inestable en su motricidad. Refiere estar nervioso. Tener temor al mundo exterior.  "el trabajo no responde", "estoy medio grande para empezar otra cosa", "en el negocio me molesta estar solo tanto tiempo". "tengo ganas de hacer cosas, pero no se qué

Se explica el modelo A-B-C, a los efectos de que el paciente entienda que es lo que le estaba pasando y cómo sus pensamientos eran los que  en realidad producían sus sentimientos, emociones y conductas, que eran las consecuencias de los mismos y no de la situación desencadenante tal como él refería.

Se plantean ejercicios de exposición en realidad virtual, en los que se imaginara concurriendo a su negocio, en forma paulatina y trabajando en el mismo. Este ejercicio era planteado como experiencia previa a la exposición en vivo  que se planificaría para más adelante.

Se lo invita a salir a la calle (como tarea para la semana) para así poder comenzar vencer su reticencia y temor al entorno.

Los estudios clínicos de Juan, han dado como resultado una alta concentración de Litio en sangre, el psiquiatra, comienza a reducir la medicación a los efectos de producir un cambio en la misma.

Juan padece altibajos en su tratamiento, a pesar de ello, se muestra colaborador, pero se queja de no poder cumplir con todas las pautas y tareas que se han acordado. Si embargo su autoestima se encuentra más alta. Ha podido ir a su negocio en dos ocasiones, junto con la familia, han decidido venderlo dado que no pueden mantenerlo operativo. Juan está de acuerdo y al producirse la venta dice "ahora estoy más aliviado, me saqué un peso de encima, eso era como un elefante".

Refiere sin embargo  su deseo de ponerse bien para emprender otra tarea, "aunque sea como remisero, hasta que aparezca otra actividad un poco más rentable".

En la séptima semana de tratamiento, Juan padece una recaída en su depresión, provocada presuntivamente por encontrarse en una situación de abstinecia ante la  falta de medicación que ha llegado casi a cero (sólo toma Rivotril 1 mg. o dos por día si está muy ansioso. Está pautado que al día siguiente, comenzaría con su nuevo esquema psicofarmacológico.

Durante las dos siguientes semanas, el paciente sufre de altibajos en su estado de ánimo, refiriendo alteraciones en los planos cognitivo y comportamental. Se debe fundamentalmente a la adaptación al nuevo esquema de fármacos, el que ha sido diseñado de la siguiente manera: (según informa la Sra. esposa)

Rivotril 2 mg. tres tomas diarias Total 6 mg.

Litium 300, una toma diaria, ½ dosis.

Carile 10 tres dosis diarias.

Se observa estabilidad emocional, sueño y memoria conservados, Timia normal, alimentación regular (aunque de bajo valor nutritivo= almuerzo: Postres Royal - Sandwichs - Cena: comidas elaboradas)

Se le pide que elabore un proyecto de actividad, se acuerda que iba a comenzar a pintar un importante patio de su casa y que comenzara a salir.

Comienza a cumplir con ambas tareas, le resultan gratificantes, aunque se siente cansado y dolorido físicamente, su estado emocional es bueno, el sueño y la alimentación están conservados.

Elabora nuevos proyectos referidos a su salud dental, refiere querer iniciar un tratamiento  odontológico dado que  su dentadura se ha visto afectada, según él, por el exceso de consumo de litio.

Juan dice que comenzará a buscar un nuevo trabajo remunerado cuando se sienta pleno y al ciento por ciento de su capacidad, dado que a veces, se siente un poco bajoneado, especialmente los días en los que llovió y no pudo pintar. Se elabora un nuevo ABC y se da cuenta de que en realidad no es el no sentirse bien el que le impide hacer cosas sino que a la inversa, el no hacer; le hace sentir mal.

Juan continúa su tratamiento, evolucionando favorablemente.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:

Al presionar "Recibir" estás dándote de alta y aceptas las condiciones legales de mailxmail

Cursos similares a Estrés, ansiedad y depresión


  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. La ansiedad infantil
Es frecuente que, como adultos, neguemos la posibilidad de depresión y ansiedad en... [15/11/05]
30.067  
2. La ansiedad y su tratamiento
Ansiedad es un término muy generalizado que agrupa una amplia gama de síntomas... [11/04/06]
22.583  
3. La depresión. Psicoterapia
Actualmente cada día va aumentando el número de personas que sufren de depresión ,... [15/08/11]
225  

El blog de mailxmail|¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail


¿Te interesa? ¡Te enviamos gratis las novedades de Psicología!