12.213 cursos gratis
8.309.047 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

El euro

Autor: Adriana Guevara
Curso:
10/10 (1 opinión) |6304 alumnos|Fecha publicación: 27/12/2004
Envía un mensaje al autor

Capítulo 37:

 Sector laboral europeo (6)

La Tabla 27  muestra los dos períodos analizados uno de 1986 a 1991 otro de 1992 a 1996 (después de la firma del Tratado de Maastricht).  En el primer período se observa que los países que más pierden días de trabajo son:  España, Grecia, Italia y Finlandia.  En el segundo período los países que más pierden días de trabajo son: España, Irlanda, Italia y Finlandia.  Esto hace suponer que las personas no muestran su descontento por la forma del Tratado de Maastricht y las consecuencias del mismo, ó bien que hay bienestar general.

Es evidente la estrecha relación entre los conflictos laborales y la política laboral de cada Estado miembro de la UE, así se tiene que en países donde se han limitado los derechos conseguidos por los empleados y sus sindicados el número de días perdidos es mayor, tal es el caso de  Finlandia, Suecia, España e Italia.  Pero también es importante anotar el efecto que tiene el número de parados (desempleados) en estas actividades,  países como Alemania, Austria e Inglaterra presentan los índices de conflicto más bajos de la Unión.

Tabla 27. Días de trabajo perdidos en todos los sectores por conflicto laboral  (1000 asalariados). Años 1992 a 1996

Sector laboral europeo (6) 

Fuente: Eurostat (Anuario Eurostat 1997)

Los países pertenecientes a  la Unión Europea han visto  como el desempleo ha ido creciendo en forma paulatina  y  casi constante, salvo breves periodos temporales de expansión  económica, a lo largo de la década de lo noventa.  Un primer análisis de este fenómeno se llevó a cabo en un amplio estudio de reflexión y prospección conocido como Programa FAST (Forecast and Assessment in the Field of Science and Technology).  En principio parece extraño que en un programa centrado en la problemática tecnológica terminará adquiriendo tanta importancia la perspectiva del empleo pero no lo es tanto si se tiene en cuenta que el empleo era ya el mayor problema de la UE en la década de los ochenta y aún lo sigue siendo en la actualidad.[1]

La finalidad del FAST era el diseño de una política de I+D a nivel de la UE, la cual no puede considerarse como una solución al problema del desempleo, pero sí colateralmente en el sentido de facilitar las vías de nuevos desarrollos tecnológicos y de las nuevas oportunidades socioeconómicas.  Además, en este estudio adquirió una cierta importancia la problemática regional, pues en determinadas regiones atrasadas  el problema del desempleo estructural es muy preocupante, con tasas que rondan el 30% de sus respectivas poblaciones activas.  El esfuerzo por reducir los niveles de desempleo pasaría por una política mucho más activa en este tipo de regiones marginadas por la libre actividad del mercado.

Por otro lado, se preveía que algunos grupos sociales encontrarían el acceso al mercado de trabajo progresivamente más difícil, como es el caso de las mujeres, los obreros poco o no cualificados, los de mediana edad y los inmigrantes. 

Las repercusiones cualitativas que el cambio tecnológico está ejerciendo sobre el empleo y la organización del trabajo, se apuntaban más importantes, incluso, que las que se ejercerían sobre la producción.  A este respecto se señalaban una serie de tendencias: [2]

·        La concentración de un porcentaje de la población activa cada vez mayor en los sectores ligados a las tecnologías de la información durante la década de los noventa, y en el próximo siglo alrededor de las biotecnologías; las cuales repercutirán sobre el empleo de una forma tan intensa como la informática y las telecomunicaciones lo hacen ya en la actualidad.

·        Un aumento de la demanda para las cualificaciones altamente especializadas, con un descenso posterior a medida que fuesen consolidándose los nuevos sectores económicos ligados a las nuevas tecnologías.

·        Una polarización creciente de las cualificaciones requeridas por la fabricación de nuevos productos.

·        Una disminución de las tareas repetitivas, sustituidas por la automatización.

·        Respecto del proceso de trabajo, la extensión de nuevas formas de organización.

Pero los temas de reflexión relacionados con el empleo apuntaban otras cuestiones que daban un tinte negativo a la hora de solucionar el problema del desempleo en el corto o medio plazo.  Estos son: [3]

·        La elevación de los niveles de desarrollo económico produce una paulatina regresión de la agricultura tradicional y su sustitución por otra de tipo más empresarial.  Este hecho, denominado la Ley de Engel, determina un porcentaje cada vez menor de población activa en el sector agrario a medida que se elevan los niveles de vida de la población.  Los países europeos menos desarrollados, especialmente los de la cuenca mediterránea tienen un porcentaje de población activa agraria mucho mayor que los más industrializados y en algunas regiones aún mucho más.  Es de suponer, por tanto, que seguirá produciéndose un éxodo rural, en los próximos años.  Cuantos serán? A dónde irán? Su reciclaje será fácil o engrosarán el desempleo estructural? 

·        El cambio tecnológico supone una revolución permanente en la enseñanza.  El descenso de la natalidad supondrá una mejora de la relación entre docentes y alumnos, en general; pero los movimientos de población seguirán creando problemas puntuales.  La penetración de las nuevas tecnologías en las empresas, las oficinas, las casas y las aulas permitirán nuevas formas de aprendizaje complementarias o en conflicto con las que actualmente ofrecen la enseñanza institucionalizada.

·        La sociedad industrializada en la que hemos vivido concentraba el trabajo en el centro laboral, la fabrica, la oficina.  Sin embargo, en la sociedad de servicios en la que nos estamos adentrando se posibilita el retorno al trabajo en el domicilio, gracias a la informática y las telecomunicaciones.

·        El promedio de los trabajadores maduros.  En el año 2000 se calcula que entre el 15% y 20% de la población será mayor de 65 años.

·        Otra cuestión  importante es la de las repercusiones que las nuevas tecnologías ejercen sobre el empleo.  El desarrollo tecnológico actual es altamente ahorrador de empleos y la generación de nuevos servicios  y nuevos empleos  no garantiza el reciclaje y la  colocación de todos los individuos que han perdido su ocupación.  Prever esta dinámica de una forma correcta minimizaría los puntos negativos sobre el empleo del futuro.

·        Las relaciones con los países menos desarrollados es otro punto importante para el empleo.  El espíritu de apertura interno que ha puesto en marcha  la UE es preciso demostrarlo ahora con terceros países.  Existen grandes potencialidades que exigirían  de los países desarrollados hacia ellos. Grandes inversiones, considerables transferencias de conocimientos, mayor apertura de los mercados y una mayor cooperación económica, pues, si estos incrementan sus niveles de desarrollo económico, posibilitarán nuevos mercados  y un incremento del trabajo.

[1]op. cit

[2]op. cit

[3]op. cit

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:

Al presionar "Recibir" estás dándote de alta y aceptas las condiciones legales de mailxmail

Cursos similares a El euro


  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Guía urgente del euro
Estamos viviendo un acontecimiento histórico: la sustitución de la peseta por el... [10/12/01]
1.706  
2. Cómo invertir bien en Bolsa
Mucha gente ve la Bolsa como el dominio de los amantes de las cifras que hablan en... [04/06/02]
47.072  
3. Introducción a los mercados financieros
A la hora de realizar una inversión financiera es necesario conocer los distintos... [11/06/02]
58.938  

Capítulos del curso


El blog de mailxmail|¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail


Ponte al día de Contabilidad y Finanzas con nuestros cursos gratis