12.213 cursos gratis
8.308.105 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Mantenimiento de ordenadores

Autor: Jesus Omar Marin Hernandez
Curso:
9,36/10 (14 opiniones) |59807 alumnos|Fecha publicación: 01/12/2005
Envía un mensaje al autor

Capítulo 17:

 Mantenimiento de la unidad de Disquetes

En este capítulo trataremos el mantenimiento de las unidades de disquete (unidades de floppy, según dicen los anglófilos) y algunas recomendaciones relacionadas con el uso, formateo, y almacenamiento de los disquetes. Las unidades de 3-1/2" de doble densidad constituyen un estándar actual.

Si nunca has visto un disquete por dentro, desarma el próximo que se te dañe y podrás comprender mucho mejor todo lo que tratamos aquí. Su sencillez y simplicidad resulta sorprendente, de ahí su bajo costo. Observarás que el soporte magnético es una simple lámina circular flexible, en algunos casos recubiertos de teflón para reducir la fricción.

A diferencia de los discos rígidos, la cabeza magnética de lectura-escritura se pone en contacto directo con el soporte magnético. Como la velocidad de rotación es baja (300 rpm) la fricción es mínima, pero siempre existe el desprendimiento de polvo magnético o del recubrimiento de teflón, que aunque en pequeñísimas cantidades contaminan al cabezal, pudiendo eventualmente ocasionar fallos de operación por lo que se requiere su limpieza sistemática. Este hecho también determina la vida limitada de los disquetes, que más tarde o temprano presentan daños físicos irreparables debido al desgaste, y hay que desecharlos.

Otro factor que puede requerir mantenimiento es la alineación del cabezal, algo que no es muy frecuente pero en condiciones extremas puede ocasionar que la unidad no funcione. Sin embargo, dado el bajo costo de las unidades de disquete (unos $15), y el conjunto de resortes y engranajes plásticos que eventualmente envejecen, resulta más aconsejable reponer la unidad cuando presente fallas de funcionamiento no imputables a la suciedad del cabezal.

En el mercado pueden conseguirse kits de limpieza consistentes en un disquete especial en cuyo interior se encuentra en vez de material magnético una lámina de fieltro absorbente. El kit se completa con un frasco de alcohol izó propílico, del cual se vierten unas gotas por ambos lados de la abertura del disquete, directamente sobre el fieltro. Posteriormente se coloca en la unidad y se hace funcionar repetidamente durante unos minutos mediante comandos de lectura (que por supuesto siempre ocasionarán un mensaje de error). Algunas cabezas presentan un nivel de suciedad tan alto que requieren repetir los ciclos de limpieza y en casos muy extremos es necesario desarmar la unidad y proceder a limpiar directamente las cabezas (Figura 6), la mayoría de las unidades tiene dos, frotándolas con un paño (sin hilachas) impregnado de alcohol izo propílico. No use algodón ni otra sustancia limpiadora.

Otros problemas sencillos que pueden presentarse en las unidades de disquete están relacionados con los conectores: el de señal, de 34 conductores y el de alimentación. A veces cuando se trabaja en el interior de una máquina, inadvertidamente se mueve alguno de estos conectores, por lo que deben verificarse antes de cerrarla.

Debe recordarse que a diferencia de las unidades de disco rígido, no existe uniformidad en la posición del conector de señales: algunos disponen el pin 1 a la izquierda y otros a la derecha.

Como generalmente estos conectores no son polarizados, pueden conectarse inadvertidamente invertidos sin graves consecuencias, lo cual es fácilmente detectable ya que la señal lumínica permanece encendida cuando el conector está invertido.

El polvo, humo, pelos, y hasta una huella digital sobre la superficie magnética, pueden ocasionar fallos de lectura al impedir el contacto directo con el cabezal. En el peor de los casos pueden ocasionar daños físicos irreversibles en la superficie magnética.

Otros enemigos de los disquetes son el calor, la humedad y la flexión. Transportar un disquete en un bolsillo en pleno verano, o dejarlo al sol, o someterlo a fuertes flexiones mecánicas es lo mejor que puede hacerse para perder irreversiblemente la información almacenada.

El disquete no debe usarse como un medio de almacenamiento permanente, sino para la transportación de información o copias de seguridad o respaldo si no se cuenta con otro medio más confiable.

Cuando un disquete comienza a presentar clusters dañados debe descartarse su uso. Su bajo costo no justifica correr riesgos y es preferible desecharlos, algunos usuarios ejecutan un formato rápido para borrar los disquetes, y le dan crédito al informe final que se emite.

Este error es muy frecuente y conduce a creer que un disquete está en buen estado, cuando en realidad tiene sectores dañados. Se recomienda realizar el formato total de un disquete en el que se pretenda almacenar información sensible o una copia de seguridad o respaldo, pues es la única forma de conocer su estado.

Capítulo siguiente - Cómo Limpiar el Monitor
Capítulo anterior - Limpieza física interior

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:

Al presionar "Recibir" estás dándote de alta y aceptas las condiciones legales de mailxmail

Cursos similares a Mantenimiento de ordenadores


  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Arquitectura de ordenadores
La gran mayoría de los usuarios que trabajan o utilizan un ordenador se... [11/06/04]
42.738  
2. Detectar problemas en una red de ordenadores
En este curso podrás diagnosticar los problemas de red que te aparezcan en tu... [28/07/06]
5.126  
3. Aprende a usar los ordenadores
Este es un curso para la gente que quiera aprender a usar sus ordenadores (tambien... [27/04/07]
9.052  

Capítulos del curso


El blog de mailxmail|¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail


¿Te interesa? ¡Te enviamos gratis las novedades de Mantenimiento!