12.213 cursos gratis
8.309.047 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Migraciones indígenas

Autor: Antonio Fernando González Recuero
Curso:
|378 alumnos|Fecha publicación: 02/06/2008
Envía un mensaje al autor

Capítulo 2:

 Migraciones indígenas en las ciudades andinas

Desde mediados de siglo se vienen produciendo una serie de migraciones del agro a la ciudad en la región andina protagonizadas por indígenas de habla aimara y quechua en su mayor parte. Las migraciones se venían produciendo desde hacía mucho tiempo atrás, pero las grandes oleadas se producen más bien a partir de los años cuarenta y sigue siendo el proceso de transformación más sobresaliente que experimentan los países sudamericanos y más concretamente andinos. En todos ellos estos desplazamientos masivos de población llevan consigo la formación de grandes ciudades, gigantescas en algunos casos como pueden ser Buenos Aires, México D.F. o la Gran Lima y en otros casos menos espectaculares como La Paz o Quito, donde debido a la gran cantidad de amerindios los cambios en las sociedades son más profundos, en este último caso se incluye por supuesto a la Gran Lima.

Estos contingentes se encuentran al llegar a la ciudad con una gran cantidad de problemas de todo tipo: culturales, sociales y económicos, entrando en conflicto con los ciudadanos criollos con un estilo de vida a lo europeo. Todo esto supone una serie de rechazos étnicos y xenófobos al identificarse pobreza o determinado grupo económico con indígena, y por supuesto también lleva aparejado respuestas y adaptaciones de estos inmigrantes ante los problemas que se les presentan.

Voy a desarrollar el tema tratando los casos de Perú y Ecuador pero no entendiéndolos como particulares, sino como ejemplos concretos de la generalidad.

Causas de las migraciones.

Hay diversos factores que hacen que se produzcan las migraciones rural-urbana, existiendo gran cantidad de estudios sobre ello en el caso del Perú y en menor medida de Ecuador y Bolivia, pero que pueden perfectamente valer los unos para los otros por la gran similitud existentes entre ellos. El caso peruano nos valdrá para explicar algunos conceptos y el ecuatoriano otros, pero se puede extrapolar al área andina.

Perú.

Es el país más importante de los mencionados y el que más investigadores tiene sobre el tema tratado. Uno d ellos más destacados es T. Altamirano[1] y para él los desplazamientos hacia la ciudad se explican por diversas razones:

a)      El crecimiento demográfico.

b)      El mejoramiento de la infraestructura.

c)      Las posibilidades de lograr trabajo mejor remunerado.

d)      Por la educación en general, a través de la cual las expectativas de vida de cada uno cambian hacia valores que se pueden satisfacer solamente en la ciudad.

Según Altamirano, a pesar de la distancia, los lazos entre los emigrantes y sus comunidades de origen no se rompen.

Hay otros autores como J. Golte y N. Adamás[2] que dicen que las migraciones son un proceso de transformación social vinculado al contexto mundial y que se da en todos los niveles de agregación social y paralelamente dicen que la inserción del migran y su desenvolvimiento en la ciudad están fuertemente influenciados por las sociedades campesinas de donde provienen.

Lo que parece claro es que después de la segunda Guerra Mundial, presiones externas en conjunción con las reprimidas presiones internas, favorecieron la iniciación de un proceso de modernización en la estructura socioeconómica del Perú. Hubo dos programas impulsados por el gobierno norteamericano dirigidos a los países latinoamericanos: el Punto IV y la Alianza para el Progreso, con el fin de impulsar la modernización tecnológica y mejorar los servicios básicos. En el caso de la Alianza para el Progreso tenía como fin hacer reformas sociales que evitaran salidas traumáticas como la de la revolución cubana de 1959 a las tensiones sociales contenidas y peligrosas, acumuladas a lo largo de la historia latinoamearicana.

Todas estas presiones junto con las movilizaciones y levantamientos campesinos desembocan en la radical reforma agraria de 1969, que echa abajo toda la estructura que mantenía a la república criolla. Desaparecen los latifundios y con ello el sistema casi feudal que existía en el campo, así como el núcleo de la clase dominante de la sociedad peruana durante siglos. Con todo ello el campesinado más pobre y deprimido de la sierra, es decir; el indígena, migró masivamente a las ciudades buscando mejores  oportunidades en el medio urbano, sorprendiendo, conmocionando y desbordando el sistema, descubriendo sus inconsistencias y debilidades.

Ecuador.

En el caso de Ecuador según explica Villavicencio[3], ciudades como Quito, Guayaquil, Cuenca y Ambato han ido entrando con un poco de retraso en los procesos migratorios en los que se convertían en polos de atracción de población rural, particularmente indígnea, como respuesta a sus procesos de modernización, urbanización e industrialización.

Las causas en este caso parece ser que son debidas a que simultáneamente en el campo la población indígena aumentó tal vez por los programas de salud de los gobiernos, produciendo una mayor presión sobre la tierra, unido a la mala distribución de ésta y su progresivo fraccionamiento; la baja productividad debido al empleo de una tecnología no mejorada; la casi nula inversión; la deficiente y lenta aplicación de la reforma agraria que convirtió a los indígenas de "huasipungueros" (32% de las familias que trabajaban en las haciendas serranas) en minifundistas, sin ofrecerles la alternativa del asalariado agrícola, ya que sólo un 4% de ellos tiene esta categoría laboral.

Un sector del campesinado indígena era propietario de pequeñas parcelas, otro grupo eran huasipungueros[4], mientras que los campesinos libres propietarios de terrenos, dependían también de las haciendas bien por relaciones de aparcería o a bien por el acceso a pastos, aguas y hasta caminos, lo que les obligaba también a devengar trabajo a la hacienda. Todo ello supuso hasta 1960, que las haciendas al ser grandes unidades territoriales controlasen los recursos productivos condicionado de esta manera una serie de comportamientos de la población rural, obteniendo rentas la clase terrateniente bien en trabjo bien en especies de una amplia masa de población campesina. Supone esto un desarrollo mínimo del sistema capitalista y una gran concentración de la mano de obra en las haciendas limitando el desplazamiento de toda esta población, lo que hacía a su vez desplazarse a la poca población de campesinos libres y mestizos en zonas donde había grandes propiedades a desplazarse a las haciendas en busca de los recursos que les faltaban. todo ello hacía que los flujos de campesinos indígenas a las ciudades fueran casi inexistentes, pero a partir de la década de 1950 con la modernización de la economía junto con amplios sectores de la población rural que con la disolución de la gran propiedad quedan sin recursos agropecuarios (al caer en manos de los campesinos minifundistas que ahora son libres) y tengan que buscar recursos en otras zonas, hacen que se produzcan las primeras grandes migraciones, que irán seguidas más adelante por aquellos grupos de campesinos que no puedan subsistir con los recursos de la tierra debido al crecimiento demográfico, habiendo una gran presión sobre la tierra.

Serán en este momento cuando las llamadas migraciones temporales sean el tipo de migración más generalizado al verse conformado un amplio sector del campesinado parcelario y consolidada la nueva situación estructural. según Hernán Carrasco:

...el campesino que surge de las transformaciones agrarias se sustenta en mínimas bases de reproducción autónoma, y, al controlar recursos agropecuarios deficitarios, la venta ocasional de fuerza de trabajo o el desempeño de diversas actividades en el sector informal de la economía urbana se imponen como una exigencia ineludible para muchos de las familias campesinas. el ir y venir desde la parcela al mercado de trabajo es hoy la característica más extendida de las estrategias de reproducción de las familias campesinas de la sierra ecuatoriana [5].

 

También, en la década de los sesenta, el país experimentó el impacto del auge petrolero, el mismo que visiblemente se manifestó en el crecimiento urbano y el mejoramiento de los caminos vecinales y vías de comunicación, que demandaron mano de obra no cualificada a la vez que facilitaba el acceso y movilidad geográfica d elos indígenas a las ciudades.

Principales problemas y soluciones en el área andina. El asociacionismo.

Perú.

Se ponen de manifiesto una serie de debilidades cuando llegan estas masas del campo a la ciudad, como puede ser la escasa o nula presencia de fuentes ocupacionales modernas en el medio rural, estando las existentes concentradas en Lima y en contadas ciudades. otro gran problema es que la creciente masas laboral urbana y la gran cantidad de inmigrantes desocupados o subdesocupados, aglomerados en las ciudades no acondicionadas ante tal avalancha, no podían acceder al mercado de bienes inmuebles controlado por unos pocos propietarios y el Estado, por lo que desde los años cuarenta se ven obligados a ocupar los espacios erizados que bordeaban la Lima tradicional.

Es en 1946 cuando aparece esta actitud contestataria de los sectores populares urbanos, un grupo de pobladores organizados irrumpe y logra, en medio de grandes luchas y vicisitudes, la constitución de San Cosme, la primera barriada del Perú. Desde entonces, cinco décadas después, esta forma de lucha popular se ha convertido en un fenómeno generalizado a todos los órdenes de la vida nacional: la economía, la política, la educación, la religión y las relaciones sociales. Con ello los emigrantes ocuparon los espacios vacíos dentro y en la periferia de las ciudades sin cumplir los requisitos legales establecidos para ello, siendo un gran impacto hacia el sistema vigente. Las autoridades en principio reaccionaron con violencia represiva, pero su respuesta ante los hechos consumados fue el promulgar una Ley de Barriadas seguida de otras, que tenían como fin integrar a los migrantes en el sistema convirtiéndolos de enemigos en defensores de éste, encauzando dentro de los marcos legales a los invasores y así poder mantener la vieja estructura dependiente tradicional y oligárquica.

Todos estos intentos de continuismo se vienen abajo después de la reforma agraria de 1969, de los radicales cambios de los primeros años de la década de 1970 y el fin del viejo sistema oligárquico. Las barriadas con su presencia dominante y sus pobladores, los secotres populares, se convierten en los personajes centrales de la realidad del Perú y de su evolución, al ser las ciudades el espejo de lo que es y fue en realidad Perú, una nación pluricultural y multilingüe, que debe afrontar bajo esta característica la modernidad y el desarrollo.

Ecuador.

En las ciudades ecuatorianas también se ponen de manifiesto los mismos problemas en cuanto ocupación de suelos por problemas de habitación. El caso de Quito es un caso curioso ya que los 250.000 indígenas que se calcula que viven en la ciudad no se han ubicado en las nuevas barriadas ni en las tierras invadidas, sino que se han insertado en los barrios tradicionales que rodean las zonas comerciales populares como los mercados en el centro y sur de la ciudad.

En cuanto a los problemas que afectan a los indígenas directamente aquí los trataré más detenidamente ya que en el caso peruano he tratado más el problema del asentamiento. Según los propios indígenas los problemas más fercuentes y mayores a los que se ven sometidos en Quito son:

- Inseguridad social y personal ocasionada por el alto grado de delincuencia que se expresa en asaltos para robarles el dinero, las herramientas de trabajo, los relojes;

- La explotación en los lugares de trabajo en los que, de modo frecuente, no se les reconocen las horas extras o, lo que es peor, no se les paga el salario de una a tgres semanas; carecen de protección jurídica y es un agravante el hecho de que en no pocas ocasiones sean otros indígenas lo que les explotan;

- La falta de preparación es para otros, una seria barrera para encontrar trabajo que los obliga a deambular por distintos lugares y actividades;

- El maltrato persistente y discriminatorio que reciben de parte de los no indígenas, por solo el hecho de serlo.

El indio en la ciudad ha comprendido que no es bien venido, soportando todo tipo de acciones de hostigamiento, se le asignan responsabilidades de todo lo negativo que sucede generando una actitud de rechazo hacia él, acentuando los problemas el proceso migratorio. Esta condición de indios les hace ser rechazados incluso por sectores que, en algunos casos, están más pauperizados pero que han escapado al estigma de ser indios, lo que denota una actitud racista de la sociedad.

A todos estos problemas se les añaden los que tienen cuando llegan por primera vez a la gran ciudad, un mundo artificial en clara oposición a su mundo natural, un mundo transformado y mecanizado por el hombre donde el tiempo es más corto y el ritmo de vida es más acelerado, peligroso e individualista, donde el idioma es distinto por lo que presenta grandes problemas para la comunicación.

Todo esto unido, hace que el migrante se produzca una gran intranquilidad y desasosiego que se intenta superar con reacciones como la ocultación de su calidad de indígena, cortándose las trenzas o cambiando la indumentaria, y aunque en un primer momento se tengan intenciones de regresar a su medio natural, las posibilidades que ofrece la ciudad hace que se vaya adaptando poco a poco a la vida cotidiana, y que desaparezcan aparente y momentáneamente estos problemas, cuando al final de la jornada se reúnen con sus familiares y paisanos en sus cuartos, albergues que existen para ellos, portales de los templos, plazas, parques, mercados, zaguanes o en las obras de las que son cuidadores. los migrantes son portadores de una cultura, de una serie de modalidades organizativas y de una visión del mundo muy particular, que hacen que se desarrollen toda una serie de mecanismos para que su inserción en la dinámica urbana no sea tan traumática.

Asociacionismo. Las redes informales.

Desde hace 10.000 años pueblos y comunidades de economía agraria domesticaron poco a poco el espacio andino. Estos pueblos entre los siglos XIV y XV consolidaron el Tahuantinsuyu, una de las grandes civilizaciones de la humanidad cuyo esplendor duró hasta principios del siglo XVI. Al producirse la conquista española, en 1532, los pueblos herederos de esa alta cultura andina, por imposición del régimen colonial y mediante  las "reducciones" toledanas, adoptaron el modelo de agrupamiento aldeano tomado del agro castellano. Tal modelo es el que caracteriza en la actualidad a las comunidades indígenas de Perú, en igual forma que a las de Ecuador y Bolivia. por ejemplo, cinco millones de peruanos viven en cerca de 5000 comunidades indígenas, denominadas campesinas por mandato legal desde la década de 1970.

Se puede decir que esta es la experiencia pre-urbana de los migrantes a la hora de construir sus barrios, no tratándose solo de un nuevo modelo Burbano de crecimiento, sino de valores, principios y criterios asociativos que pertenecen al legado cultural más profundo de los pueblos andinos. Esta acción comunitaria, organizada y eficiente que presenta todo proceso formativo y de gestión de las nuevas barriadas y la solidaridad dque emana de ellas, hace que los pobladores hagan frente mejor a las carencias que provocan la pobreza y la falta de servicios básicos. Además incluyen las ideas, los conocimientos y la tecnología con los que encaran e intentan solucionar los problemas y crisis de la vida cotidina, en un medio a menudo hostil.

Se crean así con las nuevas barriadas pueblos jóvenes de una población con diversos orígenes geográficos, pero que participan de una cultura común de carácter rural y pre-urbana ligada a la tradición cultural indígena de origen andino. Ello hace que se vean formas aldeanas en los procesos de formación de las barriadas lo que a su vez hace que las ciudades entren en un proceso de andinización. En la actualidad, después de la expansión andina que se manifestó en el gran flujo migratorio del campo a la ciudad, experimentado en las últimas décadas. se inicia la gesta de una nueva cultura que, ahora, será una cultura urbana, más representativa de lo que son las naciones como países andinos. toda esta nueva cultura nacional que está gestándose en los barrios, se produce en medio de una profunda crisis global, ya que una cultura aldeana y rural milenaria se está adaptando a las exigencias de un nuevo hábitat urbano al que esa base cultural resulta inadecuado, por las presiones de dos fuerzas de gran poder como son los medios de comunicación masiva y el sistema educacional, que ignoran los valores propios de los nuevos pobladores y que proponen a éstos modelos que provienen de otros contextos culturales y sociales totalmente distinto en los que se ha fundamentado por siglos la vieja estructura de dominación interna de los países.

Poco a poco el perfil cultural de los pobladores de estas zonas de asentamiento ha ido cambiando y ya en la segunda generación ha dejado de ser arcaico, aldeano y rural. Todavía no se puede orientar esta corriente ya que tiene procesos alienantes de la propia cultura, pero además surge una gran fuerza innovadora como pueden ser formas de comportamiento al margen de la normativa formal que rigen los Estados oficiales como una modalidad de emergencia popular ante el sistema. Es en este caso cuando surge la llamada economía informal a la que se dedican gran cantidad de estos migrantes al no entrar en los canales económicos del sistema y que les permite subsistir.

Este asociacionismo juega un papel muy importante no solo de cara a los recién llegados, sino con respecto al desarrollo del agro. Es el puente de unión entre la ciudad y el campo ya que gran parte de los migrantes no pierden el contacto con el medio rural del que provienen manteniendo ritos, celebraciones y costumbres propias de sus lugares de origen. Muchos tienen terrenos cuidados por familiares o amigos y en determinadas fechas como pueden ser las fiestas patronales vuelven llevando noticias de la ciudad, de las ventajas económicas que ofrece ésta tanto de palabra como por medio de la ostentación, inyectando a la vez dinero en estas pobres economías. Son una especie de captadores de mano de obra en sus áreas rurales encuazando y ayudándola en la ciudad. Estas formas de asociación que surgen de manera espontánea en la ciudad en la mayoría de los casos, suelen ser llamadas redes informales y tienen como fin principal proporcionar en un primer momento, un lugar donde dormir al recién llegado y un medio donde ganarse la vida. Suelen ser interlocutores ante la sociedad de estos nuevos migrantes que no saben ni el idioma que impera en la ciudad, el cual es enseñado en la mayoría de los casos por los que llevan algún tiempo en ella y conocen el castellano.

Esta forma primaria de asociacionismo, es decir , las redes informales que facilitan la llegada e integración en la vida cotidiana, es la que dará paso a esas asociaciones más importantes que buscarán de una manera más organizadad e institucionalizada  conseguir las mejoras sociales,  así como combatir las desigualdades provocadas por la gran afluencia de indígenas a la ciudad y los abusos a los que se ven sometidos por la sociedad mestiza y blanca.

Distintas formas de asociación consiguen los más diversos logros posibles que van desde el reparto de lotes para que se puedan construir casas, hasta casas de defensa de la población migrante mestiza e indígena en su mayoría.

Un ejemplo de la importancia que tiene este movimiento y de cómo llega a cubrir gran parte de las necesidades del migrante lo expone muy bien Matos Mar[6], en su artículo Nuevo rostro del Perú:

Las asociaciones y clubes que agrupan migrandes de aldeas, de pueblos y de ciudades serranas, costeñas y selváticas, han proliferado en Lima y llegan hoy día a casi ocho mil, con número de afiliados muy variado, según el tamaño del pueblo de origen. Algunas, pequeñas, no son más que círculos de parentesco más o menos extensos, otras llegan, a veces, a superar el millar de miembros. Su constitución enfatiza intereses sociales, culturales, económicos, políticos, religiosos o deportivos. Pero en todas ellas hay algo en común: congregan y ofrecen al migrante, que de otro modo se vería aislado, una base de vida social y una capacidad institucional de representación frente a las autoridades, los partidos y, sobre todo, el Estado. Refuerzan la capacidad del nuevo limeño, para transferir el vínculo orgánico andino, serrano y provinciano y defender su identidad cultural. el baile y la música forman parte integral del sistema cultural transferido y constituyen un núcleo importante de la nueva cultura adaptativa con que el migrante transforma la vida de lima.

A)    Incapacidad del sistema.

El asociacionismo surge desde el mismo momento en que se llega a la ciudad, por lo que uno de sus primeros problemas a resolver es la búsqueda de vivienda para el recién llegado. Luego van surgiendo otras necesidades como la pavimentación de las calles, el llevar el agua o el alcantarillado hasta los barrios. Lo suelen hacer juntas vecinales las cuales piden ayuda o asesoramiento a entidades para la financiación de estas obras, lo cual sería muy difícil si no se hiciese de esta manera. Un ejemplo claro es lo que expone Alberto Rivera en unos cuadernos divulgativos en los que se cuenta el caso de cómo un vecindario de Cochabamba se asocia para llevar el agua hasta su barrio, en el se ve como el Estado no cubre las necesidades de la nueva población y es ésta la que mediante su asociación y con ayuda de instituciones como CERES consiguen hacer viables proyectos que el sistema no puede cubrir.

Esta respuesta del pueblo alcanza hasta la propia vigilancia de los barrios debido a que las condiciones de seguridad de la urbe se deterioran aceleradamente. Las condiciones de supervivencia se van agravando y aumenta la corrupción e ineficacia de las fuerzas policiales. Los mercadillos de drogas proliferan así como la prostitución clandestina, asesinatos, robos de locales comerciales, bancos e industrias son bastante frecuentes, convirtiéndose la violencia en un estilo de vida que se asume, surgiendo esos sistemas autónomos de vigilancia barrial y, en casos extremos, tribunales populares y ejecuciones sumarísimas, que llenan los vacíos dejados por la policía y el poder judicial.

Lo importante de estas acciones es que, dentro de ellas funcionan de una manera muy clara las instituciones indígenas, el criterio de comunidad y la solidaridad que ella implica, lo que a la vez significa una eficaz defensa contra el aniquilamiento social y cultural.

También existen organizaciones no gubernamentales que se ocupan de ayudar a los más desprotegidos y cumplen una labor social importante dentro del colectivo indígena. dentro de estas instituciones encontramos a CERES antes mencionada, las hospederías campesinas como "La Tola" de Quito donde el recién llegado puede encontrar alojamiento, o la Casa de la Mujer de Santa Cruz, Bolivia, donde las mujeres sobre todo las indígenas encuentran apoyo en el momento que llegan a la ciudad y se las informa de sus derechos.

[1] MOSSEBRUCKER, Harald. "El proceso de migración en el Perú: La revolución clandestina". América Indígena, (México) LI/2-3. (1991) pp167.

[2] MOSSBRUCKER, Harald. idem. pp 168.

[3] VILLAVICENCIO DE MENCÍAS, Gladys, "Indígenas en Quito", América indígena (México)LI/2-3 (1991).

[4] Huasipunto. Terreno de las haciendas trabajado en usufructo a cambio del cual se entrega a la empresa patronal un número determinaod de jornadas de trabajo.

[5] CARRASCO, Hernán 1991 "Indígenas serranos en Quito y Guayaquil: Relaciones interétnicas y urbanización de migrantes", América indíena (México) LI/4 (1991). pp 179.

[6] MATOS MAR, José. "Nuevo rostro de la cultura urbana del Perú", América Ïndígena (México)LI/2-3 (1991), pp.26.

Capítulo anterior - Introducción

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:

Al presionar "Recibir" estás dándote de alta y aceptas las condiciones legales de mailxmail

Cursos similares a Migraciones indígenas


  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Discurso. Análisis crítico de los niños indígenas
En este curso, que es un ensayo sobre el abordaje del tema de niñez indígena por... [23/09/08]
585  
2. Cómo ver un cuadro
La pintura, además de ser un arte, es una forma de comunicar a través de un soporte... [20/06/03]
46.507  
3. Los perfumes en el Antiguo Egipto
Los perfumes egipcios eran diferentes a los que hoy estamos acostumbrados. El... [10/10/03]
9.924  

Capítulos del curso


El blog de mailxmail|¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail


¿Recibir novedades de Cultura? ¡No te costará nada!