12.213 cursos gratis
8.309.300 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Modelos normativos de gestión de calidad

Autor: César Camisón
Curso:
10/10 (2 opiniones) |4394 alumnos|Fecha publicación: 16/12/2009
Envía un mensaje al autor

Capítulo 8:

 Sistemas normativos de gestión medioambiental

La mejor prueba de la comunión entre los SIGMA y los principios de calidad estriba en los paralelismos apreciables entre los sistemas normativos de gestión medioambiental y de gestión de la calidad. Los SIGMA más difundidos son modelos normativos orientados a la certificación, que suponen la traducción de los principios de calidad a términos medioambientales. Estos SIGMA de última generación nacen en los años 90 como sistemas proactivos de gestión medioambiental de carácter voluntario, que permitan a las empresas controlar de forma planificada y sistemática los aspectos e impactos medioambientales derivados de su actividad y proporcionan un proceso estructurado de mejora continua, para así facilitar el logro de la adaptación medioambiental de las empresas dentro de un marco de desarrollo sostenible.

Su objetivo es servir como guía para que las empresas establezcan políticas y sistemas de gestión medioambiental en sus centros productivos, y de este modo favorecer la difusión de un conjunto de buenas prácticas para la protección y mejora del medio ambiente.

Pero estos sistemas tienen un segundo objetivo, que es el que realmente justifica el esfuerzo de obtención de la certificación: dar conocimiento de su política y comportamiento medioambientales a terceras partes interesadas. La concienciación creciente de consumidores y ciudadanos por la degradación del medio ambiente ha reforzado el valor de innovaciones como la certificación medioambiental que permitan dar fe y credibilidad al compromiso medioambiental de la organización.

La normalización de la gestión medioambiental por la ISO 14001

La norma ISO 14001:2004 define el SIGMA como una “parte del sistema de gestión de una organización, empleada para desarrollar e implementar su política ambiental y gestionar sus aspectos ambientales”. Como sistema de gestión, abarca la estructura organizativa, la planificación de las actividades, las responsabilidades, las prácticas, los procedimientos, los procesos y los recursos para desarrollar, implantar, revisar y mantener actualizada la política medioambiental de la organización.

La norma es aplicable voluntariamente por cualquier organización, sea cual sea su localización, política ambiental, actividad, naturaleza de sus productos o tamaño, sin más que adaptar lógicamente el nivel de detalle y complejidad del SIGMA, la extensión de la documentación y los recursos comprometidos a tales circunstancias. Los diseñadores de la norma ISO 14001 fueron cuidadosos al asegurar que fuese aplicable a organizaciones de tamaños y circunstancias plurales. Aunque la certificación medioambiental nació y progreso en sus primeras etapas en actividades industriales y empresariales, hoy en día se extiende por todo tipo de proyectos. Es el caso de actividades agrarias (como el ejemplo ya comentado de Valles del Esla), pero están proliferando también bancos, hoteles, colegios, playas y pueblos (Pueblos Blancos de Andalucía es un interesante caso) con sello verde.

La organización tiene la libertad de precisar los límites de la implantación, extendiéndola a toda la organización o sólo a algunas de sus unidades. No obstante, debe tenerse en cuenta que la credibilidad del SIGMA dependerá de una selección lógica de sus límites, debiendo ser explicables lógicamente las exclusiones. Una vez la organización haya precisado el alcance de su SIGMA, todas las actividades y productos encuadrados dentro de sus fronteras deben ser incluidos en el sistema.

La meta general de la norma es apoyar la protección medioambiental y prevenir la  contaminación, compaginándolas con las necesidades económicas. Dicho de otro modo, su propósito es eliminar o reducir los efectos medioambientales que se derivan de los procesos que tienen lugar en una organización, de cumplir los requisitos legales y de mejorar la eficiencia medioambiental de la empresa, a través de una aproximación temática a la gestión medioambiental.

Es conveniente precisar que la norma no establece unos objetivos medioambientales a cumplir (relativos, por ejemplo, a la reducción de las emisiones). En ella se especifican únicamente los requisitos aplicables a la sistemática de trabajo y de organización en relación con las actividades y los productos con impactos sobre el entorno, que una vez auditados permiten la certificación de una organización por tercera parte debidamente acreditada. Para alcanzar este propósito, la norma actúa a través de:

  • La implantación, el mantenimiento y la mejora de un SIGMA según los requisitos de la norma, que se estructuran, tras la definición de la política medioambiental, en las cuatro áreas que constituyen los componentes básicos del ciclo PDCA.
  • Asegurar la conformidad del comportamiento de la empresa acorde con su declaración de política medioambiental.
  • Realizar una autoevaluación y una autodeclaración (es decir, una revisión y una declaración internas) medioambientales de conformidad con los requisitos de la norma.
  • La demostración de dicha conformidad frente a terceros mediante la certificación del SIGMA por una tercera parte independiente, objetiva y acreditada.
  • Dado que la norma pretende dar como resultado la mejora del desempeño medioambiental, parte de la premisa que la organización revisará y evaluará periódicamente su SIGMA para identificar oportunidades de mejora que den como resultado mejoras de su desempeño e implantarlas. La norma precisa igualmente que el ritmo de avance, la extensión y la duración de este proceso de mejora continua deben ser determinados por la propia organización, a la luz de las circunstancias.

Estructura del SIGMA según la norma ISO 14001:2004

La estructura de la norma se divide en diversas fases:

1.     La primera fase del proceso es la definición de la política medioambiental y la planificación medioambiental. Tras definir la obligación de definir, documentar, implantar, mantener y comunicar su política medioambiental, la norma establece un conjunto de requisitos de planificación en tres campos: aspectos e impactos medioambientales significativos asociados a sus actividades y productos, requisitos legales y de otro orden a cumplir, y fijación de los objetivos, metas y programas de gestión medioambientales.

2.     La fase de implantación y funcionamiento del sistema es el desarrollo de la segunda etapa dentro del ciclo PDCA. La norma establece otro conjunto de siete requisitos que regulan el funcionamiento cotidiano y normal del sistema, así como la pauta de respuesta ante situaciones anormales. Estas condiciones para el desarrollo diario de las actividades de la organización pueden clasificarse en cuatro grupos. Los tres primeros requisitos aluden a la función de los recursos humanos dentro del sistema. Los requisitos cuarto y quinto estandarizan la documentación necesaria para el funcionamiento del sistema de gestión y su control. La tercera dimensión, plasmada en el sexto requisito, normaliza el control de las operaciones de la empresa asociadas a aspectos medioambientales significativos, a través de procedimientos. Por último, el séptimo requisito prevé el procedimiento para actuar en el caso de situaciones anómalas, identificando y previniendo potenciales incidentes medioambientales y el plan de emergencia para darles respuesta.

3.     La fase de verificación y acción correctiva  engloba otro conjunto de cinco requisitos sobre el control y la mejora del SIGMA, que son las dos últimas etapas dentro del ciclo PDCA. Estas directrices inciden en el establecimiento, implantación y mantenimiento de procedimientos para el seguimiento y la medición de los impactos medioambientales significativos; la evaluación del cumplimiento legal y otros requisitos voluntariamente aceptados; el control, la investigación y la corrección de las no conformidades; la gestión de los registros; y la auditoría medioambiental. La revisión por la dirección del SIGMA cierra el ciclo de mejora continua.

La certificación de la conformidad del SIGMA con la norma debe ser establecida por una entidad certificadora externa, independiente y acreditada (en España por la Entidad Nacional de Acreditación) para certificar sistemas de gestión medioambiental conforme a la norma.

El Sistema Comunitario de Ecogestión y Ecoauditoría Medioambientales EMAS

El Reglamento EMAS permite obtener el Certificado Europeo de Medio Ambiente y constituye el máximo reconocimiento continental en gestión medioambiental. Su ámbito de aplicación fueron, en la primera edición de 1993, todas las industrias extractivas y manufactureras, y las actividades relacionadas con la producción de electricidad, gas, vapor o agua caliente, o con el reciclado, tratamiento, destrucción o eliminación de residuos. La inclusión de otros sectores quedaba a potestad de cada estado miembro. La edición revisada de 2001 ha extendido el ámbito de aplicación del Reglamento a organizaciones de cualquier actividad. Otro cambio importante en cuanto al ámbito de la norma hace alusión al ámbito del registro. La primera versión hablaba de centros de producción, mientras que la versión de 2001 es más flexible y admite registrar como organización en el EMAS cualquier entidad sea “compañía, sociedad, firma, empresa, autoridad o institución, o parte o combinación de ellas, tenga o no personalidad jurídica, sea pública o privada, que tiene sus propias funciones y administración, pero que no rebase las fronteras de un Estado”.

El objetivo de EMAS es promover la mejora continua del comportamiento medioambiental de las empresas, de modo que el medio ambiente sea un factor distintivo que se sume a otros como la calidad o el precio, mediante:

  • El establecimiento y la aplicación de un SIGMA eficaz, cuyos elementos comunes se relacionan en el Reglamento.
  • La evaluación sistemática, objetiva y periódica del funcionamiento de dichos elementos.
  • La información pública del comportamiento medioambiental de la empresa en cada uno de sus centros de producción.

ISO 14001-EMAS: de la competencia a la complementariedad

Estos dos modelos están profundamente relacionados, aunque el conjunto de requisitos de EMAS es más amplio. Principios consustanciales a ambos, en sus últimas versiones, son la mejora medioambiental continua, y su logro a través de un enfoque basado en el ciclo PDCA. Por tanto, los requisitos del SIGMA están organizados en las cuatro fases de este ciclo: planificación (identificando los aspectos medioambientales significativos y las exigencias legales a cumplir, estableciendo objetivos y metas, y desarrollando planes de acción), implantación y funcionamiento (basadas en una estructura, la formación del personal, la comunicación interna y externa, la documentación del sistema y su control, el control de las operaciones y en planes de emergencia ante riesgos medioambientales), comprobación (a través del seguimiento y medición de las actividades, productos y servicios, el control de los registros, la auditoría interna, la detección de no conformidades y la realización de acciones correctoras y preventivas) y, por último, la mejora del sistema impulsada con su revisión por la dirección. El Reglamento EMAS incluye requisitos adicionales, los más importantes de los cuáles son las obligaciones de realizar una evaluación medioambiental previa a la planificación y de dar a conocer una Declaración Medioambiental. En cualquier caso, se trata de sistemas complementarios que persiguen objetivos distintos.

Otros modelos de certificación medioambiental

Junto al EMAS y a las normas ISO 14000, que son de aplicación individual por cada empresa, se han desarrollado otros estándares para la implantación de SIGMA. Unos de ellos son modelos micro de certificación medioambiental de SIGMA de empresas, similares en propósitos y alcance a los dos anteriores. Otra categoría son los modelos macro de certificación medioambiental colectiva para zonas industriales y de servicios. Por último, hay que reseñar diversos sistemas de certificación medioambiental para productos.

Otros modelos micro de certificación medioambiental de SIGMA

Aunque los modelos normativos de SIGMA concretados por la norma ISO 14001:2004 y EMAS son tomados como la referencia internacional más común, en ciertos ámbitos se ha juzgado útil elaborar otros estándares para la certificación medioambiental de los SIGMA de organizaciones. Es el caso de la Sociedad Pública de Gestión Ambiental IHOBE en la comunidad autónoma vasca, mediante la elaboración de la norma Ekoscan 2004. La justificación para su elaboración está en los presumibles problemas para abordar la certificación ISO 14001 que pueden tener muchas organizaciones, por factores tales como su estructura, limitación de recursos, pertenencia a un mercado en el que la exigencia medioambiental no es un factor competitivo o dificultades en el cumplimiento de la legislación medioambiental vigente.

Modelos macro de certificación medioambiental

Un primer modelo macro interesante es la marca PALME para polígonos industriales. Esta etiqueta surge de la asociación Orée, una entidad francesa que agrupa a industrias y organismos públicos. El propósito de esta iniciativa es asegurar que los criterios medioambientales sean integrados en el diseño y la gestión de zonas industriales, incluyendo una serie de criterios que mejoren tanto el comportamiento medioambiental de las empresas como del propio polígono industrial, preparando a su estructura de gestión para la implantación de un SIGMA para su conjunto. Se trata de un instrumento de gestión de carácter voluntario para los miembros de cada zona industrial, con el cual se comprometen a iniciar estrategias de cooperación en gestión medioambiental guiadas por el criterio de sostenibilidad. Como iniciativa colectiva, la marca PALME es un modelo complementario al establecimiento individual de SIGMA por cada empresa.

Otras experiencias de interés en la implantación colectiva de SIGMA han sido emprendidas en puertos y aeropuertos europeos. En este sentido, una iniciativa de interés es el proyecto ECOPORT “Hacia una Comunidad Portuaria Respetuosa con el Medio Ambiente”, desarrollado en el Puerto de Valencia en el marco del programa europeo Life, con el apoyo del Ente Público Puertos del Estado. El objetivo del proyecto es el desarrollo de una metodología para la adopción por las distintas empresas que conforman la comunidad portuaria de un SIGMA que cumpla con las exigencias inherentes a la política europea de transporte sostenible y a los criterios de desarrollo sostenible.

Modelos de certificación medioambiental para productos

Una última categoría de modelos de certificación medioambiental igualmente relevantes son los sistemas que identifican los productos respetuosos con el medio ambiente. Las únicas herramientas fiables disponibles actualmente para asegurar al consumidor, en una u otra medida, el carácter ambiental de los productos son los sistemas de etiquetado ecológico (eco-labeling), que acreditan la racionalidad medioambiental del proceso productivo y la adecuada gestión de los recursos y residuos, distinguiéndolos con una etiqueta o distintivo medioambiental reconocido oficialmente.

La marca más importante es la Etiqueta Ecológica Comunitaria. Este distintivo permite diferenciar a aquellos productos que ofrecen mayor respeto o menor daño al medio ambiente que otros productos con idénticos usos existentes en el mercado.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:

Al presionar "Recibir" estás dándote de alta y aceptas las condiciones legales de mailxmail

Cursos similares a Modelos normativos de gestión de calidad


  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Modelos para la implantación de la gestión de la calidad total. El sistema integrado de gestión
Los modelos más importantes que permiten la implantación de la Gestión de la... [16/12/09]
6.235  
2. Conceptos de calidad y enfoques de gestión
El concepto de calidad y los enfoques de gestión son los temas que... [16/12/09]
8.623  
3. La gestión de la calidad por procesos. Técnicas y herramientas de calidad
Abordar el estudio de una práctica habitual entre las empresas de hoy en día que... [16/12/09]
19.302  

El blog de mailxmail|¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail


¿Te interesa? ¡Te enviamos gratis las novedades de Trabajo y Seguridad laboral!