12.213 cursos gratis
8.309.301 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Capítulo 17:

 La guerra de 1981 en Nicaragua (1/2)

El desarrollo de la guerra 1981-1989

En estos años, el gobierno sandinista ha de hacer frente a una guerra que se comienza por la oposición armada de los grupos más afectados por los cambios, entre los que destacan los latifundistas, y grandes propietarios, así como antiguos dirigentes y mandos de la ex Guardia Nacional, y grupos de poder del entorno Somocista que vieron afectados sus intereses por la revolución. Pero los errores cometidos por el propio gobierno sandinista, y el autoritarismo con el que se conducen en los primeros momentos del conflicto, hicieron posible la participación en el conflicto de nuevos sectores, ya no solo de propietarios, sino también de campesinos.

La involucración paulatina de cada vez más sectores en la resistencia al gobierno sandinista, facilitó la imposición de la guerra civil a una escala mucho mayor, subvencionada por los EE.UU. Esto va a marcar las relaciones de Nicaragua de cara al exterior, que va a intentar encontrar aliados para poder desarrollar sus planes de gobierno.

En este sentido, van a buscar ese apoyo internacional, por un lado, en la solidaridad de los países latinoamericanos más independientes, caso de México; por otro lado, en los países no alineados, caso de Libia; y en las socialdemocracias europeas que en estos años van a subir al poder en algunos de los países de la Europa Occidental, caso de Francia, España y Suecia, entre otros.

De hecho, la primera muestra de reconocimiento hacia el gobierno sandinista nicaragüense, es la declaración franco-mexicana de 1981, en la que se reconoce a la insurgencia salvadoreña como actor político, y se invita a Daniel Ortega a Francia, a una entrevista con Mitterrand, lo que le supone al régimen nicaragüense el tan ansiado reconocimiento internacional. Tras esta visita, Daniel Ortega va a prolongar su viaje por Europa, contactando con otros líderes social-demócratas, como el sueco Olof Palme, y el español Felipe González, que subirá al poder en 1982, y mantendrá unas excelentes relaciones con el presidente sandinista.

Los nicaragüenses van a ver una ayuda real a través de las aportaciones de países como Francia, que les da créditos por valor de 30 millones de dólares, como Libia, que les hace un préstamo de 100 millones, de las socialdemocracias Europeas, un 32% de su ayuda, y de los países socialistas que conforman el CAME, les van a aportar un 21% de la ayuda que reciben. Aún así, el comercio con los EE.UU. les supone un 31% del total. Con Europa, el volumen de negocios es del 29%, frente al 20 de los países latinoamericanos. Con los países socialistas, tienen un 6% de comercio, y con Japón, y Canadá, un 14%.

Pero estas ayudas de poco les sirven ante la guerra que está promoviendo el gobierno norteamericano a través de la CIA, y que está siendo ejecutada por oficiales de la dictadura de los generales argentinos, así como por oficiales Hondureños, soldados de Nicaragua, y armas de Israel y de los EE.UU. Todo este conglomerado va a conformar lo que se ha denominado la Contra Nicaragüense, que actuó con bases en Honduras y Costa Rica desde 1981 a 1989. Pese a la línea de la política exterior nicaragüense de no alineación y diversificación en la búsqueda de ayudas del exterior (no querían supeditarse al imperialismo del bloque socialista ni al de los norteamericanos...), la administración Reagan va a contribuir a desatar una cruenta Guerra Civil en la que no quieren intervenir de manera directa, tal y como habían ideado en manuales de Guerra de Baja Intensidad.

La construcción de un ejército rebelde, llamado la resistencia, se va a comenzar a hacer a partir de los grupos armados denominados MILPAS, y de los restos de los oficiales de la Guardia Nacional somocista en el exilio. En un principio, las armas las va a poner el Estado de Israel, y los oficiales que van a entrenar a los guerrilleros, van a ser argentinos, pero tras la Guerra de las Malvinas, los argentinos van a perder la confianza de los EE.UU., que van a confiar los entrenamientos a oficiales hondureños y ex oficiales de la Guardia Nacional. Tanto Honduras como Costa Rica van a servir de base de operaciones a la Contra, como auténtico santuario. Pero los campamentos de entrenamiento van a estar principalmente en las sierras hondureñas cercanas al norte de Nicaragua.

Tras los primeros años de guerra, los norteamericanos van a aumentar la presión, interviniendo directamente mediante un embargo económico, mediante el cerco a los puertos atlánticos nicaragüenses, que fueron cerrados al tráfico marítimo, y que incluso llegaron a ser minados, y mediante maniobras militares en los países vecinos, en las que se aprovecha para desembarcar armamento para la contra.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:

Al presionar "Recibir" estás dándote de alta y aceptas las condiciones legales de mailxmail

Cursos similares a Nicaragua. Revolución sandinista


  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Revolución cubana
Revolución cubana . Antecedentes y desarrollo de la revolución al mando de Fidel... [07/04/09]
7.305  
2. Música en la Revolución Cubana
La música en Cuba juega un papel muy importante en la vida cotidiana. Esto... [10/03/10]
467  
3. Primera Guerra Mundial. Revolución Rusa
El siglo XX fue testigo de una gran cantidad de contiendas armadas, pero la que... [03/06/11]
129  

El blog de mailxmail|¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail


¿Te gustaría visitar más cursos gratis de Historia?