12.213 cursos gratis
8.308.105 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Parábolas de la Biblia. Salud emocional

Autor: VIKTOR CANDRO
Curso:
10/10 (5 opiniones) |3481 alumnos|Fecha publicación: 23/10/2009
Envía un mensaje al autor

Capítulo 8:

 Los obreros de la viña

 “Porque el reino de los cielos es semejante a un hombre, padre de familia, que salió por la mañana a contratar obreros para su viña. Y habiendo convenido con los obreros en un denario al día, los envió a su viña. Saliendo cerca de la hora tercera del día, vio a otros que estaban en la plaza desocupados; y les dijo: Id también vosotros a mi viña, y os daré lo que sea justo. Y ellos fueron. Salió otra vez cerca de las horas sexta y novena, e hizo lo mismo. Y saliendo cerca de la hora undécima, halló a otros que estaban desocupados; y les dijo: ¿Por qué estáis aquí todo el día desocupados? Le dijeron: Porque nadie nos ha contratado. El les dijo: Id también vosotros a la viña, y recibiréis lo que sea justo. Cuando llegó la noche, el señor de la viña dijo a su mayordomo: Llama a los obreros y págales el jornal, comenzando desde los postreros hasta los primeros. Y al venir los que habían ido cerca de la hora undécima, recibieron cada uno un denario. Al venir también los primeros, pensaron que habían de recibir más; pero también ellos recibieron cada uno un denario. Y al recibirlo, murmuraban contra el padre de familia, diciendo: Estos postreros han trabajado una sola hora, y los has hecho iguales a nosotros, que hemos soportado la carga y el calor del día. Él, respondiendo, dijo a uno de ellos: Amigo, no te hago agravio; ¿no conviniste conmigo en un denario? Toma lo que es tuyo, y vete; pero quiero dar a este postrero, como a ti. ¿No me es lícito hacer lo que quiero con lo mío? ¿O tienes tú envidia, porque yo soy bueno? Así, los primeros serán postreros, y los postreros, primeros; porque muchos son llamados, mas pocos escogidos.”

Mateo 20:1-17 

MOTIVACIÓN

Valorar la gracia, el perdón y llamado de Dios en nuestra vida, como un hecho propio de su voluntad, amor, bondad y misericordia.

APROPIACIÓN ESPIRITUAL

Es algo típico de nuestro carácter la tendencia a establecer justicia propia; esto significa que creemos de manera exclusiva, algunas veces prejuiciada, lo que debe ser o no ser en el mundo. Cuando operamos en el bien y la justicia de Dios, obtenemos un mayor discernimiento frente a lo que el mundo y las personas debieran ser.

A medida que pasa el tiempo creamos esquemas de lo bueno, lo justo, acaso lo santo y lo puro. Cuando reflexionamos al respecto, percibimos que hemos creado nuestras propias ideas y convicciones, pero corremos el riesgo de marginar o rechazar a quienes no actúan conforme a nuestros deseos y convicciones.

La gracia de Dios no es algo que podamos medir. Sencillamente se ofrece a nuestra vida, sin ningún tipo de mérito de nuestra parte. En adelante, Dios sí espera que respondamos a ella con el bien y la justicia mediante nuestros actos. Estábamos “desocupados”, existía cierta “inutilidad” en nosotros, en cuanto a las cosas de Dios de refiere, pero el Señor hace un llamado claro al hombre, que no da margen para que éste imponga sus condiciones.

Dios es justo, de manera perfecta. Es autónomo en cuanto desea hacer. Conoce lo que conviene al hombre o no. Sabe lo que sus hijos pueden administrar, necesitar o no.

Por eso, es un privilegio que nuestro carácter pueda aceptar, que la bondad de Dios es para toda su creación, y su gracia está para todos los hombres que a él se alleguen, aun cuando pretendamos hacer distinciones de quiénes merezcan o no la misma, incluso quiénes deberían ser más recompensados que otros.

De otra parte, la gratitud debe ser una expresión nuestra hacia Dios, por llamarnos y hacernos partícipes de su obra. No importa el tiempo, las condiciones, lo valioso es su llamado y propósito en nosotros.

PRÁCTICA PERSONAL

Meditemos:

- La justicia de Dios es perfecta y paga al hombre conforme a sus obras.

- Dios bendice a sus hijos de manera abundante, aunque esto es un acto de su soberana voluntad y bondad.

- Dios sabe lo que más conviene a cada uno de sus hijos, en todas las áreas de la vida.

- La gratitud caracteriza a un verdadero creyente que valora lo que Dios ha hecho y hace por su vida.

Capítulo siguiente - La parábola de la red
Capítulo anterior - Los dos cimientos

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:

Al presionar "Recibir" estás dándote de alta y aceptas las condiciones legales de mailxmail

Cursos similares a Parábolas de la Biblia. Salud emocional


  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Entendiendo La Biblia
Curso sencillo en el cual podrás entender la Doctrina básica del Cristianismo. [13/04/05]
6.766  
2. Las plantas en la Biblia
Muchas plantas las conocemos y otras tantas usamos en diferentes maneras: comemos... [25/06/08]
1.574  
3. Claves para interpretar la Biblia
La palabra interpretar en el idioma en que se escribió el Nuevo Testamento es... [14/04/05]
9.471  

El blog de mailxmail|¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail


¿Quieres recibir más cursos de Religión? ¡Son gratis!