12.213 cursos gratis
8.307.926 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Reeducación psicomotriz

Autor: Centre Londres 94
Curso:
|577 alumnos|Fecha publicación: 05/07/2010

Capítulo 3:

 Aplicación práctica de la psicomotricidad

La sala de psicomotricidad. Lugar de vivencias con el cuerpo y de relación con el otro.

Muchos niños inadaptados o con fracaso escolar viven su escolaridad de forma traumática. Para ellos, la escuela es un lugar de fracaso constante, de desvalorización e incluso de marginación.

Nosotros pretendemos que la sala de reeducación signifique para el niño un lugar de acogida y de seguridad, en el cual se le permita ser y se le acepte tal como es, con sus inseguridades, miedos, torpezas o dificultades, permitiéndole descubrir su potencial. Si para el niño, acudir a sesiones de psicomotricidad supone una continuidad de la escuela, lo estamos enfrentando a un nuevo fracaso.

Sea también, un lugar de reconocimiento del niño. Cada adquisición o competencia va a ser vivido por el niño como una conquista del espacio, del tiempo y de su propio cuerpo que va a ser valorada y reforzada por el terapeuta mediante su mirada y aceptación. El terapeuta se sitúa como espejo de reconocimiento del niño.

Lugar de placer y de deseo: Con el transcurso de las sesiones renace en estos niños el deseo de hacer, actuar, moverse, aprender y crecer, porque encuentra el placer en su propia acción, en la movilidad y en la quietud, y la satisfacción ante sus propias producciones.

La relación afectiva que se crea entre el niño y el adulto tiene una gran significación, y debe ser cuidada. Se creará un diálogo que favorezca los aspectos de la personalidad y autonomía. Debemos encontrar una concordancia entre la actitud del adulto y las necesidades del niño. El terapeuta se sitúa ante el niño con una actitud de escucha, de empatía tónica, que requiere un ajuste a nivel tónico.

Atender el cuerpo del niño, sus posturas, gestos, movimientos, mirada, lenguaje, nos darán gran información del niño que tenemos ante nosotros. Adecuar nuestro ritmo y nuestro cuerpo, al del niño implica una disponibilidad corporal del terapeuta que se adaptará a diferentes situaciones respetando el deseo y la necesidad del niño, para que a partir de aquí y aportando elementos nuevos, suponga un enriquecimiento para él, que le ayude a evolucionar.

La reeducación psicomotriz no se concibe únicamente como una serie de trabajos o fichas sucesivas impuestas y dirigidas a asumir unas competencias motrices o cognitivas determinadas, sin ninguna significación para el niño ni motivación. Sin embargo, tampoco se va a tratar de dejar al niño que en su libre elección experimente o corretee por la sala sin ningún objetivo y sin dar sentido a su propia acción.

Surgirá la necesidad de situar al niño en su momento evolutivo, realizar un proyecto de intervención y estructurar las sesiones, ya que debemos clarificar unos objetivos terapéuticos adaptados al niño, respetando su personalidad. Eso nos permitirá también, poder presentarle ciertas restricciones, normas o limitaciones, hacia él mismo, hacia el material y hacia los demás, favoreciendo un control de su propia acción, unos límites espaciales-temporales y una mayor aceptación de la frustración.

Nuestros recursos técnicos nos serán de utilidad para trabajar todos aquellos aspectos motrices, cognitivos y relacionales, utilizándolos de forma plástica y creativa. Proponemos un trabajo semi-directivo en el cual el terapeuta sugiere y guía, aceptando las propuestas del niño.

"El arte del reeducador consiste en saber oscilar entre los dos polos y en elegir lo que sea más conveniente en el momento oportuno". Le Camus.

Dimensión clínica: La intervención psicomotriz en su dimensión terapéutica seguirá los pasos propios del ámbito clínico-sanitario: exploración psicológica, elaboración de un diagnóstico, pronóstico, aplicación de un tratamiento y seguimiento. Irá dirigida al abordaje de un trastorno psicomotor para llegar a la desaparición de un síntoma o superación de un déficit.

Perfil psicomotor: La exploración psicológica nos aporta información más precisa del niño, de su nivel de maduración cognitivo y motor, sus dificultades, aspectos comportamentales, afectivo-relacionales, y de su personalidad en general. Ello nos permitirá elaborar un proyecto de intervención y una estrategia terapéutica más ajustada a su momento evolutivo.

Durante la administración de las distintas pruebas o tests, atenderemos a su actitud general, forma de establecer el contacto y reacciones. Observaremos presencia o ausencia de manifestaciones de ansiedad, inhibición, bloqueo, rigidez, espontaneidad...La relación con el terapeuta puede ser de búsqueda afectiva y contacto, o de evitación y huida, conductas regresivas, agresividad, pasividad, oposicionismo, dependencia, conformismo, seducción, provocación, manipulación o tiranización. Ante las pruebas psicomotoras podemos obtener información sobre la forma de enfrentarse a la tarea, grado de implicación, lentitud o precipitación, perfeccionismo, mantenimiento de la atención, fatigabilidad, persistencia, y tolerancia al fracaso.

Podemos explorar a tres niveles: El comportamiento intelectual, el desarrollo psicomotor y los aspectos afectivos o emocionales. El nivel de desarrollo de sus aptitudes mentales puede ser valorado mediante escalas de inteligencia (Wisc, Stanford-Binet...). Dependiendo de la edad del niño, utilizaremos pruebas de maduración general que determinan el nivel de desarrollo de la conducta en cuatro áreas: conducta motora, lenguaje, área adaptativa y personal-social (escalas de Gessell, Catell, Bayley, Denver, Brunet-Lèzine...).

Los aspectos emocionales y relacionales suelen observarse a través de pruebas proyectivas (HTPP, Test de la Familia, CAT, Pata Negra...).

Durante el transcurso de la exploración valoraremos la necesidad de realizar un estudio del desarrollo motor con el fin de obtener un perfil psicomotor. Citaremos los parámetros psicomotores y las pruebas de evaluación de la maduración psicomotora que se usan con mayor frecuencia.

Esquema corporal: Se observan dos niveles: El conocimiento del cuerpo y la utilización de éste. Un conocimiento corporal correcto no significa forzosamente, una ausencia de trastorno del esquema corporal.

Estudiaremos el conocimiento topológico que tiene el niño de las diferentes partes del cuerpo, la imitación de gestos o posturas siguiendo unas órdenes, conocimiento de las dimensiones del cuerpo, orientación derecha-izquierda sobre si mismo y la representación del cuerpo.

Pruebas: Dibujo de la figura humana de Goodenough. Test de gestos de Bergès-Lézine. Test del esquema corporal de Daurat-Hemeljak, Stamback y Bergès. Bateria Piaget-Head (derecha-izquierda ).

Lateralidad: Mediante cuestionarios de habilidad y precisión, así como de frecuencia de uso podemos determinar la preferencia manual.

Pruebas: Test de dominancia lateral de Harris. Prueba de lateralidad de Zazzo.

Tono muscular: Se evalúan tres elementos: Extensibilidad de los miembros superiores e inferiores, pasividad ante movimientos de balanceo y caída, y capacidad de relajación del sujeto.

Destacamos la prueba de tono y relajación del balance psicomotor de Bucher, basada en estudios de Ajuriaguerra y Stamback sobre el tonus permanente.

Independencia motriz: Se observa la capacidad de controlar cada segmento motor por separado sin implicar a otros miembros del cuerpo en la realización de una tarea concreta. Permite detectar sincinesias, movimientos parásitos, paratonías o alteraciones del tono.

Pruebas: Test de separación digital del balance psicomotor de Bucher (motricidad digital e independencia de cada dedo ).

Coordinación: Valoración de la coordinación de distintos grupos de músculos en la ejecución de una acción. Se refiere a la coordinación estática y dinámica general, coordinación de manos, equilibrio, respiración y adaptación a un ritmo.

Pruebas: Test motor de Ozeretzki. Perfil psicomotor de Pick y Vayer.

Control respiratorio: Se evalúa el ritmo de la respiración (nasal o bucal) superficial o profunda.

Pruebas: Nos puede ser de utilidad el balance psicomotor de Pick y Vayer.

Equilibrio: Se realizan pruebas de examen neurológico. Equilibrio estático (sinergias) y dinámico (marcha, carrera, salto...).

Las pruebas podemos encontrarlas también, en el perfil psicomotor de Pick y Bayer, y en el balance psicomotor de Bucher.

Estructuración espacio-tiempo: Nos interesa la orientación derecha-izquierda en si mismo, en relación a los objetos y a los demás, y la organización perceptivo-espacial de los estímulos visuales.

Pruebas: Test mano-ojo-oreja de Head. Test de orientación derecha-izquierda de Piaget. Discriminación derecha-izquierda de Benton. Prueba de la figura de Rey.

El estudio de la percepción temporal se realiza a partir de la reproducción de estructuras rítmicas. Prueba de ritmo de M. Stamback.

La utilización de las pruebas de tipo manipulativo de la Escala de Inteligencia de Weschsler para niños, también nos informan de aspectos de orientación, estructuración espacial y ordenación temporal.

Organización perceptiva y atención: Evaluación de la discriminación visual y la capacidad atencional del sujeto.

Pruebas: Test de atención-percepción. Caras.

Test de doble tachado de R. Zazzo.

Toulose-Pièron.

Coordinación viso-motora: Permite la valoración del nivel madurativo del sujeto a través de tareas de copiado que implican una coordinación ojo-mano.

Pruebas: Test Guestáltico-visomotor de Bender. Copia de formas geométricas de Hilda Santucci. Son indicadoras también, de la capacidad de percepción y organización de figuras en el espacio gráfico.

Pruebas complementarias de nivel escolar relacionadas con la lectura y la escritura: ABC. Adquisición de requisitos básicos para el aprendizaje de la lecto-escritura.

TALE. Test de análisis de la lecto-escritura.

COLE. Comprensión lectora.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:

Al presionar "Recibir" estás dándote de alta y aceptas las condiciones legales de mailxmail

Cursos similares a Reeducación psicomotriz


  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Psicomotricidad. Educación psicomotriz
La psicomotricidad se define como la ciencia que estudia la integración entre... [02/11/10]
1.515  
2. Cómo tratar a personas difíciles
Todo el mundo ha tenido que tratar en alguna ocasión con ellos: entorpecen el... [13/11/01]
264.474  
3. Cómo superar el miedo a volar
¿Le dan pánico los aviones? ¿Siente un sudor frío cada vez que pisa un aeropuerto?... [04/03/02]
13.248  

El blog de mailxmail|¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail


¿Quieres recibir más cursos de Psicología? ¡Son gratis!