12.213 cursos gratis
8.308.240 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Relajamiento consciente

Autor: Rolando Leal Martínez
Curso:
9,25/10 (4 opiniones) |8905 alumnos|Fecha publicación: 24/01/2006
Envía un mensaje al autor

Capítulo 3:

 Agotamiento y descanso

AGOTAMIENTO Y DESCANSO

El cansancio que todos experimentamos después de una intensa actividad, es perfectamente normal y natural, en cambio el agotamiento es dañino. Existe un mecanismo de autorregulación del organismo para funcionar siempre correctamente, en la situación que nos ocupa se presenta como fatiga o cansancio que viene siendo como un aviso de que debemos detenernos en nuestras actividades, si hacemos caso entonces comienza la etapa de descanso para recuperar las energías gastadas, si no hacemos caso la fatiga se prolonga y viene el agotamiento.

La fatiga viene siendo entonces el mecanismo de defensa del organismo para evitar sobrepasar los límites del esfuerzo, ya vimos en el capítulo anterior que el exceso de esfuerzo o estrés es provocador de tensiones que afectan grandemente la salud integral del individuo. También se ha visto que cuando se presenta la fatiga lleva en sí una insuficiencia energética, o sea que hay una relación directa entre la cantidad de energía disponible y la mayor o menor capacidad para resistir el esfuerzo de nuestras actividades.

Una persona que está acostumbrada a tener y manejar mayor cantidad de energía vital o prana, tendrá más oportunidades de resistir durante un mayor tiempo esfuerzos constantes que le exija su trabajo. En cambio quien no sabe como guardar energía adicional sucumbirá más pronto ante los embates de situaciones conflictivas ocasionadas por exceso de actividad.

Es por ello la importancia de la respiración diaria, tal  como la hemos estudiado en los capítulos anteriores; quien practica regularmente los ejercicios de respiración se carga de energía vital adicional que se almacena en los centros sutiles o chakras, para ser utilizada cuando se necesite, no sólo en el aspecto físico, sino también en el mental y en el espiritual.

La fatiga también revela que existe desnutrición e intoxicación celular, la vida de la célula está basada en el fenómeno de alimentación y eliminación, si esto no se produce adecuadamente entonces las células se enferman, se intoxican, y no trabajan correctamente. Cuando hay demasiada actividad, sin descansos periódicos en igual proporción, o bien insuficiente asimilación de energía vital, las células no pueden eliminar las toxinas, y entonces se envenenan, y esto afecta a los tejidos, los órganos y a todo el cuerpo, produciéndose la fatiga, que es propiamente una desenergetización.

Existen varios factores que pueden influir en la fatiga y el agotamiento, como una mala alimentación con abundancia de substancias perturbadoras, una mala eliminación, insuficiente asimilación de energía vital a través de la respiración, falta de descanso apropiado, intensa actividad, emociones negativas, conflictos psicológicos y crisis existenciales.

Todos estos factores pueden acelerar el proceso de desenergetización y provocar el agotamiento, casi siempre se dan varios de ellos combinados, es precisamente esto lo que ocasiona el derrumbe de las defensas y la aparición del desgaste orgánico y muchas veces el desequilibrio psicológico también. No es sólo la intensa actividad lo que propicia la fatiga sino todos los otros aspectos complementarios que ya hemos mencionado, y que influyen en el mantenimiento de la salud integral del individuo. Vamos a definir una serie de reglas generales que nos puedan servir de guía para eliminar la fatiga y el agotamiento:

Cuidar la salud integral: física, mental y espiritualmente. Alimentación natural, sin toxinas, bien balanceada. Vitaminizarse, comer frutas y jugos naturales, se puede incluir un tratamiento vitamínico como suplemento alimenticio. Utilizar el agua como relajante y estimulante natural mediante baños. Tomar agua durante el día. Hacer ejercicio moderado. gimnasia psicofísica Yoga. Practicar ejercicios de respiración. Caminata Yoga y paseos al aire libre. Tomarse descansos regulares. Moderar el trabajo. Regular el sueño. Practicar el relajamiento. Meditación. Descansar al sentirse cansado. Tomar las cosas positivamente. Ser optimistas y alegres. No preocuparse. Leer libros de elevación y estimulantes. Aprender a reír. Cultivar una afición. Amar y dejarse amar. Disfrutar de la naturaleza. Si se considera necesario ir con un médico o con un orientador o psicoterapeuta.

Uno de los graves problemas que se presentan en la actualidad es la falta de descanso al dormir, veamos algunos de los problemas más comunes que se presentan debido a esta situación.

1. Debilidad general.

2. Tensiones musculares que ocasionan dolor y malestar.

3. Alteración del sistema nervioso, irritación y  malhumor.

4. Somnolencia durante el día.

5. Poca resistencia a las enfermedades y a los conflictos emocionales.

6. Disposición al estrés.

7. Inclinación a la preocupación y al pesimismo.

8. Falta de atención y concentración en las actividades diarias.

9. Reducción de la alegría de vivir.

10. Desarmonía y desequilibrio general.

Todo lo anterior se manifiesta más claramente cuando la persona no sólo no descansa bien al dormir, sino que padece de insomnio. Ante esta situación el sistema Yoga nos proporciona una técnica muy eficaz para complementar los beneficios del descanso nocturno: El relajamiento consciente, cuyos efectos positivos se han comprobado efectivamente. En el capítulo anterior vimos la variante del relajamiento de tipo muscular, ahora vamos a estudiar el relajamiento respiratorio.

RELAJAMIENTO CONSCIENTE DE TIPO RESPIRATORIO

SHAVASANA = EL CADÁVER.

Shava = cadáver;

asana = postura.

Postura del cadáver, especial para el relajamiento consciente.

PREPARACIÓN

Acostado boca arriba con los brazos a los lados del cuerpo. Si es de noche se apagan las luces, se utiliza música de fondo de tipo instrumental y tranquila.

EJECUCIÓN

Inhalar profundamente por la nariz, sostener un momento y exhalar lentamente por la nariz, soltando el cuerpo en cada exhalación. Se repite el proceso siete veces hasta alcanzar un estado de relajamiento total. Recordemos que la punta de la lengua se acomoda en la parte de adentro de los dientes superiores.

También se puede hacer por zonas.

En la primera exhalación se aflojan las piernas, en la segunda exhalación las caderas y el bajo vientre, en la tercer exhalación el abdomen y la espalda baja, en la cuarta exhalación la espalda alta y el pecho, en la quinta exhalación los brazos y el cuello, en la sexta exhalación el rostro y la cabeza, en la séptima exhalación todo el cuerpo.

Dejamos que la respiración se normalice, cada vez más pausada, más tranquila y más serena, en cada exhalación nos seguimos relajando más y más. Nos quedamos así de 5 a 10 minutos, disfrutando de este relajamiento consciente.

Para activarnos nos energetizamos con la respiración.

Inhalamos profundamente y sostenemos lo más posible: Respiración Sostenida.

Exhalamos lentamente.

Repetimos este proceso siete veces, movemos los brazos y las piernas, nos estiramos completamente y nos incorporamos para continuar nuestras actividades diarias; si es en la noche entonces del relajamiento nos pasamos al sueño nocturno, y en la mañana al despertarnos hacemos las inhalaciones para cargarnos de prana.

Recomendamos practicar este ejercicio durante una semana, antes de pasar al siguiente. Para terminar revisaremos algunos conceptos relacionados con este capítulo. El descanso es el mecanismo mediante el cual la unidad cuerpo-mente recupera las energías gastadas por la actividad física y mental. Existen dos tipos de descanso: el completo y el parcial, el primero se realiza cuando dormimos y entramos en el sueño profundo y también mediante el relajamiento consciente; el reposo parcial se puede lograr mediante un cambio de actividad, practicando ejercicio moderado, con distracciones y diversiones, por medio de masajes, hidroterapia, vacaciones, Yoga y meditación. Como podemos comprobar sólo el relajamiento consciente iguala al sueño profundo para alcanzar el estado de reposo completo.

Capítulo siguiente - Yoganidra
Capítulo anterior - Tención y relajamiento

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:

Al presionar "Recibir" estás dándote de alta y aceptas las condiciones legales de mailxmail

Cursos similares a Relajamiento consciente


  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Cómo tratar a personas difíciles
Todo el mundo ha tenido que tratar en alguna ocasión con ellos: entorpecen el... [13/11/01]
264.474  
2. Cómo superar el miedo a volar
¿Le dan pánico los aviones? ¿Siente un sudor frío cada vez que pisa un aeropuerto?... [04/03/02]
13.248  
3. El arte de dirigir tu propia vida
El "liderazgo personal" es el rol que adoptamos todos para dirigir nuestra vida y... [14/01/03]
46.387  

Capítulos del curso


El blog de mailxmail|¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail


¿Te interesa? ¡Te enviamos gratis las novedades de Psicología!