12.213 cursos gratis
8.308.407 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Signos vitales. Valoración

Autor: Editorial McGraw-Hill
Curso:
|207 alumnos|Fecha publicación: 16/06/2011

Capítulo 7:

 Valoración del pulso periférico

Objetivos

- Obtener los datos basales para ulteriores evaluaciones.

- Averiguar si la frecuencia del pulso está dentro de los límites normales.

- Averiguar si el ritmo del pulso es regular y si tiene un volumen adecuado.

- Comprobar la igualdad de los pulsos periféricos en ambos lados del cuerpo.

- Vigilar y valorar los cambios del estado de salud del paciente.

- Vigilar a los pacientes expuestos a sufrir alteraciones del pulso (p. ej., a los que tienen una historia de cardiopatía, o han tenido arritmias cardíacas, hemorragias, dolores agudos, fiebre, o han recibido grandes volúmenes de líquido en goteo).

Valoración

Los signos clínicos de alteraciones cardiovasculares que no son la frecuencia, el ritmo y el volumen del pulso (p. ej., disnea [dificultad para respirar], fatiga, palidez, cianosis [coloración azulada de piel y mucosas], palpitaciones, síncope [desmayos], disminución de la perfusión periférica causante de cambios de coloración y de frialdad de la piel).

- Los factores que pueden alterar la frecuencia del pulso (p. ej., el estado emocional y el grado de actividad física).

- El sitio más adecuado para valorar el pulso.

Planificación

Posibilidad de delegar: La determinación del pulso radial del paciente se puede delegar al PANT o a los familiares/cuidadores. El hallazgo de una frecuencia o un ritmo anormal del pulso obliga al profesional de enfermería a realizar una nueva valoración, y a tomar las medidas adecuadas si se confirma esa alteración. Dada la pericia que se necesita para localizar e interpretar las pulsaciones periféricas en sitios distintos a la arteria radial, y para usar los aparatos de ultrasonografía Doppler, estas técnicas no suelen delegarse en el PANT.

Equipo

- Utilice un reloj con segundero u otro indicador.

- Si emplea un EUD, use la sonda del transductor, los auriculares del estetoscopio, el gel de transmisión, y gasas/pañuelos de papel.

Ejecución

- Preparación

- Si utiliza un EUD, compruebe que el equipo funciona adecuadamente.

Desarrollo

1. Explique al paciente lo que va usted a hacer, la necesidad de hacerlo, y cómo debe cooperar. Comente cómo se usarán los resultados en la planificación de nuevos cuidados o tratamientos.

2. Lávese las manos y cumpla las instrucciones adecuadas para evitar las infecciones.

3. Respete la intimidad del paciente.

4. Elija el sitio en el que se tomará el pulso. Normalmente se toma el pulso radial, salvo que no esté accesible o que se vaya a valorar la circulación en otro sitio del cuerpo.

5. Ayude al paciente a mantener una posición cómoda. Al valorar el pulso radial con la palma de la mano vuelta hacia abajo se puede apoyar el brazo a lo largo del cuerpo, o descansar el antebrazo en el tronco formando un ángulo de 90º. Si el paciente puede sentarse, el antebrazo se puede apoyar en el muslo, con la palma de la mano vuelta hacia abajo o hacia adentro.

6. Palpe y cuente las pulsaciones. Coloque suave y directamente la punta de los dos o tres dedos de en medio en el punto elegido (Fig. 4). Está contraindicado usar el pulgar porque las pulsaciones de este dedo se pueden confundir con las del paciente. Cuente las pulsaciones durante 15 segundos y multiplíquelas por 4. Anote el pulso en latidos por minuto en su cuaderno de trabajo. Si está tomando el pulso del paciente por primera vez, u obteniendo datos basales, o si el pulso es irregular, cuente las pulsaciones durante un minuto entero. Si el pulso es irregular, también es necesario tomar el pulso apical.

7. Valore el ritmo y el volumen del pulso.

- Valore el ritmo del pulso anotando los intervalos que separan a los latidos. En el pulso normal, la duración de los intervalos entre dos latidos es siempre la misma. Si está realizando una primera valoración, hágala durante 1 minuto.

- Valore el volumen del pulso. El pulso normal se percibe como una presión moderada, y es la misma para todos los latidos. El pulso amplio/lleno tiene gran volumen; el pulso que desaparece fácilmente al comprimirlo es un pulso débil. Anote el ritmo y el volumen del pulso en su cuaderno de trabajo.

8. Registre en las notas de enfermería la frecuencia, el ritmo y el volumen del pulso, así como sus actuaciones en la historia del paciente. Registre también los datos oportunos relacionados con esa variación en la frecuencia del pulso comparada con la que tiene normalmente el paciente, así como los cambios anormales de la coloración y la temperatura de la piel.

Variación: empleo del EUD

- Si va a usar los auriculares del estetoscopio, conéctelos a uno de los dos huecos externos que se encuentran junto al botón del volumen. Las unidades de EUD pueden tener dos conexiones de salida, así que las señales puede oírlas una segunda persona (véase la Fig. 3).

- Aplique el gel de transmisión a la sonda en el extremo delgado de la caja de plástico donde se aloja el transductor, o a la piel del paciente. Los rayos infrarrojos no se transmiten por el aire. El gel impide todo contacto con el aire, y permite por tanto una transmisión perfecta de la onda ultrasónica.

- Presione el botón de encendido («On»).

- Mantenga la sonda aplicada a un punto de la piel en el que haya latidos. Presione ligeramente y mantenga la sonda en contacto con la piel (Fig. 5). Si la presión es excesiva, se puede interrumpir el flujo sanguíneo y hacer desaparecer la señal.

- Corrija el volumen del audio si es necesario. Distinga los sonidos arteriales de los venosos. El tono arterial (la señal) es claramente pulsátil y suena como un bombeo. El tono venoso es intermitente y varía con la respiración. Los tonos arterial y venoso se oyen simultáneamente con el EUD porque las arterias y las venas gruesas recorren juntas todo el cuerpo. Si los tonos arteriales no se oyen fácilmente, hay que volver a colocar la sonda.

- Después de valorar el pulso, retire el gel de la sonda para no dañar su superficie. Limpie el transductor con soluciones acuosas. El alcohol u otros desinfectantes pueden dañar el frontal del transductor. Elimine todo el gel adherido al paciente.

Evaluación 

- Compare la frecuencia del pulso con los datos basales o con los valores normales para la edad del paciente.

- Confronte la frecuencia y el volumen del pulso con otros signos vitales; y el ritmo y el volumen del pulso con los datos basales y el estado de salud.

- Si valora las pulsaciones periféricas, evalúe su igualdad, frecuencia y volumen en ambas extremidades.

- Realice un seguimiento apropiado bien siguiendo una orden del médico o dando un medicamento.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:

Al presionar "Recibir" estás dándote de alta y aceptas las condiciones legales de mailxmail

Cursos similares a Signos vitales. Valoración


  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Sanidad. Constantes vitales
El cuerpo muestra su estado de salud mediante sus constantes vitales :... [03/03/09]
8.593  
2. Signos, síntomas y síndromes neuropsiquiátricos
En las últimas clasificaciones del DSM ( Manual de Diagnóstico y Estadística de... [14/07/10]
552  
3. Valoración clínica de la paternidad
Valoración clínica de la paternidad , en circunstancias normales, una paternidad... [07/04/10]
132  

El blog de mailxmail|¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail


¿Quieres recibir más cursos de Salud? ¡Son gratis!