12.213 cursos gratis
8.308.105 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Capítulo 1:

 Tabaquismo. Introducción y desarrollo

INTRODUCCIÒN

El tabaco es una planta originaria de América que ha perdido la finalidad curativa y ceremonial para la que antiguamente era utilizada. Fue descubierta en sus primeros viajes por los conquistadores españoles, quienes observaron su uso entre los indígenas del Nuevo Mundo. Se le llama tabaquismo al consumo habitual del tabaco, en cualquiera de sus modalidades, sea fumado, inhalado o masticado.

El uso del tabaco produce enfermedad y muerte. La sociedad paga el precio mediante elevada morbimortalidad. El tabaco es la causa más importante de muerte en los adultos de 35 o más años de edad . El principio activo más significativo del tabaco es la nicotina, descrita desde el siglo XIX y estudiada con detalle desde entonces. Se ha descubierto que tiene gran variedad de efectos complejos, tanto en la mente como en el cuerpo, y es la máxima responsable de la adicción al tabaco.

Además de nicotina, el humo del tabaco contiene más de 4000 compuestos químicos y alrededor de 60 de esas sustancias han demostrado ser cancerígenas (por ejemplo el alquitrán), y otras son tóxicas, como el monóxido de carbono.

El tabaco es la principal causa de muerte evitable en el mundo y cobra la vida de casi cinco millones de personas al año. Según las estimaciones, de no invertirse la tendencia actual, provocará la muerte prematura de 10 millones de personas para el año 2030, 7 millones de ellas en los países en desarrollo. El tabaco es el único producto legal que causa la muerte de la mitad de sus consumidores habituales. Esto significa que de los 1300 millones de fumadores que existen, 650 millones morirán prematuramente.

DESARROLLO

Al fumar la nicotina se distribuye con rapidez por el organismo y llega al cerebro aproximadamente a los 7 segundos de ser inhalada, en el sistema mesolímbico del cerebro aumenta la liberación del neurotransmisor “DOPAMINA” que produce placer, alegría y estado de alerta. Este mecanismo de acción es similar al de la heroína y la cocaína, por lo que es considerada la nicotina tan adictiva como aquéllas.

Como el efecto desaparece a los pocos minutos y provoca depresión, el fumador desea seguir fumando para repetir los resultados placenteros. También la nicotina en el locus cerúleos libera el neurotransmisor “NOREPINEFRINA” que produce un aumento en el estado de alerta, de la concentración y de la memoria. Asimismo disminuye el apetito.

Propiedades físicas y bioquímicas del humo del cigarrillo                

Habitualmente se divide al humo del cigarrillo en dos fases: una fase de alquitrán y una fase gaseosa. La fase de partículas sólidas (alquitrán) se define como el material retenido cuando la columna de humo pasa a través de un filtro de fibra de vidrio de Cambridge que retiene el 99.9% de las partículas sólidas. La fase gaseosa es el material que pasa a través del filtro. La fase sólida (alquitrán) del humo del cigarrillo contiene >1017 radicales libres/g, y la fase gaseosa contiene >1015 radicales libres/bocanada. Los radicales asociados a la fase de alquitrán son de duración prolongada (de horas a meses), mientras que los radicales asociados a la fase gaseosa son de duración más breve (segundos).

El humo de cigarrillo ambiental se produce por la combinación del humo liberado por el extremo que arde (85%) y una pequeña fracción de humo exhalado (15%) por los fumadores. El primero contiene concentraciones más altas de componentes tóxicos que es exhalado.      

Las últimas tendencias muestran un aumento de las tasas de consumo de tabaco entre los niños y adolescentes y está demostrado que mientras más temprano se comienza el consumo mayor es el riesgo de contraer cáncer. Esta adicción es causa conocida o probable de más de 25 enfermedades y responsable entre ellas del 30% de los fallecimientos por cánceres de pulmón, tráquea, bronquios, cavidad oral, esófago, páncreas y laringe, entre otras y se ha asociado a muchos otros tipos de neoplasias, como las que afectan al cuello del útero o el riñón. Además aumenta notablemente el riesgo de enfermedades cardiovasculares, cerebrovasculares y respiratorias como el enfisema, la bronquitis y el asma, y la infertilidad.

Estudios recientes han demostrado el riesgo del llamado fumador pasivo que condicionan el cáncer de pulmón y otros desórdenes. Se ha comprobado que más de 3 000 muertes anuales se deben a este humo de segunda mano entre la población adulta no fumadora y que compromete además la salud de las vías respiratorias de cientos de miles de niños. La exposición a elementos contaminantes es significativamente más elevada en espacios cerrados, lo cual es preocupante si se considera que las personas pasan el 90% de su tiempo en ambientes interiores y cerrados.

Pruebas del daño del  tabaco                           

La evidencia acumulada demuestra que el tabaco daña casi todos los órganos del cuerpo. La nicotina produce un aumento de la frecuencia cardiaca, constricción generalizada de los vasos sanguíneos, incremento de la presión arterial, de la acidez gástrica y de la motilidad intestinal. La competencia del monóxido de carbono con el oxígeno en sangre, disminuye el transporte de oxígeno a los tejidos lo que, entre otros efectos, provoca envejecimiento. También eleva el colesterol y desciende las lipoproteínas de baja densidad, acelerando la Arteriosclerosis.

Un varón joven que fume tiene el doble de posibilidades de padecer impotencia sexual, mientras la calidad y cantidad de sus espermatozoides se reducen drásticamente. Una mujer que fuma tiene un 40 % menos de posibilidades de quedar embarazada, un riesgo tres veces mayor de padecer menopausia precoz y un 25% más de probabilidades de perder a su bebé antes de la semana 24 de la gestación. En mujeres embarazadas el hábito de fumar eleva el riesgo de un parto prematuro. El monóxido de carbono sustituye al oxígeno de la sangre y como la nicotina traspasa con facilidad la barrera placentaria esos dos factores combinados causan deficiente oxigenación al feto y su desarrollo con alto riesgo de aborto espontáneo.

Los estudios sobre tabaquismo y sus consecuencias han determinado también que los fumadores tienen también dos veces más incidencia de leucemia linfoide, tres veces más de leucemia mieloide y una mayor incidencia de mieloma que los no fumadores.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:

Al presionar "Recibir" estás dándote de alta y aceptas las condiciones legales de mailxmail

Cursos similares a Tabaquismo. Beneficios tras dejar de fumar


  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Guía para dejar de fumar
El pasado 31 de mayo se celebró el día Internacional contra el tabaco, un hábito... [06/06/03]
35.803  
2. Cómo dejar de fumar
No importa la edad ni el tiempo que usted tenga de fumar, este curso le permitirá... [21/06/05]
6.128  
3. Cómo dejar de fumar. Método para dejar el tabaco
Cómo dejar de fumar o c ómo dejar el tabaco es una de las demandas para mejorar... [08/01/10]
1.182  

El blog de mailxmail|¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail


Ponte al día de Salud con nuestros cursos gratis