12.213 cursos gratis
8.309.046 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Técnicas de creación del humor

Autor: Jorge Barale
Curso:
6,20/10 (5 opiniones) |6717 alumnos|Fecha publicación: 24/03/2005
Envía un mensaje al autor

Capítulo 8:

 Historia del humor

8) Octava Clase:

Breve Visión de la Historia del Humor a través de los Siglos

         Antigüedad:

                  -El humor en la Antigüedad

                  -Egipto y el Medio Oriente

                  -Grecia: Esopo, Aristófanes.

                 -Roma: Fedro, Marcial, Apuleyo, Luciano, etc.

        El Humorismo medieval y renacentista:

                  -Lazarillo de Tormes (Anónimo)

                  -Leonardo da Vinci

                  -Nicolás Maquiavelo

El Humorismo de las Nacionalidades:

                  -Italiano (Maquiavelo, Goldoni, Foscolo, Parini, Leopardi, etc.)

                  -Español (Cervantes, Quevedo, Julio Camba, Jardiel Poncela, etc.)

                  -Francés (Rabelais, Voltaire, Dumas, Daudet, etc.)                         

                 -Ruso (Gogol, Goncharov, Sienkiewicz, Zamiatin, etc.)

                  -Inglés (Swift, Dickens, Wilde, Thackeray, Shaw, etc.)

                  -Norteamericano (Irving, Poe, Twain, O´Henry, Pegler, etc.)

                  -Alemán (Sachs, Richter, Grimm, Reuter, Presber, Kluge, etc.)

                  -Escandinavo (Golsdschmitt, Hamsun, Munthe, etc.)

                  -Judío (Woody Allen, Mel Brooks, Sacha Guitry, etc.)

                  -Humor Oriental:  hindú, chino, japonés, polinesio y africano.

          Se ha escrito la historia de la Humanidad desde muy diferentes perspectivas: desde la política; desde las victorias y las derrotas en la guerra; desde la conquista; desde la cultura como abstracción, la geografía, la literatura, el cine y hasta la cocina o el traje; pero nunca, jamás, se ha escrito una Historia del Humor mundial.

         El humor surgió con el hombre desde el comienzo de los tiempos, cuando representó satíricamente la imagen de un animal en las paredes de una cueva prehistórica. Con el surgimiento de la historia, es decir, con la aparición de la escritura, el humor se convirtió de inmediato en un subgénero de la literatura. De todas formas, definir al humor como una forma de cultura es confundir los términos: en realidad las formas del humor son sólo sus realizaciones prácticas, pero en realidad la tarea y la necesidad del humor son fenómenos tan humanos y ancestrales como el miedo o el instinto.

         Existe una gran tentación a considerar al humor como un hecho de sobrevivencia, ante la gran magnitud dramática que conlleva el hecho de estar vivo y, sobre todo, ser consciente de la finitud y de que alguna vez desapareceremos como entes de esta realidad. ¿Es el humor una herramienta para hacer más apacible ese camino? Puede decirse casi con seguridad que sí lo es. Y si en verdad es algo más complejo, no es tarea de este Curso deslindar o determinar las características sicológicas que mueven a las personas al humor; tomémoslo, entonces, como una herramienta para hacer más placentero, más hermoso y más rico nuestro paso furtivo por la existencia.

         Cuidado, eso sí, debido a estas propiedades, con considerar al humor igual a un escapismo o una evasión a semejanza de los divertimentos o los vicios, tales como las drogas, el alcohol. Si estamos en tren de comparaciones, se parece mucho más al sentimiento religioso que a cualquier otro, pero despojado de sus rasgos de solemnidad y tragedia. El humor pone en su lugar relativo a las cosas y de ahí que las personas prolijamente serias lo consideren peligroso para lo que aparece, a priori, como ya indiscutiblemente definido y catalogado.

         Desde el comienzo de los tiempos, los humoristas fueron perseguidos por el poder político establecido y en general realizaban sus tareas a cobijo de mecenas, pertenecientes a las clases adineradas o poderosas. Paralelamente a la fuente escrita, existía la inagotable fuente del humor popular oral, que es la verdadera cantera de donde nace y se forja la cultura de los pueblos. Estas dos variantes, la culta y la popular, se manifiestan en todas las civilizaciones a lo largo de las centurias.

La Historia

         Casi no quedan registros acerca de los chistes y bromas que se gastaban los soldados hititas, los hebreos, los filisteos o los egipcios y los fenicios, los asirios, los caldeos y los amorreos.

         En todas las civilizaciones donde la religiosidad es muy fuerte y está entrelazada en la intimidad del poder, el humor tiene la batalla cultural perdida de antemano. Parece haber una relación directamente proporcional entre el nivel de creencia de la gente en la inexorabilidad del destino, por un lado, y la calidad y cantidad del humor existente, por el otro. Veamos un poco más de cerca esta ecuación: mayor seguridad tiene la gente de que su vida está resuelta favorablemente, menos necesidad hay de apelar al humor (lo que confirmaría la tesis de que, en efecto, se trataría de una importante defensa contra la "angustia" de vivir en un mundo imperfecto, violento y duro). Ya se sabe que las cosas solemnes parecen mucho más importantes de lo que son. El famoso humor judío es, como bien afirma Ben Gurión, producto de los exilios forzados (iniciados en Babilonia), las persecuciones y la posterior diáspora en tiempos del emperador Tito. Si no se contaba ni con Estado ni con un Dios efectivamente único y poderoso, las vías de sobrevivencia deben pasar a través de la ironía y el sarcasmo de la frustración. Esto equivale, quizá, a admitir que en muchos casos el humor es, efectivamente, un método de consuelo más humano que cualquier forma de trascendencia.

         Una de las posibles razones por las cuales existe humor (escrito y "tolerado") en ciertos estados del mundo antiguo puede deberse a la capacidad de haber "antropomorfizado" a los dioses, lo que los hacía pasibles de defectos y, por tanto, de crítica y sátira. No es el caso de los egipcios, cuyos animales con formas humanas son poco pasibles de ser objetos de chanzas o burlas, dado su carácter simbólico (intente realizar un chiste dibujando signos de + ó - o con flechas... Será una tarea difícil).

No estamos haciendo, a propósito, hincapié en la capacidad crítica del humor, puesto que es bien conocida semejante virtud; más bien veremos que, como las plantas tropicales, aparece públicamente cuando surgen de la misma sociedad las condiciones para que florezca.

         Con el triunfo del cristianismo en el Mundo Antiguo aparece la descentralización del poder político que hasta ese momento había manejado con puño de hierro el Estado Romano y que había heredado de Alejandro el Magno y el helenismo. La aparición de la primera Edad Media trajo también el surgimiento del humor en forma de teatro representado, que satirizaba costumbres y vicios populares, casi siempre asimilados a relatos moralizantes donde el villano es ridiculizado y humillado (si no castigado o muerto) y el héroe glorificado y premiado al final de la historia. Con una visión moderna, podríamos decir que estos personajes "buenos e inocentes" son elementos muy satirizables, debido a una ingenuidad e inocencia que se veía meritoria en aquellos tiempos de ocultismo e inseguridad.

         Antes de seguir adelante, debemos hablar necesariamente de aquellos que se conocen como "las tres tragedias de la Humanidad", que no son más que un alejamiento filosófico, intelectual quizá, del lugar privilegiado que ocupa el ser humano en el cosmos:

1) La primera es la concepción heliocéntrica del mundo, creada por Nicolás Copérnico, contrapuesta a la de Ptolomeo, que consideraba que la Tierra era el centro del Universo y que todos los planetas y astros, incluido el Sol, giran alrededor de ella. Esta nueva creencia termina con el lugar central de nuestro lugar en el mundo y acerca al hombre al sentido de su verdadera dimensión.

2) La segunda tragedia es el descubrimiento de la Evolución, de Charles Darwin, que termina con la tesis de que el ser humano es por naturaleza la especie más evolucionada de nuestro planeta. Es decir: un nuevo retroceso: ni la Tierra es el planeta central del Universo, sino que además el ser humano no es una creación exclusiva de Dios, sino compartida con los animales.

3) La tercera tragedia de la Humanidad es, finalmente, el hallazgo del inconsciente de Sigmund Freud, que cuestiona la solidez y sobre todo la unicidad de la persona. No sólo es este un mundo como cualquiera; no sólo somos también una especie animal como cualquiera; ni siquiera somos las mismas personas siempre, porque nos domina el miedo y otra serie de personalidades ocultas que no nos permiten ni conocernos completamente a nosotros mismos.

         Con la aparición del Renacimiento y de la Primera Tragedia, se produce un trastrocamiento de valores que pone por primera vez al hombre por encima de Dios. El precio de semejante decisión es doloroso pero prepara el parto pata dos nacimientos claves desde el punto de vista del humor: por un lado la ciencia empírica, con Galileo, que trae al mundo el nacimiento de un nuevo tipo de certeza (recordamos, enemiga acérrima del humor), por otro el origen del humor moderno, con la publicación del Quijote de la Mancha. Puede decirse con toda seguridad que es el Quijote la obra clave del humor, la bisagra que separa y luego une la vieja tradición oral de la literatura humorística. 

Coincidentemente con esto, y después de la Reforma de Lutero y el asentamiento de las influencias religiosas en sus respectivas geografías, se establecen también los límites políticos definitivos de los que serán, en poco tiempo, los estados nacionales de Europa. Derivación directa del mencionado Quijote es la novela de Swift, de Defoe, de Rabelais y de tantos otros escritores que ha dado la humanidad desde entonces. Cada país tendrá, entonces, su propio y característico humor nacional, que será producto directo de la personalidad que adquiere el país.

         Siglos después, con los avances de la ciencia, el positivismo en filosofía y la certeza de que la realidad es cognoscible por el hombre, el humor vuelve a redefinirse en el mundo como un método de defensa ante la soberbia humana, que es una de sus facetas más impresionantes y afiladas. El siglo de la Ilustración y la Revolución Francesa está marcado por la ironía de sus finos escritores, sobre todos franceses, norteamericanos e ingleses. El siglo XIX es el heredero directo de estas tendencias, que persisten hasta la Primera Guerra Mundial, cuando se produce una cesura cultural de dimensiones históricas en la cultura y, como no, también dentro del humor. En efecto, hacia comienzos de la década del 20, con la convicción que el racionalismo no explica las verdades del mundo y que además conduce a la ruina a los seres humanos, aparece el irracionalismo en el arte a través de los diferentes movimientos vanguardistas (surrealismo, dadaísmo, etc.) que transforman el lenguaje hasta entonces aceptado en una nueva expresión denominada "non sense" o el sin-sentido. El aporte del cine (derivado en general del teatro) a este nuevo tipo de humor, que no se había practicado hasta entonces sino en cuentagotas a través de Bernard Shaw o de Oscar Wilde, desemboca también en nuevas costumbres para el público consumidor del humor. La masividad del periódico diario en papel y la publicación constante de secciones de humor (comics o historietas) a las puertas del siglo XX, también afirman estas nuevas ideas y la trasladan a los nuevos medios, como la radio.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:

Al presionar "Recibir" estás dándote de alta y aceptas las condiciones legales de mailxmail

Cursos similares a Técnicas de creación del humor


  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Técnicas para hablar en público
No tengas miedo a hablar en público. Conoce con este curso todas las técnicas para... [17/04/09]
10.058  
2. La creación de un personaje literario
Para el éxito de una obra literaria, sea cual sea su extensión y sin importar el... [16/07/07]
4.491  
3. Técnicas de numerología
Aprende con este curso de numerología a conocerte a ti mismo a través de los... [21/07/10]
2.074  

El blog de mailxmail|¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail


¿Te gustaría visitar más cursos gratis de Comunicación?