Ilustre Colegio de Abogados de Murcia

Ilustre Colegio de Abogados de Murcia

Sobre el centro

El Ilustre Colegio de Abogados de Murcia cobra su sentido en la representación y defensa de los Abogados, mediante la gestión de los servicios y medios de que dispone para fomentar el desarrollo de la profesión de la forma más eficaz posible, tanto en beneficio tanto del colegiado, como para cumplir la función social antes referida. El Colegio de Abogados de Murcia ha acreditado con la participación en las últimas elecciones su vitalidad e ilusión, y con ella contamos en beneficios de todos.

Dentro de la tarea a desarrollar se debe enfatizar la actuación sobre todo en lo referente al Turno de Oficio y Asistencia al Detenido; Deontología; Formación del Abogado, en colaboración directa con Universidades, Colegios, Escuela de Práctica Jurídica, Academia de Legislación y Jurisprudencia, y otras Instituciones; Impugnación de honorarios; relación con la Administración de Justicia, y Jóvenes Abogados. A todos los Estamentos ofrecen la máxima colaboración y respecto, pero a su vez solicitamos la justa correspondencia.

¿Quieres hablar con un asesor sobre este curso?

Cursos destacados

Secretariado en Despachos Jurídicos Profesionales. Ilustre Colegio de Abogados de Murcia

...jurídica básica (tales como demanda, querella, denuncia, conocimiento de los órganos judiciales, providencias, notas simples, certificaciones literales... Aprende sobre: Servicios jurídicos, Asesoría jurídica, Práctica jurídica... Ver más

  • Curso
  • Semipresencial en Murcia
  • 67 horas lectivas
Añadir al comparador
Ver más

Precio a consultar
Nueva Reforma del Código Penal Ilustre Colegio de Abogados de Murcia

...análisis más profundo en el mes de febrero de 2011, fecha en la que se os ofrecerá un curso de mayor duración con dos créditos. Programa 11:15 h... Aprende sobre: Código penal... Ver más

  • Evento
  • Murcia
  • 1 Día
Añadir al comparador
Ver más

25 
+ IVA

Historia

Murcia no contaba con colegio profesional por lo que la Regencia de la Audiencia Territorial de Albacete dirigió un comunicado a los jueces de primera instancia de la provincia para que adoptasen las medidas necesarias que propiciaran su creación.

La consecuencia del anterior comunicado fue que el día 2 de julio de 1838 se fundó el Colegio de Abogados de Murcia.

Los primeros pasos fueron vacilantes como consecuencia del resurgimiento de la antigua discusión de libre ejercicio de la profesión o colegiación obligatoria. Así el colegio durante tres años se ve reducido a una simple asociación profesional sin respaldo oficial. Será en 1844 cuando definitivamente se restablezcan los Estatutos.

En lo relativo a la sede, inicialmente los abogados se reunían en la casa de Decano o en cualquier piso de alquiler. Se pensó asimismo en el Palacio de Almudí antiguo depósito de granos en tiempos de Alfonso X.

Pero finalmente fue la casa numero 2 de la calle San Antonio la primera sede del Colegio de Abogados de Murcia, en ella se instalaban una Sala de Audiencia, dos despachos de Jueces, una Sala de Juntas de Abogados y una habitación para el conserje, corría el año 1877, el precio del alquiler ascendía a 1.500 ptas. y eran abonadas por el Ayuntamiento capitalino.

En el año 1882 se publicó el proyecto de organización de nuevas Audiencias de lo criminal, con tal motivo se retorna la idea inicial de adaptar el Almudí como sede judicial, proyecto que fraguó por lo que fue remodelado e inaugurado el día 2 de enero de 1883. Habilitándose algunas de sus dependencias para el Colegio de Abogados.

Del Palacio de Almudí, la sede colegial pasó en el año 1975 al nuevo Palacio de Justicia sito en Ronda de Garay de la capital murciana, donde tuvo ya una mayor disponibilidad de espacios y servicios; ya cuenta con un Salón de Actos, distintas oficinas administrativas, Sala de Letrados y una espaciosa Biblioteca.

El Colegio se mantuvo en esa quinta planta del Palacio de Justicia hasta el año 1994, en el que las dependencias se trasladaros a la nueva Sede en la calle la Gloria donde se encuentra actualmente.

Es este un edificio completo de cinco plantas, inaugurado siendo Decano D. Manuel Martínez Ripoll.

Uno de los actos más emotivos dentro ya de la nueva Sede Colegial fue en el año 1998 en el que se conmemoraron los 160 años de la creación del mismo, en el se concedieron las Medallas de Oro del Colegio a la Policía Nacional, Guardia Civil, Colegio de Procuradores y editorial Aranzadi.