Masaje Infantil

City Yoga
En Madrid

95 
IVA inc.
¿Quieres hablar con un asesor sobre este curso?

Información importante

  • Curso
  • Nivel intermedio
  • Madrid
  • 6 horas lectivas
  • Duración:
    4 Días
  • Cuándo:
    Marzo
Descripción

El masaje infantil puede ser uno de los métodos más eficaces para ampliar y aumentar el vínculo afectivo entre los padres y los bebés, además de ser saludables para el correcto desarrollo, tanto a nivel físiológico como mental, de los niños y una mejoría para su salud.

Se trata de una formación presencial ofrecida por el centro especializado "City Yoga", que se hará a partir del mes de marzo en sus instalaciones en Madrid que tendrá una duración de cuatro días y supondrá una dedicación de aproximadamente seis horas lectivas durante los martes de marzo y abril por las mañanas.

Podrás encontrar más datos sobre este curso que ha sido publicado en emagister.com con un solo clic al botón de "pedir información", que encontrarás finalmente al final de esta página.

Información importante
Instalaciones y fechas

Dónde se imparte y en qué fechas

Inicio Ubicación
Marzo
Madrid
Artistas, 43, 28004, Madrid, España
Ver mapa

Preguntas Frecuentes

· ¿Cuáles son los objetivos de este curso?

En esta formación podrás adquirir todo el conocimiento teórico y práctico acerca del masaje infantil en el que se trabajará la mejoría del vínculo afectivo afectivo y comunicativo entre padres e hijos, la estimulación del desarrollo fisiológico y neurológico del bebé y su relajación.

¿Qué aprendes en este curso?

Masajes para bebés
Terapia manual
Yoga
Masaje infantil
Vínculo afectivo entre padres e hijos
Desarrollo fisiológico infantil
Desarrollo neurológico del bebé
Relajación y equilibrio del niño
Desarrollo del sentido nervioso
Disolver tensiones físicas en el niño
Mielinización de las células nerviosas
Recubrimiento de las conexiones neuronales

Temario

El masaje infantil es uno de los métodos más placenteros y estimulantes para desarrollar un vínculo afectivo entre padres e hijos. La interacción que se establece mejora tu capacidad para entender el lenguaje corporal de tu bebé, y aumenta su sensibilidad y confianza. El tacto, la voz y las miradas se mezclan para crear un vínculo fuerte que llenará de emoción, sensibilidad y conciencia la relación con tu bebé, que sentará la base para que crezca sintiéndose querido y respetado. La práctica del masaje diario permite que mamás y papás se acerquen y creen una relación intensa de cariño con sus hijos.

Algunos de los principales beneficios del masaje a tu bebé son:

Mejora el vínculo afectivo y comunicativo

Nos enseña a escuchar las necesidades físicas y emocionales de nuestros hijos y a comunicarnos desde los primeros meses de vida con ellos, no sólo con la voz sino con el lenguaje corporal, el contacto piel con piel y todo nuestro calor y ternura. Ofrece un tiempo precioso y compartido exclusivamente con tu bebé que te permite divertirte, conectar y relacionarte con él de un modo relajado y consciente.

Estimula el desarrollo fisiológico

La experiencia y la investigación muestran que el sistema músculo-esquelético, gastrointestinal y los sistemas respiratorio, circulatorio e inmunológico salen beneficiados de los efectos positivos del masaje infantil. Algunas molestias comunes como los cólicos del lactante, los gases, el estreñimiento, la congestión respiratoria y las tensiones musculares por posiciones durante el embarazo mejoran con la práctica regular de diversas técnicas de masaje infantil.

Estimula el desarrollo neurológico

La piel es el más poderoso vínculo comunicativo con el que cuenta el bebé y el tacto es una de las vías por las que tu bebé transmite información al exterior (la succión y la prensión son algunas muestras). El tacto favorece la mielinización de las células nerviosas (recubrimiento de las conexiones neuronales) para un adecuado desarrollo del sistema nervioso. El estímulo táctil, auditivo, visual, emocional que interviene en el masaje ponen al bebé en estado de alerta, y lo predispone a procesos de memorización y aprendizaje.

Relaja y equilibra: libera

Se establece un clima de relajación y confianza con las personas más cercanas al bebé. Se comparte escucha, conciencia y amor, y tu bebé se relaja en respuesta a todo ello. Este contacto corporal, compartido positivamente con sus seres más cercanos, ayuda al niño a disolver tensiones físicas y le libera de tensiones emocionales, ayudándole también a dormir mejor.

El taller consta de cuatro encuentros con una duración de una hora aproximadamente. El taller sigue la línea propuesta por la Asociación Española de Masaje Infantil (AEMI). En cada encuentro se trabaja una zona del cuerpo explicando los movimientos y los beneficios, se resuelven dudas y se recomiendan posturas para favorecer el desarrollo psicomotriz del bebé. A todos los padres se les entrega una carpeta con la documentación y la bibliografía correspondiente.