emagister Cursos Gratis
Encuentra tu siguiente formación

"San Agustín", (filósofo y teólogo)

Monografias
- Contienda Intelectual. Obispo Y Teólogo. Obras. Agustín de Hipona, San (354-430), el más grande de los padres de la Iglesia y uno de los más eminentes doctores de la Iglesia occidental. Agustín nació ...  ver todo
Tipo: Monografía
Fuente: www.monografias.com
Visitas: 6 (últimos 3 meses)
Formato: HTML , 59 KB
Idioma: Castellano

Para descargar este curso, compártelo en Facebook o menciónanos en Twitter. ¡Que se entere todo el mundo! :)

o si prefieres, crea una cuenta Emagister o entra con la tuya

¿Quieres aprender todavía más... pagando un poco?
New Media - UFM
Logica y Retôrica
New Media - UFM | 100 €
Curso Online

Los usuarios que vieron este curso también se interesan por...

Temario ↑ subir

"San Agustín", (filósofo y teólogo)
- Contienda Intelectual. Obispo Y Teólogo. Obras. Agustín de Hipona, San (354-430), el más grande de los padres de la Iglesia y uno de los más eminentes doctores de la Iglesia occidental. Agustín nació el 13 de noviembre del año 354 en Tagaste, Numidia (hoy Souk-Ahras, Argelia). Su padre, Patricio (fallecido hacia el año 371), era un pagano (más tarde convertido al cristianismo), pero su madre, Mónica, era una devota cristiana que dedicó toda su vida a la conversión de su hijo, siendo canonizada por la Iglesia católica romana. Agustín se educó como retórico en las ciudades norteafricanas de Tagaste, Madaura y Cartago. Entre los 15 y los 30 años vivió con una mujer cartaginesa cuyo nombre se desconoce, con la que tuvo un hijo en el año 372 al que llamaron Adeodatus, que en latín significa regalo de Dios. Doctores de la Iglesia, eminentes maestros cristianos proclamados por la Iglesia como merecedores de ese título, que viene del latín Doctor Ecclesiae. De acuerdo con este rango, la Iglesia reconoce la contribución de los citados teólogos a la doctrina y a la comprensión de la fe. La persona así llamada tiene que haber sido canonizada previamente y haberse distinguido por su erudición. La proclamación tiene que ser realizada por el Papa o por un concilio ecuménico. Los primeros Doctores de la Iglesia fueron los teólogos occidentales san Ambrosio, san Agustín de Hipona, san Jerónimo y el Papa san Gregorio I, que fueron nombrados en 1298. Los correspondientes Doctores de la Iglesia de Oriente son san Atanasio, san Basilio, san Juan Crisóstomo y san Gregorio Nacianceno. Fueron nombrados en 1568, un año después de que se designara con la misma condición a santo Tomás de Aquino. Mujeres que han alcanzado esta distinción fueron santa Catalina de Siena y santa Teresa de Jesús (en 1970) y santa Teresa del Niño Jesús (en 1997).