Sin duda alguna el 2020 ha sido uno de los años más difíciles para todos en el mundo entero, y las fiestas de fin de año también serán un evento un tanto atípico debido a la situación de crisis mundial. No obstante, las autoridades sanitarias han comunicado que Papá Noel y los Reyes Magos sí podrán visitar a los niños en estas fechas. Y es justo en este escenario en donde los adultos deben tener mucho cuidado con la famosa “cuesta de enero”.

Recursos Humanos: Máster MBA Recursos Humanos
ESNECA BUSINESS SCHOOL
595 €
Ver más
Recursos Humanos: Máster MBA en Recursos Humanos
ESNECA BUSINESS SCHOOL
595 €
Ver más

Por ello, en el artículo de hoy te contamos en detalle qué hacer para afrontar el enero del 2021 después de todas las fiestas y eventos de fin de año. Con estos 6 consejos que tenemos para ti tendrás nuevas herramientas para afrontar la situación que se viene, así que presta atención a este post. O si quieres formarte profesionalmente, Esneca Business School tiene disponible para ti un amplio catálogo de programas en el área de las finanzas.

Cuesta de enero 2021: ¿Cómo enfrentarla?

Antes que nada, es importante saber de qué estamos hablando. La cuesta de enero es una situación económica que surge debido a varios factores. El primero de ellos es la paga extra que muchos trabajadores reciben; otro aspecto igual de importante es la Navidad y todas sus implicaciones (regalos, rebajas inesperadas y gastos demás). Así que, cuando pasan todos estos eventos y llega el momento de revisar nuestra cuenta bancaria tomamos consciencia de la realidad: hemos gastado más de lo que debíamos y de lo que estaba dentro de nuestro presupuesto. Y aquí es donde aparece la temida cuesta de enero.

La cuesta de enero se da cuando, al finalizar las fiestas, nos damos cuenta que la vida continúa y que debemos cubrir los gastos del mes de enero: facturas, pagos de las compras decembrinas, imprevistos, etc. Todo esto es lo que causa una desagradable sensación de intranquilidad durante las tres semanas que quedan del mes, hasta que volvamos a recibir nuestra siguiente nómina.

Antes de entrar en la época de fiestas y regalos es conveniente revisar nuestras finanzas personales y ponerlas al día. ¡Más vale prevenir que lamentar! Esta afirmación se ajusta perfectamente a este contexto. La mejor manera de afrontar la cuesta de enero es anticiparnos a ella.

A continuación, te damos algunas ideas que seguro te resultarán de gran ayuda para salir satisfactoriamente de la cuesta de enero del 2021:

  1. Realiza una libreta de balance financiero

Aunque es un tema que nos puede parecer muy aburrido, la libreta de balance es un elemento clave para evitar una cuesta de enero muy marcada. Aquí, la idea es dejar por escrito en una libreta cada uno de los gastos que se prevén para las próximas fechas, de esta manera, tendremos más claridad sobre nuestra situación; sabremos casi con exactitud cuánto dinero podremos gastar de acuerdo con nuestros ingresos.

Luego de realizar este listado, es necesario revisarlo detalladamente y a consciencia con el objetivo de determinar si existen gastos innecesarios para eliminarlos. No olvides cubrir los pagos que no son negociables en enero: los impuestos, el alquiler, los servicios, la comida, el colegio, etc.

  • ¿Promociones? Sí, pero con moderación

Además de la navidad, las rebajas son una de las principales causas de la cuesta de enero, pues muchas veces no nos podemos resistir a ellas. Por ello, es importante comenzar a planear nuestras compras con una buena anticipación, así sabremos qué productos realmente vamos a necesitar y cuáles son aquellos que definitivamente no vale la pena incluirlos en nuestros gastos.

Así que, si queremos sacar el mayor provecho a las rebajas, pero con responsabilidad, el mejor consejo es comprar solamente aquellos productos que utilicemos durante un buen tiempo, como la ropa y el calzado.

  • No te olvides de ahorrar en el momento de gastar

Siempre que vayas a gastar dinero en algo trata de evaluar todas las posibilidades. Por ejemplo, si vas a cambiar de plan telefónico y el gasto será mayor, analiza si a largo plazo ese cambio te va a beneficiar y va a ser rentable. Evita a toda costa dejarte llevar por los anuncios, descuentos, promociones y ofertas. Ten siempre en cuenta que, si el gasto no supone un ahorro a largo plazo, entonces es mejor no hacerlo.

De igual forma, analiza bien todos los servicios que tienes contratados y si ellos son realmente necesarios. Si llegas a identificar alguna suscripción que nunca has utilizado, ¡cancélala de inmediato!

  • Di “NO” a los extras

Diciembre y enero son los meses en los que más propensos estamos a tener gastos extra. Por eso, hay que apretarnos el cinturón y tratar de reducir los gastos. Por ejemplo, si tienes contratado un servicio de internet que además incluye televisión por cable, pero no la usas, ¿Qué estás esperando para eliminarla de tu servicio? Hazlo pronto y verás como es de fácil reducir gastos extra.

  • Anticípate

Es muy usual que cuando llegamos a diciembre o enero nos sintamos perdidos y sin saber qué hacer para afrontar la situación económica. Y precisamente por eso es que es tan importante ahorrar. Un ahorro desde principio de año es la mejor manera de que la cuesta de enero no se convierta en nuestra pesadilla.

No obstante, entendemos que el ahorro es un tema muy difícil para algunos, así que, si el ahorro no es lo tuyo, puedes comenzar aplicando la técnica de las 52 semanas. Compra una alcancía y empieza a llenarla. En enero tendrás que depositar un euro; en febrero, dos euros; en marzo, tres euros… y así, hasta que llegues a diciembre. Si te comprometes y lo haces con juicio, a final de año podrás tener hasta 1.300 euros, y lo mejor, ya no tendrás que sufrir por la cuesta de enero.

  • Evita la impulsividad

¿Te has puesto a pensar que a veces haces compras que podrías haber evitado? Si es así, seguramente la regla de las 48 horas será de gran utilidad para ti. En el momento en el que estés en frente de una oferta que llamó tu atención por completo, date un tiempo de reposo de 48 horas. Si cuando pasan esos dos días aún quieres comprar ese producto pues no se trata de una compra compulsiva.

Otro tip muy útil en realidad, tiene que ver con tus caprichos. Trata de hacer más difícil el camino a ellos. Por ejemplo, elimina toda la información y datos de tus tarjetas de pago en las tiendas online, de manera que, si piensas hacer una nueva compra, tendrás que volver a hacer todo el tedioso proceso.

En conclusión, la responsabilidad de caer o no en la cuesta de enero está directamente en nosotros mismos. Así que, si nos sabemos organizar adecuadamente y si seguimos estos consejos, no estaremos sufriendo la famosa cuesta de enero y tendremos una cosa menos en la que preocuparnos.

Entérate de toda la oferta formativa que Esneca Business School tiene disponible para ti.

No dudes en contactar a uno de los profesionales de Emagister que con gusto te ayudará a resolver todas tus dudas. O si ya eres parte de la comunidad de estudiantes de este centro, nos gustaría que compartieras con nosotros tu experiencia en este formulario.

RRHH: Máster MBA en Recursos Humanos
ESNECA BUSINESS SCHOOL
595 €
Ver más
, , ,
Descubre toda la oferta formativa de ESNECA BUSINESS SCHOOL

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *