La administración de fincas comprende todos los conceptos que tienen relación con la propiedad de terrenos o edificios. El administrador es el encargado de gestionar y tener un control de los transacciones que ocurren en comunidades de vecinos, por ejemplo. Él es el que gestiona los contratos de alquiler, los movimientos de compraventa de propiedades los pagos y cobros, las derramas, etc.

Aunque no es necesariamente así, cuando el administrador reside en la finca, suele presidir la comunidad. Aun así, es ante la aparición de problemas legales cuando la administración de fincas toma especial relevancia. Se encarga de gestionar estas situaciones y se convierte en un mediador.

Ser administrador no es pan comido. El profesional de la gestión de fincas debe ser capaz de conocer cómo funciona la burocracia en instituciones como Hacienda.

Si estás interesado en convertirte en un profesional de la administración de fincas, sigue leyendo. En el post de hoy te contamos las habilidades que esta profesión requiere. Además, en Inenka Business School encontrarás la mejor formación para conseguirlo.

La administración de fincas: aptitudes

Para poder ejercer como un profesional de la gestión de fincas, debes poseer una serie de aptitudes. ¿Crees que las reúnes todas?

1-. Planificación del tiempo

La organización y planificación del tiempo no debe ser un problema para ti. Al contrario, debes ser implacable en cuanto a la organización de tus horarios laborales. Seguramente, deberás administrar varias fincas a la vez, por lo que ser consciente de tus limitaciones garantizará que el servicio que ofrezcas sea bueno.

2-. Mantente localizable

Nunca se sabe cuándo va a ocurrir el imprevisto. Vienen solos y en los momentos más inesperados. Debes ser consciente de ello para que tus clientes puedan localizarte en el momento en el que te necesiten.

3-. Mediador ante los problemas

Para ejercer como un buen profesional de la administración de fincas, debes tener control sobre tu estrés. Ante los problemas, debes ser capaz de mantener la calma e intentar que la tensión no se convierta en problemas mayores.

4-. Las cuentas, claras

En el sector de la administración de fincas no es raro que no cuadren las cuentas. Eso sí, si estás gestionando comunidades de vecinos, deberás tener al día los pagos y cobros. Además, deberás ser consciente de la situación económica de cada uno de os vecinos. Puede que hayan morosos, otros ilocalizables…

, , , , ,
Consulta toda la oferta de cursos, carreras y postgrados en España y el extranjero

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *