Los últimos meses han derivado que diversas rutinas personales y de trabajo se hayan visto alteradas. En ese escenario surgen nuevos retos y maneras de abordarlos. Uno de ellos es el teletrabajo, que coincide con las responsabilidades en la casa. Entonces, ¿cómo llevar un balance adecuado entre la conciliación laboral y la conciliación familiar

Debido a las medidas tomadas para evitar la expansión del COVID-19, muchas de las actividades que se realizaban de forma presencial, acercándose a los lugares, yendo de un sitio a otro, ahora se hacen de manera online. Esto pasa con el empleo, propiciando que sea necesario pensar de una manera distinta los convenios, horarios, métodos laborales, la relación que cada persona tiene con su espacio, entre otros aspectos.

Teniendo en cuenta esto, conviene preguntarse si el teletrabajo es realmente una manera eficiente de cumplir la conciliación laboral y familiar, si ofrece más soluciones que inconvenientes y cuál es la mejor manera de hacerlo. En este artículo hay una serie recomendaciones para esto y, en caso de que se desee profundizar aún más en estos aspectos, se recomienda cursar el Postgrado Experto en Recursos Humanos + postgrado Experto en Coaching. A través de esta formación podrá sumar los conocimientos necesarios para tratar este y nuevos retos empresariales.

Conciliación laboral y familiar en tiempos de coronavirus

Previo al aislamiento social, el teletrabajo se veía como una alternativa ocasional dentro de la rutina de trabajo. Ahora este método se ha consolidado para sostener los compromisos laborales. Por tanto, es posible que se genere más estrés producto de las tareas y las circunstancias de cada quien. ¿Qué se puede hacer para prevenir esto?

Lo primero, encontrar un equilibrio entre las tareas de trabajo, la vida personal, familiar y el tiempo de ocio. Es clave establecer rutinas en las que se dedique un tiempo específico a cada uno de estos aspectos. Así se podrá cumplir con los compromisos y no verá afectada la salud emocional. De esa manera, seguramente el rendimiento laboral no se verá afectado y, a su vez, otras áreas de la vida de la persona se seguirán fomentando más allá de los nuevos retos productos del COVID-19.

En el caso de los padres, a la carga de trabajo habitual y los nuevos métodos de comunicación y abordaje de tareas, se suman las responsabilidades familiares que antes no estaban incluidas durante el horario de trabajo. Esto se produce porque antes los chicos iban a la escuela, alguien más podía cuidarlos o dedicaban parte de su tiempo en actividades extraescolares. Para manejar de mejor manera esta situación se presentan las siguientes recomendaciones.

¿Cómo mejorar la conciliación laboral y familia teletrabajando?

Es necesario insistir en que la clave es lograr un equilibrio entre las distintas tareas, dando orden y sentido a las distintas actividades, compromisos personales y profesionales para lograr canalizarlos y cumplirlos de la mejor manera. Teniendo en cuenta esto, se recomienda lo siguiente.

  1. Buscar momentos de relajación

No es fácil manejar el actual escenario y lo normal es que surjan dudas y emociones que quizá no se presentaron antes. Se trata de reconocerlas y, pese a ellas, tratar de conseguir espacios de relación para evitar que el estrés influya de manera negativa en la calidad de vida.

  1. Estudiar los niveles de concentración

La eficacia permite resolver tareas durante lapsos específicos de tiempo. Sin embargo, la concentración no se puede mantener durante las 24 horas del día. Por eso es importante reconocer cómo funciona en cada caso y destinar ese tiempo a las tareas más exigentes. Por ejemplo, si durante las mañanas hay mayor capacidad de enfoque, se recomienda que en esas horas se hagan las tareas más complejas y, para el resto del día, aquellas que no requieran tanto.

  1. Establecer un lugar de trabajo en casa

Es recomendable adaptar un espacio de la casa para que funcione como oficina. Se sugiere que sea un área iluminada, cómoda y que esté libre de distracciones externas. Lo ideal es compartir con la familia que la casa se divide por zonas, organizando un sector para el estudio, otro para el juego, otro de descanso, entre otras posibilidades.

  1. Conservar las rutinas

Si bien mucho ha cambiado, es importante respetar las rutinas de trabajo y las dinámicas personales que se habían desarrollado previo a la pandemia. Es necesario respetar los horarios de trabajo, de sueño, comida, recreación e higiene. De esa manera, si bien la vida no parecerá completamente normal, será mucho más sencillo llevar el día a día y equilibrar las responsabilidades hogareñas con las profesionales.

  1. Lo que se ve Vs. lo que se hace

Es probable que a través de diversos medios se haya generado la sensación de que, en un día, hay que hacer mil cosas. Esto no debe ser así en todos los casos. Cada quien debe evaluar sus responsabilidades y capacidades para establecer su propio plan de acción, incluyendo actividades de recreación y ocio.

  1. Fijar horarios

Laboralmente, es probable que algunos horarios hayan cambiado, que las dinámicas de entrega de proyectos, tareas y reuniones hayan mutado. En este caso es necesario propiciar un equilibrio entre ellas, respetando ese nuevo esquema de trabajo para que otras áreas no se vean afectadas, teniendo en cuenta que la familia también merece y requiere tiempo de calidad. Establecer listas de tareas y cronogramas puede facilitar la búsqueda de orden.

  1. Respetar los momentos de ocio

Al no haber una ruptura entre el ambiente de trabajo y el familiar, no es tan sencillo diferenciarlos, reconocer cuándo se está trabajando y cuando se está en cuestiones familiares. Una manera de diferenciarlos es buscar nuevos espacios de ocio y disfrute, como leer, ver una serie en compañía de la pareja y de los hijos, jugar con ellos, entre otras acciones que se pueden realizar para que la casa no sea una oficina más y también se pueda disfrutar del tiempo con los seres queridos.

¿Quieres descubrir toda la oferta formativa de Esneca Business School. Ponte en contacto con Emagister y te ayudaremos a encontrar el curso perfecto para ti.

Si eres ya un estudiante de este centro y deseas contarnos tu experiencia, ¡deja tu opinión gracias a este formulario y ayuda otros estudiantes como tú a escoger mejor!

RRHH: Máster MBA en Recursos Humanos
ESNECA BUSINESS SCHOOL
595 €
Ver más
Recursos Humanos: Máster MBA Recursos Humanos
ESNECA BUSINESS SCHOOL
595 €
Ver más
, , ,
Descubre toda la oferta formativa de ESNECA BUSINESS SCHOOL

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *