Los supermercados y los servicios médicos son dos de los campos más demandados, por los efectos que está dejando la pandemia derivada del COVID-19. Eso ha derivado en que distintos productos se agoten rápidamente. Sin embargo, progresivamente, en ese sentido, todo está volviendo a la normalidad. Lo anterior, es posible por la política de abastecimiento que desarrollan las compañías. Eso suele llevar a otra pregunta: ¿cómo logran abastecer las empresas a los comercios? En este artículo se detallamos el proceso.

La logística en tiempos de COVID – 19

El abastecimiento de alimentos está reconocido en el Real decreto declarado el 14 de marzo durante el Estado de Alarma. Por tanto, debe garantizarse. Eso ha impulsado a las compañías y los empleados a tener que redoblar esfuerzos en la tarea; incluso en plataformas digitales como Amazon, que a pesar de las circunstancias, sigue ofreciendo una amplia variedad de productos, a través de su plataforma online.

Aunque en un principio fue común notar escasez en algunos locales, esta situación ha ido cambiado progresivamente. Esto se produjo, al comienzo, por la compra compulsiva de algunos productos. Una vez que, tanto las empresas como las personas lograron adaptarse medianamente a un contexto tan particular, la situación comenzó a mejorar.

Abastecer en tiempos de coronavirus: sector a sector

De acuerdo con el Real Decreto 463/2020, el abastecimiento de los productos debe estar garantizado. Sin embargo, cada sector aborda esto desde una perspectiva diferente.

Pescado y huevos: prueba superada

Fueron dos de los productos más buscados en un principio. La Federación de Detallistas de la Pesca (Fedepesca) notó una baja en la demanda. Esto se produce debido a que, la demanda generada en un principio se redujo; aunque la Federación siga ofreciendo los productos. En el caso de los huevos ocurrió lo mismo. En este sentido, no es necesario ningún tipo de compra extra.

Frutas y verduras frescas: provisión y variedad

Freshfel, ente que agrupa a los comerciantes europeos de frutas y hortalizas, garantiza el abastecimiento de estos productos. De esa manera no es necesario hacer ningún tipo de compra adicional, ya que de forma constante se puede conseguir lo necesario.

Carnes: un reto posible

Interprofesional del Porcino de Capa Blanca, también garantiza que los diversos productos relacionados con la carne estén garantizados, pues los diversos productores se mantienen activos. Y como resultado, una amplia variedad de productos sigue estando a disposición de la gente.

Pan y bollería: seguro que no faltarán

Este sector se ha podido adaptar a las circunstancias. Es posible, gracias a que cuentan con un suministro normal de los ingredientes necesarios para su preparación. Esto, de acuerdo con información de la Asociación Española de la Industria de Panadería, Bollería y Pastelería.

El personal de los supermercados: ellos son los más afectados

Los supermercados han reducido sus horarios como una manera de frenar el alto consumo de productos que se ha producido debido al COVID-19. Eso, a su vez, les permite tener un margen para reponer diversos recursos de alta circulación y que parte del personal pueda descansar. Por eso se recomienda hacer compras responsables, con base en las necesidades puntuales y previstas y no en la incertidumbre.

¿Limita el estado de alarma a los servicios de logística?

De acuerdo con la ley, el estado de alarma marca:

  • Límite en la circulación de personas y vehículos.
  • Habilitación para que las autoridades requisen instalaciones.
  • Habilita al estado para intervenir en industrias y explotaciones.
  • Regula la producción de servicios y producto de primera necesidad.

Es probable que esto sea una estrategia del Estado para prevenir nuevos brotes. De acuerdo con la Organización Empresarial de Logística y Transporte, en su guía del COVID-19, detalla las distintas medidas con las que debe actuar toda organización en materia sanitaria y, de alguna manera, el Estado debe velar porque estas se cumplan.

De esa manera se procura tener un control mínimo dentro de los servicios y la dinámica actual. Esto, incluye el sector sanitario, clave dentro de toda estas circunstancias, y que reclama un abastecimiento constante de diversas cuestiones.

La compra online: cuando la crisis significa una oportunidad

Las modalidades de compra han variado y, en algunos casos, se han restringido. Actualmente, la tecnología es un aliado importante, facilitando la compra de productos sin salir de casa. Sin embargo, en algunos casos, como en el de los supermercados mayoristas o aquellos en los que normalmente se compra una amplia variedad de productos, puede generar inconvenientes. La compra online se recomienda para las adquisiciones minoristas y detalladas.

El abastecimiento y el acceso a producto no corre peligros, siempre y cuando se respete cada medida de seguridad y se fomenten compras conscientes.

¿Quieres descubrir toda la oferta formativa de Inenka Business School? Ponte en contacto con Emagister y te ayudaremos a encontrar el curso perfecto para ti.

Si eres ya un estudiante de este centro y deseas contarnos tu experiencia, ¡deja tu opinión gracias a este formulario y ayuda otros estudiantes como tú a escoger mejor!

, , , ,
¡Descubre la oferta formativa de INENKA BUSINESS SCHOOL!

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *