Tener una vida sedentaria es una de las peores decisiones que podemos tomar y una de las más comunes en nuestra sociedad. Evitar el ejercicio físico y reemplazarlo por horas extra frente a la pantalla, es perjudicial para nuestra salud física y mental. Los videojuegos y las redes sociales pueden atraparnos fácilmente; la clave es trabajar con consistencia para que este estilo de vida no te pase factura. Antes de daros algunos consejos sobre cómo mantener una vida saludable con ejercicio y buena alimentación, queremos invitarte a consultar la oferta de formación ofrecida por ESNECA BUSINESS SCHOOL relacionada con Actividades Físicas y el Deporte.

¿Cómo saber si tienes un estilo de vida sedentario?

Si no haces ejercicio físico con frecuencia, si pasas la mayor parte de la semana sentado frente al ordenador, si apenas te mueves de tu casa o si utilizas el coche para cualquier trayecto por mínimo que sea, tienes un estilo de vida sedentario. La buena noticia es que nunca es demasiado tarde para remediarlo.

El sedentarismo es uno de los problemas de salud pública más graves de nuestro tiempo, pues estimula malos hábitos y da pie a la aparición de enfermedades de todo tipo. No practicar ningún tipo de actividad física también afecta nuestra salud mental, nos hace más vulnerables al estrés y nos complica llevar una dieta sana, pues intentamos compensar estos malestares con comida chatarra, lo que nos resta energía y nos condena a más sedentarismo. En definitiva, un círculo vicioso en el que no queremos quedar atrapados.

¿Por qué el sedentarismo es perjudicial para la salud?

Darle la espalda al ejercicio físico tiene incidencia directa en la obesidad, una enfermedad que es completamente evitable con ponernos en marcha ahora mismo, levantarnos del sillón y ponernos en movimiento. Pequeños cambios diarios como caminar en lugar de usar el transporte público, eliminar los azúcares de tu dieta o dar breves paseos en bicicleta los domingos puede hacer la diferencia marcar la diferencia.

Problemas circulatorios

Si pasamos largos periodos de tiempo sin incluir la actividad física en nuestra vida, la sangre empieza a tener problemas para llegar correctamente a todas las partes del cuerpo. Esto puede parecer una nimiedad, pero los problemas circulatorios tienen incidencia directa en el aumento del colesterol y triglicéridos, lo que empieza a debilitar el funcionamiento del corazón.

Son varias las señales que el cuerpo nos envía para avisarnos que algo anda mal: la aparición de várices en las piernas y de manchas en los tobillos, rodillas y otras extremidades son síntomas claros de este problema y una llamada de alerta para tratarlos cuanto antes. De lo contrario, los problemas cardíacos y cerebrovasculares no tardarán en aparecer.

Debilitamiento y pérdida de fibra muscular

Las enfermedades de las articulaciones y los huesos son otras de las posibles consecuencias de llevar una vida sedentaria, especialmente si existen antecedentes familiares de las mismas. En el caso de la osteoporosis, cada vez es más frecuente en pacientes jóvenes que empiezan a presentar síntomas de pérdida ósea y muscular.

¿Por qué ocurre esto? Porque la falta de ejercicio o actividad física que ponga los músculos a trabajar tiende a atrofiar los músculos y a desgastarlos. No es raro que, en estos casos, aumenten las caídas y las lesiones producidas por esfuerzos mínimos que requieran de tiempo de reposo, lo que a su vez es contraproducente para la misma condición que se quiere combatir.

Diabetes

Es cierto que esta enfermedad tiene un componente genético importante, pero el sedentarismo no ayuda a evitarla o, en su defecto, a mantenerla controlada. El aumento descontrolado de peso, la ingesta de azúcares y la falta de actividad física, sumado a condiciones hereditarias, puede precipitar la aparición de diabetes en pacientes de cualquier edad.

Cáncer

No son pocos los estudios que relacionan el sedentarismo con la aparición de cánceres cada vez más comunes como el cáncer de colon, de seno o de próstata. Los problemas metabólicos consecuencia de una vida sedentaria tiene un impacto importante en la aparición de estas enfermedades que es mejor prevenir que lamentar.

Quiero cambiar de hábitos, ¿por dónde empiezo?

El primer paso es querer y ya lo has dado. El segundo y más importante es la planificación, que te permitirá mantenerte enfocado y motivado. Levantarte de la cama o del sillón, apartar un momento de tu día para salir a correr o simplemente cambiando el metro la bicicleta para ir al trabajo, será fundamental para empezar a ver resultados. Lo más recomendable es que te ejercites, por lo menos, media hora al día, todos los días de la semana.

 No te dejes engañar por el teletrabajo

El teletrabajo puede ser un arma de doble filo. Por un lado, te permite organizar mejor tus horarios, tomar pausas activas en casa y trabajar en un ambiente más cómodo y ameno que la oficina. Sin embargo, esto puede jugar en tu contra si no respetas tus límites, si empiezas a saltarte la hora del almuerzo y a trabajar a deshoras. ¿Nuestro consejo? Toma un break de 10 minutos por cada hora de trabajo para hacer cinco sentadillas y estirar las piernas, y usa 20 minutos de tu hora de almuerzo para dar un paseo breve por el barrio. Esto además de poner en movimiento tu cuerpo, despejará la mente y mejorará tu rendimiento en el trabajo.

Fórmate en Educación Física

Dicen que el conocimiento es poder y tienen razón. Saber qué alimentos le hacen mejor a tu cuerpo y qué ejercicios son mejores o peores dependiendo de tu condición física personal, te será de mucha ayuda para que este cambio de hábitos sea sostenible y definitivo. En Esneca encontrarás una muy buena oferta académica para formarte en Actividades Físicas y del Deporte, Yoga o Dietética.

¿Quieres descubrir toda la oferta formativa de ESNECA BUSINESS SCHOOL para ampliar tus conocimientos y mejorar tu perfil profesional? Ponte en contacto con Emagister y te ayudaremos a encontrar el curso perfecto para ti.

Si ya eres o has sido alumno de este centro y quieres contarnos tu experiencia, ¡queremos leerte! Deja tu opinión gracias a este formulario y ayuda otros estudiantes como tú a escoger mejor.

, ,
Descubre toda la oferta formativa de ESNECA BUSINESS SCHOOL

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *