La deducción fiscal es un recurso utilizado con frecuencia para reducir el pago de algunos impuestos. Esto está establecido en la ley y, aunque abarca a una gran cantidad de personas y empresas, hay que tener en cuenta diversos aspectos al momento de aplicarlo. A continuación, se describe todo lo que se tiene que saber.

¿En qué consiste la deducción fiscal?

La deducción fiscal consiste en una disminución de los impuestos a pagar. Este beneficio, tanto para empresas como individuos, se encuentra recogido en la Ley Tributaria. Esta normativa está enfocada en facilitar los gastos deducibles del contribuyente.

La deducción fiscal suele ser aplicada por empresas o individuos que, de manera particular, generen alguna actividad económica. El uso o no de esta figura depende de distintos aspectos.

¿Cómo se puede aplicar la deducción fiscal?

La deducción fiscal suele aplicarse a gastos relacionados con la actividad económica o sector profesional del contribuyente. Es importante tener en cuenta que esto se regula en cada legislación de una manera particular, por lo que conviene revisar lo establecido en la norma para evitar confusiones.

Teniendo en cuenta lo anterior, la deducción fiscal suele ser aplicada a través de las siguientes figuras:

Gastos deducibles

El listado de deducciones, gastos e inversiones que se consideran acá, hay que revisarlo en la legislación de cada país. Ahí se especifican de forma detallada, según el tipo de organización o la actividad económica de la persona.

IVA deducible        

El Impuesto al Valor Añadido es uno de los más comunes y que suele aplicarse de forma constante. Sucede que todas las personas, como consumidores, de alguna u otra forma están obligadas a pagar este impuesto. Sin embargo, los empresarios o profesionales que realicen una actividad económica relacionada suelen tener una oportunidad de recuperar el IVA.

Para ello es necesario cumplir con requisitos que se encuentran especificados en el modelo 303 de la liquidación de IVA en la normativa vigente.

En ella se especifican que no todos los bienes y servicios pueden optar a la deducción fiscal. Dentro de este grupo se encuentran las joyas, las piedras preciosas, naturales o cultivadas y que tengan como fin la venta total o parcial, como el oro y el platino. Si se trata de alimentos, bebidas o tabaco, habrá que pagar el IVA. Actividades recreativas y espectáculos tampoco estarán exceptuadas de este impuesto.

IRPF deducible

Se trata del Impuesto sobre la Renta de Personas Físicas. Este impuesto debe pagarse por toda persona que resida en España. Este impuesto es progresivo. ¿Qué implica esto? Que se ajusta según el sueldo percibido por la persona.

Hay que tener en cuenta que las deducciones referidas pueden ser aplicadas en unos y en otros no. Los autónomos, por ejemplo, pueden reducir una serie de gastos en el IVA pero no podrán beneficiarse de la reducción del IRPF y viceversa. Por eso conviene revisar las particularidades de cada legislación.

¿Cuáles son los requisitos para la reducción fiscal?

Para conocer cuáles son los requisitos es necesario revisar la Ley de cada país y reconocer qué aspectos se ajustan según el caso. En general, uno de los requisitos exigidos es la posibilidad de presentar facturas. Así es posible, según cada caso, ajustarse para aplicar la deducción fiscal.

¿Quieres descubrir toda la oferta formativa de Fintech School? Ponte en contacto con Emagister y te ayudaremos a encontrar el curso perfecto para ti.

Si eres ya un estudiante de este centro y deseas contarnos tu experiencia, ¡deja tu opinión gracias a este formulario y ayuda otros estudiantes como tú a escoger mejor!

, , , ,
Descubre la oferta formativa de Fintech School

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *