El pensamiento visual o visual thinking permite trabajar habilidades que favorecen el proceso de aprendizaje del estudiante, resumiendo conceptos, ideas y emociones de un determinado tema.

Para aprender es necesario saber organizar la información recibida y conseguir crear relaciones. Como instrumento de aprendizaje, la técnica del pensamiento visual presenta muchos beneficios para los estudiantes.

En esta técnica, también conocida por el término en inglés visual thinking, los alumnos desarrollan mapas visuales que funcionan como resúmenes de los contenidos vistos resaltando las ideas principales que sintetizan un tema.

La técnica es una gran posibilidad de dar más coherencia a las informaciones, especialmente a aquellas más complejas y confusas.

Para esta técnica, uno de los principales recursos utilizados es el diseño. No obstante, como afirma la experta en visual thinking Elena Urizar, “el diseño se entiende como representación visual, no como destreza artística.

Lo que realmente importa es disponer de recursos para poder visualizar una idea, un concepto o una conversación “, explica en el portal Educacion3.0.

El uso de esta técnica ayuda al desarrollo de la concentración, de la capacidad de síntesis y de la memoria. Además, puede ser útil para personas de diferentes contextos sociales y generacionales.

La profesora de artes plásticas Ana Mangas, del colegio Ideo de Madrid, cree que esta técnica “funciona muy bien con niños con dificultades para memorizar o concentrarse”, dice.

En un artículo publicado en la revista Science, la psicóloga inglesa Shaaron Ainsworth, de la Universidad de Nottingham, afirma que la técnica permite que el alumno se involucre más con la clase.

Además, estimula el interés y ayuda al pensamiento creativo e integral. Otros beneficios del visual thinking son que colabora en la comprensión de la realidad y permite desarrollar habilidades comunicativas.

Elena Urizar sugiere algunos requisitos a los profesores para llevar esta técnica al aula:

  • Desarrollar la capacidad de sintetizar para poder representar lo más importante
  • Utilizar los recursos gráficos y la composición con intención
  • No tener vergüenza de diseñar ni de representar gráficamente en pizarras de grandes proporciones
  • Explicar de manera organizada

Fuente: Funiber

, , , , , , ,

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *