Ostelea, School of Tourism & Hospitality presenta un nuevo Informe desarrollado por el Centro de Investigación, Divulgación e Innovación Turística IDITUR-Ostelea. Titulado “Festivales musicales”, el estudio ha sido realizado por la Dra. Elsa Soro y coordinado por Dra. María del Pilar Leal, directora de IDITUR.

El informe considera la música una forma de expresión universal e intergeneracional que compendia tradiciones y cultura viva. Por ello, como lenguaje y forma de expresión universal, la música puede incentivar los viajes, poner en valor patrimonios y tradiciones locales y fomentar la industria turística. Además, representa una fuente de revalorización de los destinos que albergan festivales musicales y otros eventos ligados a la industria musical.

El estudio analiza el rol de la música dentro de las industrias culturales y creativas y cómo la revolución digital ha trasformado la industria musical. Además, hace alusión a la música en vivo como factor de atracción turística y pone hincapié en los festivales como dinamizadores de turismo e impulsores de promoción de las marcas país. La última parte del análisis responde a dos países latinoamericanos, los casos de Colombia y Perú.

En el marco de la industria musical, la música en vivo tiene como aspecto principal el elemento experiencial y está relacionada con los sectores enfocados a los originales, los contenidos y los servicios. En los últimos años la industria de Internet ha revolucionado radicalmente el sector cultural creativo, y, por ende, el campo del ocio (y del turismo). En este sentido, la música ha estado influenciada por los efectos de Internet y de lo digital en el mercado, donde ha sido un sector pionero en innovación.

La Revolución Digital y la música en vivo

El lanzamiento del distribuidor de archivos de música en formato .mp3 y la irrupción de Internet en la industria musical han propiciado una trasformación radical que afecta también a sus subsectores, incluyendo también los fabricantes de instrumentos, de software y de equipos de sonido. El informe destaca la resiliencia de la industria musical a la innovación con el streaming como principal palanca de crecimiento desde 2016 con más de 100 millones de usuarios que pagan una suscripción.

En Europa coinciden los países de mayor peso en el sector cultural y creativo con los que registran el mayor volumen de ingresos del mercado de la música digital. En América Latina, se confirma esta última tendencia con el más alto crecimiento de los ingresos atribuidos a la música grabada en 2016 y un relevante aumento en los ingresos del streaming del 57% ese mismo año. México, Perú y Colombia son los países donde las ventas digitales representan más del 50% de los ingresos totales.

La música en vivo ha sido potentemente revaluada tras la irrupción de Internet en la industria musical. La música en directo ha registrado una notable expansión en los últimos años y la mayor empresa por volumen de negocio en la industria musical global es la productora de concierto norteamericana Live Nation.

Binomio música y turismo

La estrecha relación entre música y turismo se puede encontrar en la Edición de FITUR 2018 donde se estrenó una sección monográfica dedicada a la promoción del turismo de Festivales. Según sus organizadores la música contribuye de forma decisiva a impulsar la imagen de marca de un país o de un territorio.

La música como dinamizadora de turismo se relaciona con la trasformación de la industria turística global, con el auge de las compañías low cost y de las plataformas de alojamiento que permiten una reducir los costes del viaje y una gestión más ágil del mismo. Por otro lado, el incremento del turismo musical se enmarca en la tendencia experiencial y sensorial. Al mismo tiempo en muchas ocasiones los turistas musicales amplían sus estancias antes o después del Festival. El informe establece como nueva tendencia en festivales musicales su internacionalización entendida como la expansión a nuevos países; una oportunidad para abrirse a nuevos públicos y conectar con nuevos stakeholders locales. Rock in Rio, el festival Sónar de Barcelona, Tomorrow Land son un ejemplo de ello.

Colombia y Perú, dos ejemplos significativos

Colombia es el país que más ha centrado la promoción de su marca-país con la música, situando esta última como una de los mayores atractivos turísticos. “Tierra de sabrosura” es la nueva campaña lanzada por ProColombia en la que hace hincapié en los 1.025 ritmos del país, algunos de ellos declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. La iniciativa, de 2018, vincula la imagen de marca-país gracias al patrimonio musical de artistas como Shakira, Carlos Vives, Juanes o Maluma, entre otros. Además, Colombia ha registrado en los últimos años un crecimiento de las empresas de música con iniciativas como el Clúster de la Música de Bogotá, impulsada por la Cámara de Comercio de Bogotá con la misión de posicionar a Bogotá como la “Music City” de Latinoamérica.

Perú es el país que más crecimiento en música por internet ha visto en toda Latinoamérica. La expansión comenzó en 2013 cuando el consumo de música digital se incrementó en un 149% y en 2014. También destacan iniciativas como Movistar Música en 2016 y música en vivo a través de festivales como Cultural Libre. Al igual que sucede en Colombia, se registra una tendencia a poner en valor la marca-país a través de la música. De hecho, la influencia entre ambos países queda latente en el rodaje del video clip de Carlos Vives producido gracias al acuerdo suscrito por PROMPERÚ y Sony Music en 2017.

Fuente: Ostelea School of Tourism & Hospitality

, ,

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *