La globalización se ha establecido hace tiempo, por lo que la venta desde un punto del mundo a otro es una realidad más que establecida, aunque dos décadas atrás no lo imagináramos. Lo cierto es que siempre existieron empresas que se dedicaban a la importación, no obstante, era un negocio reservado prácticamente los grandes y más poderosos empresarios. A día de hoy, el desarrollo de Internet a posibilitado que el mercado se expanda y los negocios se democraticen, esto ha hecho crecer al transporte internacional, una parte primordial de este ámbito.

Las claves del transporte internacional en relación al comercio

Los envíos internacionales brindan muchas ventajas para la expansión y crecimiento de todo tipo de negocios. En líneas generales, las empresas se benefician de la logística global tanto para adquirir bienes como para venderlos. En este sentido, existen dos tipos de logísticas:

Importaciones: son el conjunto de productos y materias primas que son adquiridos de otro país para recibirlos en el propio. Sus ventajas son:

  • Da acceso a los mercados de varios países permitiéndote encontrar un producto con un precio interesante para ti, que luego podrás revender en tu país o en otros.
  • Además puedes adquirir materias primas como madera, textiles, metales, semillas, más baratas para ser más competitivo en la fabricación y elaboración de tus propios productos.

Exportaciones: refiere a los productos que vendes desde el país en que resides hacia otros. Este transporte internacional cuenta también con una serie de beneficios:

  • Mercado de nicho especializado: a partir del estudio de los mercados de otros países podrás encontrar uno en el que tu producto tenga una alta demanda. Si tu precio es competitivo o el país tiene el poder adquisitivo suficiente, puedes especializarte en vender a ese país. Así establecerás una relación comercial internacional rentable.
  • Expandir un negocio ya existente: en cambio, si ya tienes un negocio rentable funcionando en tu país, puedes aprovechar la logística internacional para extenderte a otros mercados. Las exportaciones que hagas sumarán ingresos extra a tu empresa al tiempo que fomentas el crecimiento.
  • Alcanzar mercados más rentables: En muchos otros países estarán dispuestos a pagar un precio más alto por tus productos, por lo que aprovechar las exportaciones puede posibilitar nuevas oportunidades de negocio más rentables.

Incluso, muchas veces, se tiene en alta valoración el caché de un producto por venir de una zona geográfica concreta, sumándole prestigio y renombre.

¿Cómo organizar la logística internacional de tu negocio?

Aunque parezca que se requiere un complejo sistema, implementar el transporte internacional en tu negocio es menos complejo de lo que parece. Sin importar el tamaño de tu empresa, tendrás opciones de expandir sus fronteras abriendo el mercado al extranjero.

Para el caso de las importaciones, los proveedores en su mayoría pueden llegan a cualquier parte del mundo sin importar la ubicación. Esto ha quedado plasmado con el boom del mercado asiático, donde países como China, India o Pakistán venden todo tipo de mercancías a Europa. La globalización ha apartado su grano de arena en este tema, para que las empresas de transporte se aggiornen y adapten a los nuevos tiempos, ofreciendo nuevas soluciones de envío internacional.

Aunque cada vez es menos frecuente, puede que algún proveedor no haga envíos a tu país, en ese caso puedes acudir a cualquiera de las empresas de transporte que operan en España, quienes ofrecen  servicios de recogida internacional y traslado a destino. En dicho caso, solo deberás coordinar con  tu proveedor para que prepare la mercancía y fije una fecha de recogida.

En cualquier caso, tanto en importaciones como en exportaciones, cuando el pedido es muy pesado, suele enviarse de puerto a puerto. Ocurre principalmente con la maquinaria industrial, los vehículos y demás mercancía pesada. En estos casos, el producto suele partir en barco desde el puerto del país de origen hasta el puerto más cercano del destino. Es importante tener en cuenta que, el comprador, se hará cargo del desplazamiento del camión desde el puerto hasta la locación de destino.

Conocer estas condiciones es crucial a la hora de adquirir mercancía de un proveedor extranjero, por lo que no debes dejar de infórmate de su método de trabajo. Además, deberás informar de estos detalles a tus compradores internacionales, para que estén preparados al recibir tus productos.

Dar los primeros pasos con el transporte internacional

Si eres nuevo con los envíos al extranjero y de momento no tendrás un gran volumen de pedidos, acudir a comparadores de envíos es una buena opción. Estas son empresas intermediarias que trabajan con todas las diferentes compañías de transporte. Con ellas conseguirás mejores precios, dado los volúmenes de envíos, que de otra forma no podrías obtener a penas iniciar con este proceso. Algunos ejemplos de comparadores de envío son Genei o Packlink.

Como ves, cualquiera puede empezar a probar el transporte internacional para vender sus productos. Así, cuando tu volumen de ventas sea más alto, podrás lograr un acuerdo directamente con las empresas de transporte.

La competencia entre las empresas de transporte

Como en todo mercado, la competencia entre las empresas de transporte también existe, por lo que eso las ha obligado a mantenerse actualizadas, sumado al gran número de empresas que potencia esa competencia y los obliga a ofrecer cada vez mayor calidad.

Las empresas son conscientes de que deben cuidar al máximo su relación comercial con las tiendas minoristas, para que no se vean tentadas por la competencia. Por ello trabajan para mejorar los tiempos de entrega, los seguros, la atención al cliente y el seguimiento de la mercancía. Y, por supuesto, han ampliado los destinos internacionales a los que llegan.

La carga por grupaje para el bajo volumen de envíos

Si aún no cuentas con demasiados pedidos mensuales, el transporte internacional también puede ser una opción económica para ti. Infórmate sobre las compañías que ofrecen el transporte por grupaje. Tu mercancía viajará «agrupada», compartiendo un contenedor con la de otras empresas. De este modo podrás reducir considerablemente el precio de envío, haciéndolo realmente bajo para empezar.

«Dropshipping»

Si aún tienes dudas respecto a si tu idea podrá tener éxito, entonces lo mejor es que acuerdes con un proveedor el envío directo de la mercancía al cliente final. Hoy, las empresas de transporte te permiten enviar incluso con remitente anónimo.

Fuente: Esneca Business School

Máster en Liderazgo y Habilidades Directivas
ESNECA BUSINESS SCHOOL
595 €
Ver más
, , , ,

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *