Escuela de Postgrado de Psicología y Psiquiatría

Sin un descanso óptimo, la salud del organismo puede verse afectado y las consecuencias de no dormir bien repercuten negativamente en muchos aspectos de nuestras vidas. Entonces, entendemos que el sueño es esencial para el cuerpo y el cerebro, por ello, en el siguiente artículo hablaremos de los efectos negativos de no dormir como es debido y te daremos algunos consejos para descansar mejor.

Máster en psicología del deporte más máster en coaching deportivo
Escuela de Postgrado de Psicología y Psiquiatría
Precio Emagister
1.520 € 380 €
Ver más
Máster en psicología del deporte más máster en coaching deportivo
Escuela de Postgrado de Psicología y Psiquiatría
Precio Emagister
1.520 € 380 €
Ver más
Ver todos los cursos

¿Te gustaría especializarte en el ámbito? Des de nuestra escuela, te proponemos la doble titulación del Máster Experto en Psicología + Máster en Técnicas Terapéuticas en la Intervención Psicológica.

¿Cuáles son las principales causas y consecuencias de no dormir bien?

Causas:

El insomnio o trastorno del sueño-vigilia es muy frecuente en las personas adultas, según señalan varios estudios afecta a un tercio de la población en todo el mundo.

Los indicadores más claros de tener un sueño deficiente son, por ejemplo, las dificultades para conciliar el sueño, las dificultades para mantenerlo, el despertarse constantemente durante la noche, el despertarse muy pronto por la mañana o simplemente no descansar cuando se duerme por pesadillas, nervios y estrés.

Aunque conocemos que el sueño es algo inconsciente, cuando uno duerme las funciones de su cerebro y cuerpo siguen activas. Según estudios científicos, médicos y profesionales de la salud: hay muchos factores que pueden influir en la calidad del sueño, entre ellos:

  • Factores genéticos
  • Factores hormonales
  • Fármacos
  • Dolores crónicos
  • Alteraciones neurológicas
  • Problemas oculares
  • Nutrición
  • Deporte
  • Alteración horaria

Consecuencias: 

El cuerpo humano debe mantener un equilibrio entre las horas de sueño y las horas de vigilia, que es al mismo tiempo determinante en la salud física y mental. Estas son algunas de las consecuencias en las que dormir poco puede afectar a tu salud:

  • Afecta a la salud mental y el estado de ánimo, causando: Irritabilidad, mal humor, ansiedad y depresión
  • Afecta a la salud física aumentando el riesgo de enfermedades del corazón, accidente cerebrovascular, enfermedad del riñón, obesidad y diabetes.
  • Limita la capacidad cognitiva afectando a la concentración, dificulta el aprendizaje y acentúa el riesgo de padecer pérdidas de memoria, demencia o Alzheimer.
  • Aumenta el riesgo de accidentes tanto de tráfico como laborales, ya que, la somnolencia retarda el tiempo de reacción ante imprevistos.
  • Provoca insuficiencia energética y bajo rendimiento físico traducidos en el cansancio, debilidad y descoordinación psicomotora.

Consejos para tener un sueño reparador

Cuando no consigues conciliar el sueño o no duermes bien durante la noche es importante saber por qué ocurre e intentar solucionarlo. La ayuda de especialistas siempre es buena, y debes hacer caso de sus indicaciones, sin embargo, cuidar tus hábitos también va a beneficiarte. Presta atención, si tienes problemas para dormir, puedes ponerle remedio siguiendo estos consejos:

Cuida tu alimentación

Es vital proporcionar al cuerpo el aporte de nutrientes necesarios, en concreto, aquellos que benefician a los neurotransmisores. Durante el día se aconseja comer bien, dar al cuerpo alimentos que le aporten una buena densidad nutritiva con vitaminas, minerales, proteínas y fibra. Por la noche, procura cenar ligero y 2 horas antes de acostarte. Del mismo modo, evita la cafeína, los azúcares y los ultra procesados.

Ejercicio físico

Es muy bueno hacer deporte de forma regular, aunque, debes tener en cuenta que aquellos ejercicios de fuerza o cardio activan al cuerpo con un gran aporte de energía, por ello, intenta no realizarlos demasiado tarde y reserva actividades de relajación para antes de acostarte.

Regula el horario

Procura ir a la cama y levantarte a la misma hora diariamente, educar al cuerpo en ese aspecto es fundamental para no alterar el sueño. ¿Y qué pasa si eres de los que le apetece un descansito después de comer? pues bien, no se trata de evitar la siesta, aunque ¡cuidado! No te pases, limita a relajarte máximo media hora con ella.

El entorno, si importa

El lugar donde vas a descansar debe ser lo más tranquilo y ordenado posible, un sitio silencioso, oscuro y con la temperatura óptima. También es vital que duermas en un colchón que te resulte cómodo. Además de eso, intenta utilizar la habitación para dormir, antes de acostarte evita distracciones y pantallas de aparatos tecnológicos como la televisión, la “Tablet” o el móvil.

Técnicas relajantes

Otro de los consejos que te proponemos, como ya hemos mencionado, es que practiques actividades de relajación, así como: el yoga, repetir un mantra, darte un baño relajante o hacerte un lavado de piernas con agua fría. Someter al cuerpo a un estado de paz y tranquilidad es esencial para combatir el insomnio. En definitiva, todas esas técnicas te ayudarán a manejar el estrés y alejarte de las preocupaciones.

¿Te pareció interesante este artículo? Puedes revisar toda la oferta formativa de la Escuela de Postgrado de Psicología y Psiquiatría, o ponerte en contacto con Emagister y resolver cualquier duda con nosotros.

Si eres ya un estudiante de este centro y quieres valorar tu experiencia, ¡deja tu opinión gracias a este formulario!

Máster en Psicología Jurídica y Penitenciaria
Escuela de Postgrado de Psicología y Psiquiatría
Precio Emagister
1.520 € 380 €
Ver más
Máster en psicología jurídica y penitenciaria
Escuela de Postgrado de Psicología y Psiquiatría
Precio Emagister
1.520 € 380 €
Ver más
Ver todos los cursos
Consulta toda la oferta de cursos, carreras y postgrados en España y el extranjero

Deja un comentario