El holter es un pequeño artilugio electrónico y portátil que registra y memoriza la actividad eléctrica del corazón. A diferencia del electrocardiograma, este aparato registra el funcionamiento del corazón durante uno y dos días, mientras que el primero se hace de forma frecuente en un momento concreto. Así pues, mediante la información que facilite el holter, el personal sanitario podrá valorar si existe algún problema con el ritmo de los latidos del corazón. A continuación te explicamos cómo y por qué se coloca el holter en algunos pacientes.

El provecho del holter

La situación y uso del holter es muy asequible. Al paciente se le colocan diversos electrodos en el pecho, que van conectados al monitor. Este tiene la dimensión de un móvil, puede funcionar con baterías o pilas y tiene una banda de sujeción que puede colocarse en el hombro o alrededor de la cintura.

Después de valorar la actividad cardíaca por uno o dos días, el paciente debe pedir hora a su médico. Este conectará el holter al ordenador y verá la información sobre la frecuencia cardiaca y las posibles modificaciones en las pulsaciones del corazón. Anticipadamente, el paciente debe escribir en una libreta el tipo de actividad que ha llevado a cabo en ambos días, para ver si los resultados del monitor coinciden con el tipo de actividades realizadas.

Razones para colocarlo

El holter electrocardiográfico es una ensayo que no supone ningún peligro para las personas que lo hacen. Es completamente inocuo. Encima, es muy útil para ratificar o negar suposiciones de alguna posible dolencia o complicación cardíaca. A continuación te explicamos en qué situaciones se acostumbra a colocar un holter. 

  • Desmayos repetidos. Un desmayo aislado no tiene que ser sinónimo de intranquilidad. Ahora bien, cuando se reiteran puede ser por razones del corazón. Con el holter se puede detectar qué tipo de alteración cardíaca está aconteciendo.
  • Palpitaciones. Cuando el corazón late más deprisa de lo normal puede se ser un signo de arritmias. El holter puede identificar estas disfunciones a lo largo de un día. 
  • Tras un infarto. Según el tipo y complicación del infarto, con el holter se pueden reconocer rápidamente alteraciones eléctricas del corazón que pueden resultar muy graves.
  • Arritmias. El monitor puede ayudar a saber las causas que las provocan, su duración y modelos.
  • Miocardiopatías. Estas son dolencias que afectan al músculo del corazón. Pueden estar causadas por arritmias, por lo que el holter electrocardiográfico puede reconocerlas.
  • Tratamiento con fármacos. Para corroborar los efectos que tienen los medicamentos cardiológicos, el holter es muy útil para conocer el ritmo cardíaco durante un día.

¿Sabes cuáles son los cursos online más demandados en Emagister ? ¿Tienes alguna otra consulta?

, , ,
Consulta los cursos de ESCUELA INTERNACIONAL DE DIETÉTICA, NUTRICIÓN Y SALUD

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *