Si se quiere hacer una página web, antes de familiarizarse con ello, hay que saber qué son los términos hosting y dominio y en qué se distinguen. Para hacerse una idea, el hosting viene a ser la casa de uno mismo mientras que el dominio es la dirección, es decir, la calle y el número en el que se vive.

A continuación te explicamos detalladamente las diferencias que existen entre un hosting y un dominio. ¡Síguenos!

Diferencias entre hosting y dominio

En primer lugar hay que saber que el hosting también es conocido como almacenamiento web. Es el espacio físico que se alquila y en el que se puede guardar toda la información de una página web y que sea vista en Internet. Estos alojamientos pueden ser locales o pueden estar distribuidos en la red, conociéndose como servidores. Habitualmente estos servicios los brindan compañías específicas en el alojamiento web.

Por otro lado, el dominio es el nombre de la web, por el que los internautas pueden encontrarla rápidamente y llegar al contenido. Por ejemplo, si se desea tener un blog con un nombre como dominio, hay que comprobar que esté libre, adquirirlo y registrarlo. Los dominios aparecieron para sustituir las direcciones IP, siendo más prácticos.

Es importante saber que no es necesario tener el hosting y dominio con el mismo proveedor. De hecho, esto tiene ciertos beneficios, ya que se puede tener más supervisión sobre el nombre del dominio, se puede migrar el sitio web a otro hosting más ágil y acostumbra a ser un sistema más económico.

Tipos de hosting que se pueden escoger

En el mercado existen diferentes tipos de almacenamiento web que cubren ciertos requerimientos y que ofrecen servicios distintos. A continuación te explicamos los seis modelos más habituales:

  • Hosting compartido. En este modelo de alojamientos, el proveedor alquila pequeños espacios a distintos sitios web dentro de un mismo servidor. Los clientes dejan su contenido y comparten recursos del servidor, como el procesador, la memoria RAM o la dirección IP.
  • Servidor dedicado. Es usado únicamente por un cliente. Usa un servidor entero, tiene un gran nivel de seguridad y el rendimiento no se ve mermado en ningún caso.
  • Servidor Privado Virtual. Este tipo de hosting destaca por ser un servidor físico que está estructurado en compartimentos virtuales e independientes que son aptos para trabajar con su mismo sistema operativo y sin compartir recursos.
  • Servidor en la nube. Todos los requerimientos se usan en un sitio web y son ejecutados desde la nube. En estos servidores únicamente se paga por lo que se utiliza.
  • Hosting Reseller. Es la reventa del servicio de almacenamiento web, es decir, se adquiere el servicio de alojamiento con un proveedor a la vez que los clientes pagan por un hosting dentro del mismo plan contratado. Se pueden introducir dominios externos o crear subdominios.
  • Mail Hosting. Este servicio permite registrar el nombre propio del dominio y transmitir una imagen de rigor y confianza mediante un servicio profesional de correo. En definitiva, brinda una dirección de correo personalizada, con más espacio de aprovisionamiento y seguridad.

 

¿Eres conocedor/a de todo lo que te brinda Emagister? ¡Si tienes cualquier duda, escríbenos!

,
Toda la formación sobre FINTECH SCHOOL

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *