La microdermoabrasión: qué y cómo

Día a día, nuestra piel se ve afectada a elementos como el sol, la contaminación y el paso del tiempo. Estos factores, con otras causas y hábitos, pueden afectar al aspecto de nuestra piel.

La microdermoabrasión es un tratamiento que exfolia la piel y consigue una renovación de las células, dándole a la piel un aspecto de rejuvenecimiento. El tratamiento se realiza con un sistema basado en microcristales de aluminio o diamante. Con ellas se eliminan las células muertas y las manchas típicas del envejecimiento, así como se borran arrugas recientes. Además, a pesar de que as zonas más comunes donde se aplica son la cara, las manos o el escote, es una técnica que se puede realizar en cualquier parte del cuerpo.

¿Cómo lo hace? Las células de nuestra piel contienen una gran concentración de agua que, si no se aplica ningún tratamiento, se va perdiendo gradualmente hasta que a los 21 días se regeneran. La microdermoabrasión es un método estético que permite que este proceso sea más rápido y consigue eliminar la carga de eliminar las células muertas.

Sesiones y tratamientos

El primer paso que se debe dar para poder hacerse una sesión de microdermoabrasión es la limpieza de cualquier impureza que tenga la piel. Fuera toda la suciedad, cremas y maquillaje.

Mediante el uso de un pequeño tubo que expulsa microcristales de manera controlada, se exfolia la piel de la zona a tratar. Esta herramienta tiene diferentes cabezales diferentes que se intercambia según la intensidad del tratamiento. Además, durante la sesión también se proporciona un masaje de aspiración que acaba con las células muertas. De esta manera se reactiva la circulación sanguínea y se estimula la renovación de células simultáneamente.

La duración de las sesiones está entre los 35 y los 40 minutos. Por lo general, lo usual es que se apliquen entre 5 y 12 sesiones y de 2 a 4 veces por mes. Aun así, el número de sesiones, la frecuencia y la intensidad de cada una tendrá que avaluarse teniendo en cuenta la zona y el tipo de piel de cada paciente. Aun así, con una sola sesión, los resultados ya suelen ser visibles.

Tipos de microdermoabrasión

Hay dos tipos de microdermoabrasión, aunque su base y su método de funcionar sean la misma. Los resultados para cada uno de los tipos de tratamiento difiere según el grado de abrasión aplicado. Y este depende, a la vez, de otros factores como la presión, la punta y la cantidad de pases realizados en la zona.

  • Microcristales de aluminio: lo que lo compone, principalmente, son los pequeños cristales de aluminio que se frotan a presión contra la piel para acabar con las impurezas.
  • Punta de diamante: la microabrasión de este tipo se utiliza para pulir la piel con un utensilio formado por minúsculas piezas de diamante.

Indicaciones de la microdermoabrasión

Este tratamiento es considerado como una fórmula para renovar la piel, pero dentro de esta definición, también se utiliza para otros fines. Así, este método también elimina manchas de la edad, estrías y trata la queratosis actínica (cáncer de piel no melanoma).

Beneficios

Los beneficios de la microdermoabrasión son variados y se aprecian inmediatamente. Aquí va un repaso de los más significativos y buscados:

  • Difuminar las líneas de expresión
  • Reducir la amplificación de los poros y la hiperpigmentación
  • Mejorar estéticamente las estrías
  • Reducir marcas de la edad y de la sobreexposición solar
  • Aumentar la circulación vascular
  • Sin tiempo de recuperación

Inconvenientes

Generalmente, no hay inconvenientes en la utilización de la microdermoabrasión. Si la persona que se vaya a realizar el tratamiento no sufre ninguna alergia que interfiera en el tratamiento, no habrá complicaciones. Aun así, es probable que tras una sesión de microdermoabrasión surjan algunos efectos secundarios. Por ejemplo, pueden aparecer alunas marcas parecidas a las de las quemaduras solares. Aun así, no son un motivo de preocupación, ya que suelen ser reacciones naturales de la piel que se tratan fácilmente.

dyn

Recomendaciones

Al acabar cada sesión, es recomendable usar crema calmante para que la piel regenere más rápidamente. Así, también se podrá evitar la aparición de molestias como los picores o el enrojecimiento.

También se aconseja que se realice el tratamiento en los meses de invierno u otoño. Estas dos estaciones son óptimas porque la piel está protegida por la ropa. Aun así, es primordial la aplicación de crema solar sea cual sea la estación, así se logrará una protección extra.

Para asegurar un resultado óptimo es necesario ir a un centro especializado que cuente con profesionales cualificados. Así, buscaremos siempre un experto en microdermoabrasión y otros tratamientos de estética y belleza que cuente con medios y conocimientos necesarios para este tratamiento específico. El profesional realizará un estudio detallado de la zona a tratar, así evitará riesgos que puedan surgir sin previo análisis.

¿Microdermoabrasión o dermoabrasión?

La dermoabrasión solo la puede aplicar un cirujano y es necesaria la anestesia. Es un tratamiento dermatológico más profundo que proporciona resultados notorios. Aun así, a diferencia de la microdermoabrasión, este tratamiento de cirugía conlleva unos tiempos de recuperación más largos y el coste es bastante más elevado. Por eso nació la microdermoabrasión, un tratamiento similar pero mucho más ligero y que permite la reducción de costes y riesgos.

Si estás interesado en formarte en tratamientos de estética y belleza, en Instituto DYN, podrás encontrar el Máster Experto en Tratamientos Faciales + Máster Experto en Tratamientos Corporales. Busca Opiniones de Esneca en Instituto DYN y matricúlate ya.

 

Fuente: INSTITUTO DYN
, , , , ,

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *