Un estudio reciente muestra que en España la alimentación de casi la mitad de los niños de basa en dulces y galletas industrializadas más de tres veces a la semana, mientras que el consumo de verduras, legumbres y peces es inferior al recomendado.

De acuerdo con un estudio realizado en España, el 44% de los niños españoles comen algún dulce industrializado más de tres veces a la semana.

El estudio fue realizado por el Instituto DKV de la Vida Saludable y por el Observatorio FAROS, del Hospital Sant Joan de Déu, en Barcelona (España). Para conocer los hábitos de alimentación y estilo de vida de los niños hasta los diez años, los investigadores realizaron cuestionarios a más de 2 mil padres y madres.

Además del consumo de dulces industrializados, como son los pasteles y las galletas, también se descubrió que el 43% de estos niños consumen alimentos con sal añadida y el 12,5% come caramelos más de tres veces a la semana.

Los investigadores quisieron conocer también cuál era la preocupación de los padres en relación al peso de los niños y sólo el 8,3 de éstos demostraron algún tipo de inquietud.

Los investigadores contrastaron esta cifra con los datos del estudio Aladino, que mostró que el 41% de los niños de entre 6 y 9 años se encontraba con sobrepeso. logo-funiber-2012

Si se compara el consumo de los tipos de alimentos, los resultados del estudio indican que las verduras, las hortalizas, los granos y el pescado se consumen por debajo de la media recomendada.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) resalta que un tercio de las muertes infantiles en el mundo está asociada a la carencia de vitaminas y minerales, y que el aumento de sobrepeso y la obesidad infantil puede indicar problemas de enfermedades crónicas.

Para una dieta saludable, la OMS recomienda el consumo de cinco porciones diarias de frutas y vegetales, que aumentan el peso de las fibras y disminuyen los riesgos de enfermedades.

El consumo de frutas y verduras frescas también ayuda a balancear el potasio, que disminuye los efectos negativos de la sal en el cuerpo.

Fuente: Funiber

 

, , ,

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *