El término psicomotricidad infantil puede serte familiar, sin embargo, para desentrañar cuál es su importancia ahondaremos más en el tema, prestándole particular importancia a la psicomotricidad temprana.

¿Qué es la psicomotricidad infantil?

Este aspecto del desarrollo del menor se engloba en lo que respecta a la parte motora del organismo: los movimientos y la gesticulación. Además, se encuentra centrado en la cognición, es decir, en todo lo perceptible por los sentidos y el entendimiento a partir de las ideas. En este respecto, las emociones juegan un papel central, desde una mirada psicológica, apuntando a la comprensión del niño.

La psicología ha estado trabajando con este concepto desde hace mucho tiempo y ha alcanzado conclusiones sobre la psicomotricidad en etapas tempranas de la niñez, considerándola fundamental.

¿Cuál es la importancia de desarrollar la psicomotricidad en los niños?

La psicomotricidad infantil viene a hacer referencia a un estado de salud del menor en relación al desarrollo de la adecuada movilidad, sin que aparezcan problemas motores, hasta la capacidad compresiva. En lo respectivo a esta última, hace principal hincapié en la aprehensión del niño frente a su entorno, por ejemplo, el aprendizaje del lenguaje.

El desarrollo temprano de la psicomotricidad del menor es crucial para facilitar todo el proceso de aprendizaje. Se ha comprobado que el niño que la ha estimulado adecuadamente posee mayores competencias que los demás. Ello también implica que se alcance una actitud crítica frente a la vida misma, es decir, ayuda a la capacidad de ampliar conocimientos, que lo incentivará a seguir aprendido de forma acelerada.

En lo respectivo al sistema motor, cabe destacar, al estimular el movimiento, lo que conseguimos es que el niño obtenga una mejor musculatura. De este modo, conseguiremos que el pequeño tome consciencia de su cuerpo, alcanzando mayor dominio de sus movimientos. Por ejemplo, manteniendo la espalda erguida y controlando la postura, logrará menos problemas físicos.

El dominio de su cuerpo posibilitará mayor facilidad para explorar su alrededor, lo que avivará su creatividad y su deseo de superación, por lo que buscará expresarse, facilitando así su comunicación con el resto de individuos.

En definitiva, el desarrollo psicomotriz temprano permite que el menor gane en autoestima y, cuando una persona cree en sí misma, resulte más sencillo que pueda enfrentarse a los obstáculos que se le presenten.

¿A quién va dirigida principalmente?

El progreso de la psicomotricidad está destinado, fundamentalmente, a todos los infantes sin distinción de género. La pedagogía y la psicología infantil centran este concepto en pequeños que presentaban problemas de desarrollo, sin embargo, en la actualidad, se ha comprobado que la estimulación de la motricidad y del aprendizaje a temprana edad posee múltiples beneficios.

El objetivo es permitir que tu hijo pueda valerse por sí mismo, facilitándole el aprendizaje autómata y la resolución de conflictos. Por eso, ha tomado importancia este término en los sistemas educativos actuales.

¿Cómo se desarrolla la psicomotricidad infantil y qué ejercicios son útiles?

Antes que nada, es necesario dividir tres áreas de desarrollo.

  1. Por un lado, estimular el movimiento es imprescindible. Con ello será posible utilizar el juego como una herramienta, ya que la actividad lúdica muestra lo sencillo que resulta enseñar a los pequeños y motivarlos. Los ejercicios que implican movimiento deben de ser sencillos y no pueden suponer un gran esfuerzo para el niño. Tan fácil como llevarle a caminar, hacer que baile, con el fin de que estimule un número mayor de músculos. Esto último se puede lograr utilizando algún juego o con su música favorita de dibujos animados.
  2. Por otro lado, podemos ayudarle a desarrollar el lenguaje y sus capacidades comunicativas de manera sencilla. En este respecto, debemos tener en cuenta también la expresión gesticular. Para ello, será necesario aprovechar la etapa infantil por el gusto de imitar que presenta el niño con respecto a los mayores. A través de la imitación conocerán la lengua materna, por lo que les facilitará el aprendizaje de segundas lenguas. Una buena idea es recurrir a dibujos animados en inglés o música en otros idiomas. para expandir los procesos cerebrales.
  3. En tercer lugar, es primordial encaminarle al mundo subjetivo, aumentando sus destrezas cognitivas. La subjetividad le ayudará al replanteamiento de problemas y a la búsqueda de soluciones. Mediante ella, además, incentivará su imaginación y creatividad, lo que le puede llevar, en un futuro, a aprender un oficio fácilmente. Aunque, aquí lo importante es el manejo de sus emociones y la forma de expresarlas. Mediante el arte, ya sea motivándole al dibujo, el teatro, la música, etc., lograremos este objetivo.

¿Cuáles son las etapas fundamentales de la psicomotricidad en niños?

En el área de la Psicología del Desarrollo encontramos a Piaget, una importante referencia de la psicología infantil. Para Piaget, los siete años de edad marcan el límite para un correcto desarrollo de la psicomotricidad. Teniendo en cuenta esto, encontramos distintas etapas imprescindibles:

  • Etapa de lactancia (hasta el primer año): en los primeros meses, el bebé muestra reflejos involuntarios, en el control de cabeza. También responden los dedos y aprenden a agarrando objetos. A los siete meses comienza a controlar el equilibrio postural, manteniéndose sentado. Cerca del año ya puede bailar y aplaudir; se le facilita ponerse de pie.
  • Primera infancia (de dos a tres años): desarrollo de la habilidad y equilibrio. Está capacitado para llevar el juego con un gran control de su cuerpo. Manipula objetos más complejos, como las tijeras. Busca autonomía para realizar acciones que él mismo elige. Alrededor del tercer año puede controlar sus esfínteres.
  • Segunda infancia (de cuatro a seis años): gran crecimiento óseo. Habilidades y destrezas psicomotrices aumentadas. El menor muestra mayor confianza en sí mismo. Mayor actividad creativa. Mejor adaptación y expresión emocional.

¿Qué profesional puede desarrollar la psicomotricidad infantil?

Los padres son la base más importante para el desarrollo psicomotriz del menor, muchos profesionales son de gran ayuda. Desde los educadores en los jardines de infancia, por su preparación pedagógica, hasta el apoyo de psicólogos y pedagogos.

Dentro de la medicina, el pediatra es el profesional que puede evaluar estos aspectos del desarrollo de tu hijo. Mientras que dentro del aula, los maestros tienen la capacidad de enseñarles a través, principalmente, del juego educativo.

La psicomotricidad infantil es un aspecto fundamental en la vida y el desarrollo de los niños, cada etapa de la infancia debe de estar incentivada.

Fuente: Instituto Europeo de Educación

, , , ,

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *