Una de las terapias más interesantes por ser soporte terapéutico en enfermedades físicas y psíquicas es la que gira en torno al caballo, la equinoterapia. Su objetivo consiste en mejorar la calidad de vida de aquellas personas que padecen una discapacidad.

 

Hoy en día, tanto en Cataluña como en España, la equinoterapia ha ganado reconocimiento generalizado por los beneficios que aporta para tratar determinadas patologías, discapacitados y distintos problemas de salud mental, por lo que cada vez son más los centros especializados y los particulares que se interesan por esta alternativa y que la incorporan en su programa terapéutico.

Sigue leyendo este post para saber más sobre esta terapia y para descubrir unos cuantos motivos para participar de esta gran terapia, ya sea como monitor o como tutor. Además, puedes conocer todos los efectos de la equinoterapia en personas discapacitadas.

¿En qué consiste la equinoterapia?

Históricamente, el caballo ha sido un animal polifacético, utilizado para múltiples propósitos según la época y la sociedad. Con el paso del tiempo hemos dejado de considerarlo una herramienta de trabajo y se ha aprendido a aprovechar su morfología para el tratamiento de diversas enfermedades.

Los distintos impulsos rítmicos que la práctica de la equitación emite desde el lomo del caballo hasta la cintura y la columna vertebral del jinete, trasladándose así a todo el cuerpo, provocan resultados muy satisfactorios en la evolución y recuperación de ciertos trastornos asociados al aparato motriz y muscular. Además, esta terapia funciona especialmente bien en el aspecto psicológico, muchos terapeutas consideran que el galopar del caballo funciona para restablecer la confianza en uno mismo, mientras que se trabaja el área psicoafectiva y la estimulación temprana. Por otro lado, se aprovecha la temperatura corporal del caballo, ya que la diferencia térmica ayuda a distender y relajar músculos y ligamentos.

Otro de los principios que destacan los terapeutas es la transmisión de un patrón locomotor equivalente al caminar. En este sentido, cabalgar a caballo permite trabajar con personas con imposibilidades para desplazarse, desarrollando nuevos vínculos entre el tronco y la cabeza.

¿Por qué ser monitor de equinoterapia?

Según los terapeutas, la terapia asistida con caballos entrega múltiples ventajas tanto físicas como psíquicas, sea ya en adultos o en menores. Si estas pensando en ser un acompañante o monitor para este tipo de terapias y actividades puedes consultar algunas de las recomendaciones que aquí te dejamos.

A continuación te resumimos algunos de los principales beneficios físicos que aporta este tipo de terapia:

  1. Ayuda a restablecer el equilibrio
  2. Mejora la postura
  3. Vigoriza la músculatura
  4. Acrecienta la coordinación neuromotora

A nivel psicológico ayuda a:

  • Elevar la autoestima y la confianza
  • Incentiva la atención, la concentración, la comunicación y el lenguaje
  • Favorecer el autocontrol
  • Fomentar el respeto por los animales y la naturaleza

Tipos de terapia ecuestre

Un monitor debe conocer los distintos tipos de modalidades que existen dentro de la propia equinoterapia. Cada una de ellas atienden a diferentes aspectos y se basa en las diversas posibilidades físicas y psíquicas de aquellos que acudan.

  • Hipoterapia

Este tipo de terapia asistida ecuestre se basa en ejercicios fisioterapéuticos sobre el caballo.

  • Equitación pedagógica

Consiste en la adaptación del paciente a la monta del caballo y se estimula la afectividad con el animal. Se involucra el entorno donde se practica y las personas que participan, ya sean los profesionales o familiares que acompañan al paciente.

  • Equitación adaptada

Es la equitación adaptada a las necesidades de la persona que va en el caballo. Por ejemplo, cuando se le hacen adaptaciones para que pueda subir al animal o mientras lo monta.

  • Volteo terapéutico

Consiste en realizar ejercicios encima del caballo. Favorece el equilibrio y la coordinación de las extremidades.

Fuente: Instituto Europeo de Educación

, , , , ,

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *