La relación que existe entre la actividad psíquica y las capacidades motrices del cuerpo es conocida como psicomotricidad. Esta disciplina aplica ejercicios dirigidos a desarrollar y mejorar la conexión entre las emociones y los movimientos corporales. En muchas escuelas se cuenta con talleres de psicomotricidad infantil.

Taller de psicomotricidad infantil

Es muy importante que se le dé valor a las actividades de coordinación entre lo psíquico y lo motriz a edades tempranas ya que favorecen directamente el crecimiento de los menores, no solo en lo respectivo a lo físico, sino fundamentalmente en el desarrollo psicológico, por ello los talleres que realizan ejercicios de este tipo son tan necesarios y ya muchos educadores comienzan a hablar de Psicología del Movimiento.

Ejercicios de psicomotricidad

Todos los ejercicios de este tipo tienen un elemento lúdico muy importante, por lo que es común que si se consulta a un niño lo primero que responda es que allí ellos se dedican a jugar. Este tipo de actividades incluyen el uso de pelotas, citas y otros objetos en interacción con otros niños, especialmente aplicados a menores de cinco años. A esta temprana edad los ayuda a asimilar, casi intuitivamente, ideas  como la percepción del espacio y del tiempo sin darse cuenta de ello, utilizando el juego como vehículo.

Beneficios de la psicomotricidad para niños

No hace falta reafirmar que los beneficios para los niños son muchos, ¡pero lo son!

En primer lugar, por el tipo de actividad física, los pequeños mejoran la forma en que dominan su cuerpo y sus movimientos, mejorando también el equilibrio.

Pero, fundamentalmente, la mayor utilidad de este tipo de ejercicios es el trabajo que realizan para mejorar la coordinación entre mente y cuerpo es el cerebro, particularmente en el aspecto cognitivo. Con estas actividades, se verá mejorada su expresión corporal y, en función a ello, los menores tendrán una mayor seguridad a la hora de expresar emociones, incrementando su capacidad para relacionar estas con conocimientos y movimientos. En definitiva, el mayor beneficio está en potenciar su creatividad y seu capacidad para socializar.

Requisitos que debe tener una guardería

Una escuela de párvulos, o guardería de nivel preescolar, es esencial contar con una serie de características básicas que aporten tranquilidad a las familias, para que madres, padres o tutores se fíen al cien por cien de tu profesionalidad. En algunos casos, es un proceso duro para los más allegados dejar a los niños y niñas en una guardería, sin embargo, es toda una aventura para muchos pequeños que se traduce en un proceso que enriquece su independencia, aprendizaje y socialización.

Una escuela infantil tiene que estar pensada siempre para los niños y para favorecer su aprendizaje. Tiene que ser un espacio adaptado para ellos, que permita al personal educativo una vigilancia fácil. Las características técnicas deben contribuir a que los niños desarrollen habilidades psicológicas, cognitivas y motrices. Ademas, estos espacios deben siempre estar adaptados teniendo en cuenta la seguridad de los menores y bebés. De ello hablaremos ahora.

Instalaciones generales

Los distintos espacios deben estar adaptados para que los niños muy pequeños y los bebes no corran riesgos a la hora de correr o gatear, por lo que sus zonas deben de ser amplias y contar con elementos que amortigüen posibles caídas, en este sentido será necesario tener suelos blandos, alfombrados o acolchonados. Además se deben tener en cuenta los desniveles y las áreas a las cuales no se les debe dar acceso, prestando especial cuidado a los enchufes para cubrirlos con protectores infantiles.

  • Control de accesos. Es central en la seguridad del lugar, controlar los accesos y delimitar los espacios en los que se debe prestar mayor atención preservar la integridad de los niños y protegerlos de elementos que puedan  causarles daños o provocar un accidente.
  • Equipamientos. Las unidades que componen una guardería, por fuera de su utilidad real, deben estar siempre adaptados a las destrezas y habilidades de los niños y cumplir alguna función específica para su desarrollo, a la vez que cumplir con las normativas vigentes, en linea con ello, nunca se permitirá la entrada desde el exterior de objetos que puedan suponer un riesgo para los niños.
  • Formación. Al estar al cuidado de menores, el personal de la escuela infantil debe recibir formación en prevención de riesgos, siendo los primeros auxilios lo más importante que deban conocer.
  • Emergencias. Los Plan de Autoprotección son requisito de obligatorio cumplimiento por las instituciones públicas, aunque a veces ocurra que no los cumplimentan. Este tipo de planes se debe diseñar contemplando las posibles emergencias que pueden ocurrir y debe contar con la participación de todo el personal del establecimiento y pensando en las características de los menores.
  • Vía pública. No solo la escuela deberá adaptarse, también el entorno deberá hacerlo a las necesidades de los niños y de sus familias. La señalización de los espacios públicos debe ser clara y visible para informar a los conductores que ronda la zona frecuentada por niños y actuar en consecuencia.
  • Evaluación y auditoría de riesgos infantiles. Una instalación segura y adaptada debe poder combinarse con la planificación del mantenimiento y con medidas concretas y eficaces que consigan evaluaciones de riesgo infantiles. Estas deben estar realizadas con la elaboración de informes con soluciones precisas en función de la prioridad del riesgo y siendo llevadas a cabo por profesionales.
  • Gestión del mantenimiento. La mayoría de accidentes en un jardín de infancia tienen como causa un nulo o ineficaz plan de mantenimiento. Si nos encargamos de una correcta evaluación de los factores más urgentes y de los posibles riesgos que puede haber será fácil atacar esos problemas poco a poco. Los jardines de infancia deben ser espacios donde se puedan desarrollar las habilidades motrices, cognitivas y psicológicas de los menores, evitando que se produzcan accidentes por la falta de previsión.

Fuente: FORMAINFANCIA 

Experto en primeros auxilios en centros educativos
FORMAINFANCIA EUROPEAN SCHOOL
380 €
Ver más
Técnico Experto en alimentación materno-infantil
FORMAINFANCIA EUROPEAN SCHOOL
380 €
Ver más
, , ,

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *