¿Qué es el comercio electrónico y cuáles son sus variantes?

Las empresas han adoptado el comercio electrónico como modelo de negocio por su crecimiento exponencial en los últimos años. Esto es así porque los usuarios han modificado sus formas de consumo gracias al internet. Por lo que cada vez más, utilizan esta vía para comprar, vender o hacer alguna transacción. ¿Te gustaría saber cómo funciona y cuáles son sus variantes? No te pierdas esta guía. Y si quieres ser un profesional en ventas, no te pierdas nuestro máster.

¿Qué es el comercio electrónico y para qué sirve?

Todos negocio que compra y vende productos o servicios a través de internet se considera comercio electrónico. También conocido como ecommerce, esto ha sido capaz de conectar tiendas de todo el mundo con clientes de otros lugares interesados en ellas.

Gracias a esta liberación del comercio, muchas empresas se han incursionado al universo online debido a la oportunidad que supone. Sin embargo, es importante que antes de hacer ventas por internet, las empresas optimicen adecuadamente sus páginas. De esta manera harán que sus clientes se sientan cómodos al comprar a través de su web.

Dicho término va más allá de su idea en general, ya que hay diferentes tipos de ecommerce. Estos se clasifican de acuerdo al entorno, los usuarios, características y ventajas. ¡Conozcamos estas variantes!

¿Cuáles son los tipos de comercio electrónico?

Debido a las necesidades del mercado, las técnicas utilizadas en los comercios electrónicos se modificaron para satisfacer a cada cliente. Esto originó 5 tipos de comercio que tienen las mismas características pero diferentes funciones. Estas son:

Comercio electrónico B2B

B2B significa business to business (negocio a negocio), es decir, el cambio comercial solo se realiza entre empresas que funcionan en internet. En este tipo no intervienen consumidores y tiene tres modalidades. Una es el mercado controlado que acepta vendedores en busca de compradores. La otra es el mercado en el que el comprador busca algún proveedor. La tercera es en donde se genera un acuerdo entre vendedores y compradores.

Para aplicar este tipo de comercio, debes contar con experiencia en el mercado. Así podrás reducir los errores, aumentar la eficiencia de venta y la relación comercial.

Ecommerce B2C

El business to consumer (negocio a consumidor), es el que más se usa. Esto es así porque se hace entre el negocio virtual y una persona interesada en comprar algo. Por lo que cuenta con varias ventajas comerciales. Por ejemplo, es más rápido y cómodo, ya que el usuario compra desde cualquier dispositivo electrónico. También, las ofertas y precios son constantes para la comodidad del cliente. Además, la atención se da por diferentes medios fáciles de controlar. Estos pueden ser chats, redes sociales, mails o video llamadas.

B2E: comercio electrónico

El nivel comercial business to employee (negocio a empleado), engloba las ofertas que la empresa ofrece a sus empleados en su tienda online. Estas pueden ser un incentivo para mejorar el desempeño laboral o generar competencia entre sus empleados.

Esto es un portal en donde se utilizan algunos recursos de la empresa. Así, el empleado puede realizar trámites internos en la red en cualquier momento, los cuales llegarán a manos del encargado.

C2C

Esta forma de comercio se usa cuando una persona ya no utiliza algún producto y quiere venderlo. Este tipo se conoce como consumer to consumer (consumidor a consumidor). 

Esto ha revolucionado las ventas de garaje tradicionales a ventas de segunda mano por internet. Así, se puede adquirir un producto a un precio accesible y darle nueva utilidad. Igualmente, se sigue el mismo proceso de compra del ecommerce normal.

Comercio G2C

El government to consumer (gobierno a consumidor), es cuando un gobierno, de cualquier nivel, permite que los ciudadanos realicen sus trámites en línea. Se considera un tipo de comercio, ya que se paga un trámite y se accede en cualquier momento. Algunas de las ventajas son:

  • Trámites más rápidos y seguros.
  • Respaldo electrónico.
  • Costos más bajos.

Podemos decir que estos tipos de comercio electrónico son los más usados día a día pero, no son los únicos. Ahora que ya sabes que el ecommerce va más allá de las tiendas online, podrás utilizarlo y aplicarlo en diversas situaciones.

¿Te pareció interesante este artículo? Puedes revisar toda la oferta formativa de la Escuela de Postgrado de Economía y Finanzas, o ponerte en contacto con Emagister y resuelve cualquier duda con nosotros.

Si eres ya un estudiante de este centro y quieres valorar tu experiencia, ¡deja tu opinión gracias a este formulario!

Consulta toda la oferta de cursos, carreras y postgrados en España y el extranjero

Deja un comentario