¿Qué es la carboxiterapia corporal y qué beneficios tiene?

Celulitis, ojeras, estrías… Algunos defectos de nuestro cuerpo se convierten en una obsesión tan grande, que se buscan todas las alternativas posibles para eliminarlos y buscar sentirnos mejor con nosotros mismos. En la actualidad, la medicina estética ofrece una gran variedad de tratamientos, entre los que destaca la carboxiterapia por ser uno de los más completos, ya que puede aplicarse tanto en el cuerpo como en el rostro. Hemos preparado un artículo entero hablando sobre el tema, así que quédate leyendo. 

Definición de carboxiterapia

Lo primero que cabe destacar es que la carboxiterapia es un tratamiento estético no invasivo, por lo que no requiere pasar por el quirófano. Su aplciación favorece la oxigenación de las células a través del dióxido de carbono (CO2), lo que ayuda al organismo a producir serotonina, catecolamina e histaminas que mejoran considerablemente la circulación sanguínea. ¿Por qué sucede esto? Simple: porque los tejidos subcutáneos se relajan y se produce una dilatación vascular.

Las aplicaciones de este tratamiento son varias. Actualmente se usa para tratar estrías, celulitis y grasa localizada a nivel corporal. En el caso del rostro, es muy efectivo combatiendo la flacidez de la piel, las arrugas y las ojeras. La carboxiterapia también se usa para tratar enfermedades relacionadas con la circulación sanguínea o la acumulación de grasa en las arterias.

Funcionamiento de la carboxiterapia

Este método estético se aplica por vía subcutánea, percutánea o intradérmica, usando una aguja muy fina, conectada a un equipo que controla la cantidad de flujo del dióxido de carbono y mantiene una presión constante durante la sesión. Una vez terminado el proceso, el esteticista masajea ligeramente la zona para facilitar la distribución del gas.

Cuando se inyecta el dióxido de carbono, una parte se adhiere a la grasa y el resto se disuelve en el torrente sanguíneo. Allí entra en contacto con la hemoglobina y genera oxígeno, que es lo que nos interesa, pues así incrementamos el riego sanguíneo de la zona en la que hemos aplicado el tratamiento.

¿Cuántas sesiones de carboxiterapia necesito para beneficiarme?

Esto ocurre en la mayoría de tratamientos estéticos: el número de sesiones dependerá de la zona y el estado en que se encuentre. Cada sesión tiene una duración de entre 20 minutos y una hora, siendo completamente ambulatoria. 

¿Tiene efectos secundarios?

Sí, pero mínimos. Quizá un ligero dolor, enrojecimiento o ardor, incluso un hematoma leve, pero desaparecerá en un par de días.

¿Existen contraindicaciones?

No es recomendable para pacientes diabéticos, oncológicos o que sufren de problemas renales. Tampoco en embarazadas o mujeres lactantes, así que lo más recomednable es consultar primero al médico de cabecera. 

¿Te pareció interesante este artículo? Puedes revisar toda la oferta formativa de INENKA BUSINESS SCHOOL, o ponerte en contacto con Emagister y resuelve cualquier duda con nosotros.

Si eres ya un estudiante de este centro y quieres valorar tu experiencia, ¡deja tu opinión gracias a este formulario!

Descubre toda la oferta formativa de INENKA BUSINESS SCHOOL

Deja un comentario