Si eres amante de la moda y tienes un gran sentido de la estética, puedes orientar tu pasión hacia el mundo profesional y crear un estilo de ropa propio que te permitirá reflejar tu individualidad y personalidad ante los demás y, a su vez, te dará una salida laboral. Lo mejor de todo es que siguiendo unos cuantos consejos sencillos puedes conseguirlo de manera fácil.

Consejos para crear tu estilo de ropa

Para empezar, el primer gran consejo que podemos darte se basa en renovar tu forma de pensar en cómo te vistes y en cómo eliges tus prendas. Una visión nueva pero a la vez coherente de lo que buscas será imprescindible para poder lanzarte al mundo de la moda.

La siguiente serie de trucos parten de esta base:

  • Recupera ropa de tu armario

Siempre está de moda lo retro, lo old school, las buenas prendas siempre están volviendo. Así que revisa tu armario, selecciona aquello que creías olvidado, pero que sigue ajustándose a ti. Claro que las prendas deben gustarte, pues el estilo debe ser muy personal: debes sentirte reflejado en ella.

  • Clasifica tu vestuario favorito

Una vez que tengas seleccionada tu ropa, revisa que es lo que más te gusta de ella, puede tratarse del estilo de mangasdel corte general, los adornos o los colores. Luego, haz una lista de estas características. Esta será la base que conformará tu estilo.

  • Buscar inspiración por todas las vías posibles

Para generar tus propias ideas, será realmente útil que repares en todo lo que hacen tus referentes, ellos serán tu inspiración. Podrás encontrar nuevas ideas, conceptos y diseños que te ayudarán a construir  tu estilo de ropa único.

Si te identificas con una celebridad, búscala en Internet y toma nota de lo que usa para combinar con su talla y su color de su piel. Pero no busques copiarla ni vestir como ella, debe ser una fuente de donde inspirarte, alguien que la verlo haga que de tu imaginación surjan nuevas ideas. Tu inspiración también puede venir asociada a un lugar, como una ciudad (ya sea en donde tu vives o una que frecuentes mucho), incluso espacios dentro de una ciudad como centros comerciales, museos, cualquier cosa que te influya, aprovéchalo. También puedes comparar lo que llevan las demás personas en esos espacios y anotar los estilismos que más te llamen la atención. Incluso puedes incorporar a tu repertorio de armario elementos de alguna subcultura urbana. Este tipo de corrientes sociales suelen crear estilismos propios para diferenciarse por su estilo de vida. Estas suelen ser grandes fuentes de inspiración para efectuar algunas combinaciones.

  • Pide consejo o ayuda siempre que lo necesites

Si encontrar inspiración no te está resultando muy fácil, o no te fías del todo de tu propio gusto, pide otra opinión. Un amigo o familiar que sepas que tiene buen gusto podrá indicarte si estás acertando con tus ideas, o señalarte aquellas prendas o estilos con los que te ves mejor. Si visitas tiendas de ropa por departamentos o boutiques, habla con el vendedor, él podrá ayudarte a crear ese estilo de ropa que buscas, aconsejándote con que te van a quedar bien.

Sea como sea, no debes dejar de pedir consejo. Normalmente, las personas que te conocen querrán que te sientas lo mejor posible al vestir. El objetivo de los empleados de una tienda es que encuentres la satisfacción con la ropa que adquieres. Entre unos y otros, acabarás encontrando ideas adecuadas.

  • Combina también los zapatos

Lo que te pongas en los pies puede ser determinante en tu conjunto. Tu estilo de ropa puede verse, incluso, determinado por el calzado con el que combines las otras prendas. Los zapatos que elijas deben ser cómodos, que puedas utilizarlos a menudo y deben darle una armonía a tu apariencia general.

  • No te resistas a comprar

No hace falta que vayas gastando mucho dinero de una vez para cambiar tu estilo de ropa. Pero no temas comprar algo cuando te guste. Cuando tengas la oportunidad, si descubres piezas o complementos que te llaman la atención, hazte con ellos. Poco a poco irás ampliando tu repertorio, y definiendo tu propio estilo. Puedes establecerte un calendario de compra, cada cierto número de semanas, por ejemplo. Compara precios acudiendo a distintas tiendas o buscando por Internet. Siempre habrá alguna oferta adecuada para lo que buscas.

Es mejor si acudes de compras en compañía de alguien de confianza. Así tendrás a quien te hable con sinceridad sobre la ropa que te quieres probar. Conseguirás una opinión externa que te ayudará a definir un estilo agradable. Si compras ropa fuera de temporada, ahorrarás en el diseño de tu conjunto.

  • Juega con los accesorios

Puedes realzar tu apariencia para todos los días utilizando diversos accesorios que le otorguen personalidad a tus prendas y te ayuden a construir tu estilo. Cinturones, cordones con colores para tus zapatos o zapatillas, todo sirve. Adornar las prendas que tienes es una gran opción de personalización, más si tienes habilidades para la costura, puedes añadir a tu vestuario detalles como bordados, cintas, cuentas de varios tipos y otros elementos.

Fuente: Escuela Des Art

, , , , ,
Consulta toda la oferta de cursos, carreras y postgrados en España y el extranjero

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *