Síndrome de abstinencia: todo lo que tienes que saber

Cuando hablamos de síndrome de abstinencia pensamos que las únicas personas que lo sufren son los adictos a las drogas, lo cierto es que no, cualquier persona puede sufrirlo y a continuación te contaremos por qué. Pero si lo que quieres es convertirte en un experto en este ámbito, te invitamos a formarte con un curso de Farmacología.

Máster en análisis clínicos en farmacia
ESCUELA INTERNACIONAL DE FARMACIA PASTEUR
480 €
Ver más

¿Qué es el síndrome de abstinencia?

En España se le conoce como “el mono”, se trata de una serie de reacciones fisiológicas y físicas que aparecen cuando una persona que sufre de alguna adicción, en este caso a alguna sustancia psicoactiva, deja de consumirla.

El cerebro está compuesto por células que permiten que los humanos obtengan placer al realizar determinadas actividades como: comer, beber o tener sexo. Las sustancias adictivas como el alcohol, tabaco, cocaína o cafeína; poseen compuestos semejantes que, además de producir placer, también aportan emociones de satisfacción…como el entusiasmo, la alegría y la euforia.

Cuanto más se consume, el deseo aumenta y progresivamente se convierte en un deseo patológico. Eso convierte a la persona en adicta sin darse cuenta, pues siempre está buscando la sustancia para sentir la misma sensación. En este punto, si se deja de consumir la sustancia, aparecen algunos síntomas desagradables.

Síntomas

Varían depende la adicción, la cantidad, el tiempo que lleva consumiéndolo y el organismo de cada individuo. Los efectos de la drogodependencia se producen en especial cuando su consumo es alto y dura semanas, meses o años. A continuación, damos a conocer algunos de los síntomas más frecuentes en función de la sustancia consumida:

  • Alcohol: temblores, insomnio, deshidratación, irritabilidad, sudoración excesiva, náuseas.
  • Tabaco (nicotina): ansiedad, irritabilidad, dolor de cabeza, problemas de concentración, insomnio, aumento del apetito y del sueño.
  • Ansiolíticos: debilidad, malestar general, insomnio, delirio, depresión.
  • Anfetaminas: cansancio constante, inquietud, alteraciones del apetito, humor depresivo, etc.
  • Barbitúricos: ansiedad general, insomnio, temblores, delirio y convulsiones.
  • Narcóticos: lagrimeo, irritabilidad, temblores, dolores de cabeza, respiración agitada, vómitos, diarrea, fiebre, calambres musculares, pérdida del apetito, entre otros.
  • Cocaína: depresión insomnio, cambios en el apetito, náuseas, letargia, hipersomnia, apatía.
  • Cannabis: insomnio, hiperactividad y disminución del apetito.
  • Inhalantes: insomnio, aumento del apetito, depresión, irritabilidad, entre otros.

¡Conoce toda la oferta formativa que ESCUELA INTERNACIONAL DE FARMACIA PASTEUR tiene disponible para ti!

Ponte en contacto con nuestro equipo de profesionales de Emagister y encuentra el curso perfecto para ti. O si ya eres estudiante de este centro, nos encantaría conocer tu experiencia. ¡Déjanos tus comentarios en este formulario!

Descubre toda la oferta formativa de ESCUELA INTERNACIONAL DE FARMACIA PASTEUR

Deja un comentario