El tratamiento de pareja es una intromisión psicológica cada vez más reiterada. Las relaciones de pareja son lazos complicados de manejar y de sostener a largo plazo. Pasados los primeros años, empiezan a surgir más discrepancias y problemas de cohabitación que se van acentuando con el tiempo.

Máster en psicología jurídica y penitenciaria & Máster en psicología criminal
Centro de Estudios de Psicología
1.800 €
Ver más
Máster en Mindfulness y Máster en Psicología Holística
Centro de Estudios de Psicología
1.800 €
Ver más

En los casos en que la relación se ha vuelto más frágil y se entra en un círculo negativo, el psicólogo permite la meditación, la empatía y el progreso de la comunicación entre ambas personas.

Pero, el gran interrogante es: ¿en qué punto se requiere este tipo de tratamiento? A continuación, en esta publicación, te explicaremos los apoyos que puede brindar un experto a las parejas cuando estas no pasan por un buen momento. ¿Te vienes?

Cuándo acudir al tratamiento de pareja

Normalmente, las parejas se tratan a los cinco o seis años de relación, cuando ésta ya está más rota.

El secreto es ir cuando ambos miembros se ponen de acuerdo en ir al tratamiento de pareja. Si uno de ellos quiere recobrar la unión y otro quiere perderla, no sirve absolutamente de nada. Una relación es 50 y 50. Así que si se busca un progreso, ambos deben centrarse en semejante finalidad.

Por otro lado, para solucionar los problemas de pareja el impulsor básico es la franqueza. Si se quiere arreglar un problema, es capital poder expresarse libremente. Hay que afirmar lo que realmente se piensa y honrar así como respetar, el punto de vista de la otra persona.

La asistencia de un psicólogo en las parejas puede acometerse en los contextos que te explicamos a continuación:

  • En crisis pasajeras: si la pareja pasa un mal período a causa de alguna situación en concreto como una fase de mala economía o la muerte de un ser querido.
  • Cuando la comunicación es errónea: muchas parejas no se comunican bien y, esto, acaba desembocando en distintas disputas que podrían evitarse. 
  • Cuando no se atiende a la intimidad: el tratamiento de pareja también en los casos en que la relación amorosa está un tanto desgastada. Los agasajos, las miradas y otros símbolos de afecto se van olvidando con el tiempo, y es imprescindible saberlos recobrar y desarrollar.
  • Por la falta de empatía con el otro: hay que honrar los atributos de la persona y dejar de centrarse en lo que le gustaría a uno cambiar del otro.

Los beneficios de acudir a un psicólogo 

Según confirma la American Association for Marriage and Family Therapists (AMFT), tres de cada cuatro parejas que acuden a terapia reconocen una mejora en su relación.

A grandes trazos, estas son algunas mejoras que fomenta un psicólogo mediante la terapia de pareja:

  • Aumentan las destrezas comunicativas.
  • Se desarrollan posiciones y acciones que ayudan la parte íntima en la relación.
  • Se obtiene un progreso a nivel individual. Por ejemplo, si se sabe escuchar a la pareja y comprender su opinión, también existirá un mayor entendimiento entre ellos mismos.
  • Se consiguen nuevos métodos y alternativas para fortalecer el enlace: esto hará que se goce más de la intimidad y/o se recupere la credulidad.
  • Mayor encaje a los cambios que puedan aparecer durante períodos de tiempo determinados.

Estas ventajas cimientan relaciones más fuertes y promueven la sensación de totalidad e integridad en las parejas.

¿Ya has encontrado lo que buscabas en Emagister? ¡Si tienes dudas, te ayudamos!

Máster en psicología jurídica y penitenciaria & Máster en psicología criminal
Centro de Estudios de Psicología
1.800 €
Ver más
Máster en Mindfulness y Máster en Psicología Holística
Centro de Estudios de Psicología
1.800 €
Ver más
, , , ,
Consulta los cursos de Centro de Estudios de Psicología

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *