Sobrepasas los 50 años y tienes más de veinte de experiencia en el sector en el que trabajabas hasta hace dos días. Desafortunadamente, la empresa para la que prestabas tus servicios decide prescindir de ti,  como tantas otras empresas que deben hacer recortes, y tú, como tantos otros que se han quedado desempleados en un mal momento.

Hoy en día buscar trabajo es complicado, para jóvenes y no tan jóvenes. Pero eso no significa que sea imposible. El primer consejo es no perder la confianza en uno mismo y a partir de ahí, abrirse a las diferentes posibilidades que se nos ofrezcan. No prestes demasiada atención a las estadísticas que pretenden derrumbar la moral de todo desempleado. Permítete el tiempo justo para descansar, ver las cosas con perspectiva y comprender que aún tienes la energía para seguir trabajando.

Doblaje
CES. Escuela Superior de Imagen y Sonido
2001-3000 €
Ver más

Sigue leyendo los siguientes consejos que te ofrecemos y céntrate en hacer tus mejores esfuerzos por conseguir un nuevo reto profesional.

Estrategias para encontrar un trabajo pasados los 50

  • Mejora tus habilidades en el uso de las nuevas tecnologías. Hoy en día se hace prácticamente imprescindible saber usar un ordenador, empieza desde lo más básico con la mecanografía y hazte experto en ofimática. Si ya vienes de vuelta con estos temas, aprende programación y prueba suerte en el mundo de las app.
  • Ábrete a nuevos mercados. Buscar trabajo a los 50 no tiene por qué significar buscar un reemplazo en lo mismo que has estado haciendo durante los últimos veinte años. Recíclate, analiza tus conocimientos y la experiencia que ya posees y estudia en qué otros campos puedes aplicarlos.
  • Amplía tu red de contactos. La gente que te rodea debe saber que estás en búsqueda activa de empleo, pero no te limites a ellos. Si tienes tiempo, busca una causa por la que hacer voluntariado o apúntate a alguna asociación. En definitiva, se trata de extender las posibilidades en tu búsqueda a la vez que sigues desarrollando tus habilidades. Además, al mantenerte activo rellenarás ese temido hueco temporal en el currículum.
  • Explora el networking online. Desde LinkedIn, pasando por Facebook, Twitter y aterrizando en los blogs, Internet ofrece un mundo de posibilidades para estar conectados con otros profesionales y miles de empresas que buscan gente dispuesta a asumir nuevos retos. Aprende a usar WordPress y empieza a hacerte una marca digital.
  • Emprende junto a un joven. Nunca es tarde para hacer realidad aquel proyecto que siempre quisiste hacer, y recuerda que no estás solo en el exigente camino de la búsqueda de empleo. Forma un tándem senior-junior, hay mucha gente joven con mucho talento y energía, tú pones la serenidad y la experiencia.
  • Ponte en forma. Buscar empleo es un trabajo en sí mismo y puede resultar agotador. No olvides aquello del «mens sana in corpore sano», haz ejercicio para equilibrar la balanza, física y mental.
  • Sé flexible. No te cierres exclusivamente a lo que ya sabes del mundo porque el mundo cambia cada día, de manera exponencial. Solo los que son capaces de adaptarse a esos cambios y se mantienen constantes en su búsqueda lograrán lo que se propongan.

Técnico Superior en Integración Social
Implika
A consultar
Ver más
Técnico en Tanatopraxia y Tanatoestética
I.C. CENTRO DE ESTUDIOS
A consultar
Ver más
, ,

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *