El mobbing es una palabra que se ha puesto de moda en el ámbito laboral. Y es que este término describe el acoso moral que reciben algunos trabajadores en sus jornadas laborales. Se refiere a todo comportamiento que atente contra la dignidad de uno o más trabajadores y que se ejerza de forma continua.

Es, por tanto, una forma de acoso psicológico que cada vez está siendo más común en determinados sectores laborales. Sigue leyendo este post, porque hoy te explicamos más cosas sobre el mobbing.

Máster en Derecho Medioambiental con Prácticas Garantizadas
ESCUELA DE CIENCIAS JURÍDICAS
1.800 €
Ver más

Cómo identificar el mobbing

Para hablar de mobbing, primero se deben dar ciertas acciones simultáneas. Es decir, si alguna de estas falla, ya no se considera acoso moral. Cabe destacar que el poder directivo que ejerce el empresario y que solo afecta a derechos laborales no se consideran acoso psicológico.

Las conductas que te ayudarán a identificar el mobbing son las siguientes:

  • Aislar a la víctima del resto de empleados. Esto impedirá que pueda comunicarse adecuadamente con su entorno.
  • Obstaculizar la vinculación de la víctima con la empresa. Así como no dirigirle la palabra o ignorarle deliberadamente.
  • Desprestigiar la reputación personal y profesional de la víctima. Esto es, ridiculizarlo, criticar su forma de vestir o ideales, encomendarle trabajos absurdos o limitar su crecimiento profesional.
  • Provocar efectos negativos en la salud mental o física de un empleado. Por ejemplo, mediante amenazas.

Los ejes centrales de este tipo de acoso moral son, por tanto, tres:

  • Que las conductas se produzcan de forma continua.
  • Que se lleven a cabo por parte de miembros de una empresa.
  • Que sucedan en el lugar de trabajo.

Las consecuencias del acoso moral 

El resultado de este hostigamiento se traduce en consecuencias que pueden afectar gravemente a la salud física y psicológica. Por este motivo, es muy importante saber identificar las señales para poder, así, tratarlo a tiempo. Algunas de ellas pueden llegar a influir gravemente sobre la persona.

Físicamente encontramos consecuencias que pueden provocar los siguientes trastornos:

  • Cardiovasculares: arritmias o hipertensión.
  • Musculares: temblores o dolores lumbares.
  • Respiratorios: hiperventilación o sensación de ahogo.
  • Gastrointestinales: náuseas o sequedad de boca.

A nivel psicológico, estas son algunas de las afectaciones:

  • Ansiedad y estrés.
  • Depresión.
  • Insomnio.
  • Falta de concentración y memoria.
  • Inseguridad personal.

Qué hacer ante un caso de acoso moral en el trabajo

La víctima puede recurrir a distintas medidas legales. Ya sea por vía penal o laboral, existe un proceso previo para hacer frente a este tipo de situación:

  • Obtener pruebas: es muy importante que la víctima guarde todo tipo de pruebas, ya que posteriormente le servirán para demostrar su causa.  Pueden ser correos electrónicos o mensajes, así como anotaciones sobre altercados diarios.
  • Acudir al médico: En caso de que la víctima padezca ansiedad u otro tipo de trastorno derivado del acoso moral, se recomienda recurrir al médico de cabecera para un diagnóstico. El informe médico y la baja laboral serán otras pruebas demostrables.Resultado de imagen de escuela de ciencias juridicas logo
  • Tomar medidas legales: La víctima puede recurrir a organismos sindicales o profesionales que le ayudarán y guiarán durante el proceso legal. Los abogados laborales, por ejemplo, se encargan de acompañar, asesorar y defender al trabajador a lo largo del procedimiento.

Fuente: Escuela de Ciencias Jurídicas 

, , , , ,

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *