“Con la poca experiencia laboral que tengo, quién quieres que me contrate? Si eres joven y todavía no has conseguido un trabajo estable, es posible que alguna vez te hayan invadido pensamientos negativos. Y es que cuando nunca hemos tenido empleo, la inserción parece un reto casi imposible: empezando por la posibilidad de destacar entre los candidatos con recorrido. Sin embargo, la juventud y el margen para aprender suman más que de lo que parece. En este sentido, debemos abandonar los miedos y esforzarnos por preparar un currículum que resalte nuestras cualidades al máximo.

Pero, ¿cómo presentarnos ante un jefe de personal si no tenemos experiencia? Para empezar, teniendo en cuenta que el recorrido profesional previo no es lo único que se valora. Por ejemplo, una persona puede haber ejercido durante 10 años pero mostrarse desmotivada y sin ganas de aprender. Así pues, conviene resaltar nuestros puntos fuertes, como la trayectoria académica o los conocimientos de idiomas. En una sociedad cada vez más competitiva, los responsables de Recursos Humanos buscan jóvenes con ganas de destacar y, sobre todo, con capacidad para defender su candidatura. En tres palabras: atrevimiento, seguridad y originalidad. A continuación, te presentamos 5 consejos para  diseñar un currículum atractivo sin experiencia. Olvida los prejuicios y confía en tus posibilidades. ¡Tú puedes!

5 tips para destacar con un currículum sin experiencia laboral

  1. Adecua el CV al puesto de trabajo. Aunque no hayas trabajado nunca en una posición similar a la que quieres, intenta demostrar a la empresa que estás preparado para ello. ¿Cómo? Exponiendo tus intereses, objetivos y habilidades profesionales. Es importante que expliques por qué crees que puedes encajar en la empresa.
  2. Incluye los datos académicos relevantes. Si dispones de un título académico o estás cursando una formación, hazlo constar en el currículum. Puedes incluir, también, los seminarios y cursos relacionados con el sector. Evita hablar de formaciones breves poco vinculadas al trabajo.
  3. Remarca tus puntos fuertes en idiomas e informática. ¿Tienes algún certificado de idiomas o de conocimientos informáticos? Pues informa a la empresa enseguida. Este tipo de competencias están muy buscadas actualmente y se convierten en un caramelo para cualquier jefe de personal. Diferencia entre el nivel oral y el nivel escrito en idiomas y entre el nivel de usuario y el nivel avanzado en informática.
  4. Ten en cuenta las estancias en el extranjero. Haberse formado en el extranjero (aunque sea por poco tiempo) demuestra interés por prosperar y conocer otras culturas. Específica dónde estuviste y cuánto duró la experiencia. Si has gozado de alguna beca, puede jugar a tu favor.
  5. Explica la experiencia en otros sectores. ¿Has trabajado en sectores que no tienen nada que ver con la oferta que te interesa? Pues piénsalo dos veces antes de omitir esta información. Si el empleo (o la colaboración) ha sido largo y sostenido en el tiempo, es importante que lo incluyas. En cambio, debes suprimir las faenas puntuales. Por ejemplo, trabajar de camarero un fin de semana.

Master en Dirección Estratégica en Marketing
Fundación Universitaria Iberoamericana (FUNIBER)
Precio a consultar
Ver más
, , , ,

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *