El pescado es una opción que siempre va bien en cualquier ocasión, sin embargo, muchas veces no tenemos claro qué receta preparar para sorprender a nuestros comensales. Las salsas son el acompañamiento ideal para un buen pescado, por ello, en este post te contaremos cómo preparar las mejores salsas para pescado para que tu plato sea el mejor.

Salsa de aguacate

El aguacate es uno de los ingredientes que no puede faltar en la cocina. Las recetas que se pueden preparar con aguacate son casi infinitas… ensaladas, guacamole, platos fuertes, etc., y como acompañamiento para pescados es ideal. La salsa de aguacate es deliciosa y además muy versátil; así que, a continuación, te explicamos cómo prepararla:

Para esta preparación necesitarás, además del aguacate, un pimiento verde, zumo de limón y agua con gas. Si tienes una batidora y un colador, sería perfecto.

Lo primero que debes hacer es quitarle la cáscara y el hueso al aguacate y ponerlo en un recipiente. Continúa picando bien el pimiento para luego agregarlo al aguacate; a esto le añades sal al gusto, el zumo de limón y un chorrito de agua con gas. Una vez todos los ingredientes se encuentran en el recipiente los debes triturar y mezclar muy bien.

Finalmente, cuando la textura de la mezcla sea suave y homogénea, la pasas por el colador, ¡y listo! Tendrás la mejor salsa de aguacate para acompañar un delicioso filete de salmón.

Salsa holandesa

Esta es una de las salsas clásicas para los pescados, así que, con esta preparación irás a la fija. El procedimiento para esta receta requiere de tiempo y algo de cuidado, pero ten la seguridad de que valdrá la pena.

Para la receta necesitarás mantequilla, zumo de limón, yemas de huevo, vino blanco, un poco de sal, pimienta y agua fría.

El primer paso será añadir 300 gr de mantequilla a una olla; la debes poner a derretir a fuego lento y sin remover; 20 minutos después podrás ver que la grasa se ha separado del suero, así que debes recuperar esta grasa y reservarla en otra olla para preparar la salsa.

Posteriormente, lleva el agua y el vino blanco al fuego hasta que reduzca a la mitad. Deja que enfríe y agrega dos yemas de huevo al agua y al vino; luego incorpora un chorrito de zumo de limón.

Ahora, debes llevar el recipiente con esta mezcla al baño María, aproximadamente a unos 55°C mientras bates las yemas de los huevos; si bates suave pero constantemente, la salsa no se cortará… así que ten paciencia al mezclar.

En el momento en que veas que tu mezcla va quedando espumosa, puedes comenzar a agregar poco a poco la mantequilla que tenías reservada. Recuerda que el truco para que no se corte la salsa está en no dejar de batir la mezcla.

Finalmente, añádele sal y pimienta al gusto, y un poco más de zumo de limón mientras bates un poco más… y a disfrutar de una deliciosa salsa holandesa.

Si quieres conocer toda la oferta formativa que la Escuela de Turismo & Gastronomía de los Pirineos tiene disponible para ti, no dudes en contactar a uno de los profesionales de Emagister que con gusto te ayudará a encontrar el curso ideal para ti.

Si ya formas parte del grupo de estudiantes de este centro, comparte tu experiencia con otros alumnos en este formulario, y ayúdales a tomar su decisión.

, , ,
Descubre la oferta educativa de la ESCUELA DE TURISMO & GASTRONOMÍA DE LOS PIRINEOS

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *