Que los idiomas abren puertas, especialmente en el ámbito profesional, no es nada nuevo. Todos estamos de acuerdo en que conocer varias lenguas nos enriquece personal y culturalmente, además de darnos acceso a un abanico más amplio de conocimientos y de brindarnos más oportunidades laborales.

Hasta ahora el debate giraba en torno a cuándo y cómo aprender estas lenguas para que no interfiriese en el proceso de aprendizaje, sobre todo, de los niños. La cuestión era: bilingüismo, ¿una ventaja o un problema?

Te ofrecemos la información más actualizada respecto de esta cuestión.

Las investigaciones realizadas hasta los años sesenta mostraban que los niños bilingües podían tardar más en adquirir la capacidad de lenguaje, pero estas creencias han quedado atrás. Al contrario, según la psicóloga y profesora de la Universidad de York en Toronto (Canadá), Ellen Bialystok, la importancia de aprender un segundo idioma y de hacerlo a una edad temprana radica en «la facilidad que los niños tienen para absorber y asimilar información».

Sin embargo, apunta Albert Costa, coordinador del grupo de Investigación en Producción del Habla y Bilingüismo de la Universidad Pompeu Fabra (Barcelona), integrado dentro del proyecto Brainglot de Bilingüismo y Neurociencia Cognitiva, parece cierto que a las personas bilingües les cuesta más encontrar la palabra exacta para expresar aquello que quieren decir y recurren más a menudo al «lo tengo en la punta de la lengua». Teniendo en cuenta que cambian constantemente de idioma, parece normal. Incluso, puede que posean un vocabulario menos extenso en cada una de las lenguas, aunque si suman ambos idiomas, ganan por goleada al monolingüe.

Por lo demás, ser bilingüe es puramente beneficioso:

1 – Capacidad de adaptación e integración en el entorno. El bilingüismo mejora la función ejecutiva del cerebro, de modo que la mente de las personas bilingües es más flexible, más eficiente a la hora de planificar y más ágil en la búsqueda de soluciones, concluye la profesora y logopeda de la Universidad de Washington (Estados Unidos), Patricia K. Kuhl. Eso contribuye a una mejor comunicación y una mayor integración en el mundo global en el que vivimos.

2 – Atención selectiva y capacidad multitarea. Al tener que alternar dos lenguas, las personas bilingües desarrollan una mayor habilidad para escuchar y entender. Tienen más facilidad para concentrarse en las cosas más importantes y descartar lo que es irrelevante, de modo que pueden procesar varias tareas al mismo tiempo y cambiar de una a otra con mayor desenvoltura.

3 – Creatividad. Los niños bilingües suelen ser más creativos y plantean y resuelven mejor los problemas complejos, ya que tienen que descifrar más información y eso les obliga a utilizar constantemente los recursos que poseen en ambos idiomas.

4 – Facilidad para aprender nuevos idiomas. Utilizar dos lenguas al mismo tiempo es un entrenamiento para la mente de los niños y los ayuda a programar los circuitos cerebrales para que les sea más fácil aprender nuevos idiomas en un futuro.

5 – Menos riesgo de desarrollar Alzheimer. Aprender dos lenguas simultáneamente tiene un impacto positivo en el cerebro y en la salud mental porque crea una importante reserva cognitiva que mejora el pronóstico de las enfermedades degenerativas. Este beneficio lo defienden los profesores Jared Diamond, investigador de multilingüismo de la Universidad de California y Matt Davis de la Universidad de Cambridge. Estudios realizados en Canadá también han puesto de manifiesto que el bilingüismo puede llegar a retrasar cuatro años la enfermedad de Alzheimer.

En definitiva, el cerebro del niño bilingüe tiene una organización totalmente diferente a la del monolingüe, preparado para tener que memorizar mucha más información, además de organizarla de una forma más eficiente, para poder acceder a ella rápidamente y sin ningún esfuerzo.

A todas estas ventajas se suma el gran privilegio de tener acceso a dos culturas diferentes, que evidentemente enriquece la educación del niño en todas sus vertientes: literatura, historia, tradiciones.

Máster en Educación, Tecnologías e Innovación (en proceso de verificación a Máster Universitario)
Universidad Internacional de Valencia (VIU)
A consultar
Ver más
Grado en Maestro en Educación Infantil
Universidad Católica de Ávila.
6001-7000 €
Ver más
, , , , , ,

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *