Claves para detectar el TDA durante la infancia

El TDA o déficit de atención, es uno de los trastornos más comunes hoy en día. La falta de atención, como su nombre lo indica, es su característica principal, aunque no la única. El TDA tiene un origen neurobiológico que también produce síntomas como la hiperactividad o la impulsividad infantil. Así que, en el artículo de hoy hablaremos acerca de esta alteración neurológica que afecta cada vez a más niños. 

Cómo detectar los principales síntomas del TDA 

El TDA suele manifestarse en los niños en cualquier entorno, bien sea en la casa o en la escuela. De no ponerle la atención suficiente, puede llegar a afectar seriamente la vida personal, social y académica del niño. 

Por ello, a continuación, te contamos cuáles son las señales que pueden evidenciar la presencia de este trastorno: 

  • Dificultad para mantener la atención. 
  • Falta de enfoque. 
  • Facilidad para distraerse. 
  • Olvido de cosas constantemente. 
  • Desempeño lento al realizar tareas motrices y cognitivas. 

La importancia de un diagnóstico temprano del TDA 

En el momento en el que los niños comienzan su vida escolar, es muy normal que se produzcan cambios relevantes con respecto a la atención y el control sobre sí mismos. Por lo general, es precisamente en la escuela en donde es más fácil identificar si el niño está sufriendo TDA. 

De cualquier manera, es fundamental estar atentos a los cambios en el niño para facilitar una evaluación médica y psicológica temprana, de manera que se pueda realizar un diagnóstico preciso en la etapa de crecimiento del niño. 

Es importante tener en cuenta que la situación del niño puede complicarse debido a ciertos factores que mencionaremos a continuación: 

  • Fracaso escolar 
  • Educación severa o muy permisiva 
  • Diagnóstico retardado 
  • Ambiente familiar inadecuado 
  • Antecedentes familiares relacionados con el TDA 

Medidas que se pueden adoptar para mejorar los síntomas del TDA 

Un buen ambiente familiar es fundamental para el crecimiento del niño, de la misma manera que el ambiente escolar. Por ello, es importante trabajar los siguientes aspectos: 

  • Psicológico: permite mejorar la conducta del niño a través del entrenamiento de sus habilidades sociales. 
  • Psicopedagógico: se enfoca en desarrollar las habilidades gráficas y de lectura en el niño. 
  • Farmacológico: según la prescripción y el seguimiento médico. 
  • Neuropsicológico: se trata de la estimulación de las habilidades cognitivas del niño a través actividades y juegos como el ajedrez. 
  • Técnicas alternativas: son terapias de estimulación auditiva. 

Cabe resaltar que, es fundamental que los familiares del niño se instruyan acerca del TDA. Por ejemplo, una buena opción es asistir a terapias de grupo y conferencias.  

En el ambiente escolar, sería de gran ayuda si los profesores reciben formación especial acerca del trastorno de déficit de atención. 

En conclusión, se puede decir que la detección temprana del TDA es fundamental para poder aplicar un tratamiento adecuado que le permita al niño mejorar su calidad de vida.  

¿Quieres conocer toda la oferta formativa del Instituto Europeo De Educación

Si es así, no dudes en contactar a Emagister para que uno de nuestros profesionales te brinde toda la información que requieras. O si ya perteneces a la comunidad de estudiantes de este centro, comparte tu experiencia con nosotros en este formulario y deja que nuevos estudiantes conozcan tus opiniones. 

Descubre toda la oferta formativa del Instituto Europeo De Educación

Deja un comentario